ACEQUIA DEL ALBARICOQUE Conocida también como Acequia de la Estrella

CAMINO ACEQUIA DEL ALBARICOQUE

CAMINO ACEQUIA DEL ALBARICOQUE

Hace un tiempo, cuando escribimos sobre el Yacimiento arqueológico del Cerro de la Encina, nombramos de pasada, que para ir a dicho emplazamiento había que ir por la acequia del Albaricoque. Hoy en nuestra estrenada sección de “preguntas y respuestas de Granada”, nos han propuesto que contemos la historia de esta antigua acequia. 

La acequia del Albaricoque.

La acequia del Albaricoque o Alta, tiene sus orígenes durante la dominación musulmana, y la posterior expulsión de los moriscos, en el siglo XVI. 

La distribución de las aguas del río Monachil, para regar las huertas se sigue haciendo de manera tradicional, ajustándose a las cos­tumbres recogidas en el Apeo de Loaysa, de 1573.

El caudal del río Monachil se divide en 11 partes. Para conseguir este reparto, el cauce del río se intercepta en el pueblo de Monachil, conduciendo todas las aguas por una misma acequia, hasta el partidor del Molino de la Jaca. Allí el caudal se divide en dos mitades, una por cada orilla del río. 

De la orilla derecha, toman sus aguas las acequias del Albaricoque y la Estrella, mientras que por la izquierda, lo hacen la acequia Gorda y la Genital.

Las acequias de la orilla derecha riegan Huétor Vega, una pequeña parte de las tierras de Cájar y pasan a tierras de Granada.

Distribución de las aguas del río Monachil:

  • 4,5 partes para la acequia Gorda de La Zubia. 
  • 1 parte para la acequia del Genital o Guinatal. 
  • 1 parte para la acequia del Albaricoque o Alta.
  • 4,5 partes a la acequia Estrella y derivados.
CAMINO ACEQUIA DEL ALBARICOQUE 2

CAMINO ACEQUIA DEL ALBARICOQUE

Recorrer la Acequia del Albaricoque, es uno de esos paseos que podemos hacer en familia, durante casi todo el año, especialmente en primavera, otoño y verano. También en invierno es muy transitada esta ruta. Sin embargo, hay que tener cuidado en las jornadas gélidas, pues la temperatura en torno a la acequia, baja unos grados en relación con los cerros cercanos, y se forman resbaladizas placas de hielo.

Las aguas de la acequia crean un corredor verde que va desde el pueblo de Monachil hasta Huétor Vega. Antiguamente, estas aguas entraban en la ciudad de Granada, regando entre otros puntos, los jardines de Quinta Alegre antes de unirse a las aguas del río Genil 

La Acequia del Albaricoque se puede recorrer caminando desde Monachil hasta Huétor Vega, extraordinariamente bien los 3 primeros kilómetros, ideal para todas las edades y condiciones físicas. Mientras que desde la Cuesta las Cabras hasta el pueblo de Huétor, la senda desaparece en varios puntos, y hay que caminar por el mismo pretil de la acequia, siendo un tramo poco aconsejable para ir con niños.

En la mayor parte del recorrido, encontraremos un ecosistema de ribera, con predominio de sauces, álamos y almeces, que dan un colorido asombroso, y refrescantes sombras.

Este paseo por el Valle de Monachil, no es solo una agradable senda para transitarla, al cobijo de los árboles, sino que también cuenta con enclaves históricos. El más destacado, es el Yacimiento del Cerro de la Encina, donde todavía se conservan los restos de una primitiva fortaleza de hace cuatro mil años. Pero también hay otros puntos de interés. Aquí se asentaron más de media docena de molinos, que tomaban como energía para mover su maquinaria, la fuerza del cauce de la acequia. Cerca de los molinos, se fabricaban saltos de agua artificiales. Esto se hacia para aumentar la fuerza del agua antes de entrar en el molino. Todavía perduran algunos de estos saltos.

ACEQUIA DEL ALBARICOQUE - CERRO DE LA ENCINA

ACEQUIA DEL ALBARICOQUE – CERRO DE LA ENCINA

La Acequia y por lo tanto, nuestro punto de partida, se encuentra en el casco urbano de Monachil, concretamente en la calle del Albaricoque, lugar donde la acequia toma el agua del cauce del río Monachil. En este punto se encontraba el molino de la Acecolilla, pero una crecida del río la arrasó y ya no queda nada del molino. 

El camino, al borde de la misma acequia, va en un suave descenso permanente, rodeado de grandes álamos. 

Tras haber caminado algo más de un kilómetro nos encontramos con lo que fue otro de los molinos harineros, era conocido como Las Provincias, y estaba muy cerca del tercer molino, el de San Pedro, hoy convertido en escuela de equitación. 

La acequia del Albaricoque, una vez que llega al cortijo de Los Olivares, donde se encuentra el yacimiento arqueológico, se divide en dos: Una parte del agua transcurre por la Acecolilla (diminutivo de acequia) y la otra, que discurre dirección Huétor seguirá llamándose El Albaricoque. Un poco más adelante se encuentran las bodegas de “Pilongo” y seguidamente otro molino el “Molino Lisboa”, también desaparecido.

El quinto molino era “el de Papel”, hoy convertido en casa particular, pero conserva el salto de agua. 

Un poco más adelante, y ya cerca del pueblo de Huétor, encontramos la Cuesta las Cabras y el camino de los Parapantes, por esta zona la senda se pierde. 

El agua de la acequia del Albaricoque sigue avanzando hasta el próximo molino, el molino de los Martínez, el cual sigue funcionando, elaborando las harinas de los panaderos de Huétor. Ya en en esta localidad, podemos seguir la senda del agua hasta llegar al Carmen de San Rafael, propiedad del Ayuntamiento y casa de la cultura y biblioteca.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *