• Síguenos

ALCAZABA DE BAZA En grave peligro de desaparecer

CLAUSTRO  ANTIGUO CONVENTO DE SAN FRANCISCO - EN LA ALCAZABA DE BAZA

CLAUSTRO ANTIGUO CONVENTO DE SAN FRANCISCO – EN LA ALCAZABA DE BAZA

Hablar de la Alcazaba de Baza manteniendo la compostura, sin soltar improperios a los políticos de uno y otro bando, os aseguro que no es fácil, pues esta fortaleza nazarí ha sufrido a lo largo de su historia un maltrato continuo y constante por parte de los gobernantes, que no le han dado respiro alguno al monumento. Aun así, queremos que conozcas un poco de su historia y que te vuelvas a enamorar del rico patrimonio bastetano.

El recorrido de la cultura Andalusí en Baza va desde el año 713 hasta el 4 de diciembre de 1489, momento en que las tropas castellanas toman la ciudad. Al igual que otras grandes ciudades islámicas, Baza también estaba fortificada. El hecho de que no haya referencias escritas sobre su construcción hace difícil datar sus inicios. Las primeras referencias cuentan que a finales del siglo IX, Sawwār b. Ḥamdūn mandó fortificar la Madīnat Basṭa. Sin embargo, es a partir del siglo XII, con la incorporación de la ciudad al reino zirí, cuando se produce un mayor esplendor de Baza y, por lo tanto, de la fortificación. Baza se convierte, entonces, en una de las ciudades amuralladas más importantes de la época.

La Alcazaba de Baza era un recinto amurallado jalonado de torres, puertas y portillos. Dentro habría dos espacios independientes y bien diferenciados, uno sería la medina donde se encontraban la mezquita mayor, el zoco, las alhóndigas, la alcaicería, la sede del gobierno y donde residía gran parte de la élite local. El otro albergaría dependencias de los militares con viviendas, caballerizas y almacenes, y estaría situado en la zona más estratégica, sobre una elevación del terreno. Era la residencia de la autoridad militar y consistía en una verdadera ciudad dentro de otra, con todos los servicios urbanos necesarios.

El recinto amurallado de la medina contaba con varias torres, entre las que destacaban la de Armas y la de las Cinco Esquinas. Disponía además de cuatro puertas de acceso, denominadas en el siglo XVIII de la Magdalena, la Encarnación, la Cabeza y San José, cobijando todas ellas capillas bajo las mismas advocaciones.

TORRE ALCAZABA DE BAZA

TORRE ALCAZABA DE BAZA

El entramado de las calles de la medina estaría constituido por unas vías principales que iban desde las puertas hasta a la Plaza Mayor, atravesadas por calles secundarias, más estrechas y tortuosas, de las que a su vez arrancaban algunos callejones angostos, ramificándose y conformando un laberinto.

El perímetro amurallado de la medina lo formarían actualmente las calles Zapatería, Dolores, Carril y Alamillos hasta la fuente de los Caños Dorados.

En el verano de 1489 las tropas castellanas tras tomar Freila y Zújar, se dirigieron hacia Baza. Allí, cerca de la ciudad comenzó el asedio a la fortaleza. El primer enfrentamiento fue conocido como la “batalla de las huertas”, donde las tropas castellanas sufrieron una derrota y numerosas bajas. Las batallas para tomar Baza se sucedieron durante meses. Las tropas cristianas comenzaron a fabricar una gran muralla hecha de madera y grandes fosos, alrededor de la fortaleza bastetana. En otoño la ciudad de Baza estaba totalmente perimetrada con esta muralla, y los castellanos reanudaron duros enfrentamientos con artillería con grandes lombardas, que desembocaron en la rendición de los musulmanes ante los Reyes Católicos.

Tras la conquista, la fortaleza siguió en uso con sus correspondientes alcaides, teniendo un papel militar relevante, debido a la gran cantidad de moriscos que habitaban en la comarca.

El primer gran revés que sufre la estructura de la Alcazaba de Baza, fue en 1531, cuando el terremoto del 30 de septiembre, que pudo alcanzar una intensidad 8 en la escala Richter, destruyó más de 900 casas y gran parte de la fortificación.

En 1543 se comenzó a reconstruir la fortaleza, demoliendo todo lo que estaba dañado. Levantaron con mampostería y sillería, las torres, un adarve que las unía y las puertas. La nueva obra llevaría pretiles, saeteras, almenas y andenes.

ALCAZABA DE BAZA-

ALCAZABA DE BAZA-

A finales del siglo XVI la Alcazaba fue abandonándose, dejando atrás las obras de mantenimiento, y desocupando sus dependencias.

Según testimonios de diferentes viajeros, a mediados del siglo XVII las murallas de la fortaleza seguían en pie. Sin embargo, la falta de mantenimiento durante tanto tiempo hizo mella y sus muros se fueron cayendo con el paso de los años. Los materiales de derribo de la fortaleza eran reutilizados por los particulares, el ayuntamiento y la iglesia para sus propias construcciones.

En 1828 se pidió permiso para construir unas eras de trillado en la parte superior del monumento. Esto, unido a que muchas casas se edificaron en los mismos lienzos de la muralla, que las torres fueron desmochadas, desde el siglo XVIII, hasta el  XX, y el traslado en los años 80 del pasado siglo de parte del Claustro del Convento de San Francisco, del siglo XVI, a su actual emplazamiento en el recinto de la Alcazaba, han hecho de la Alcazaba de Baza un monumento en grave peligro de desaparecer.

GALERIAS - ALCAZABA DE BAZA

GALERIAS – ALCAZABA DE BAZA

Uno de los elementos más curiosos que ostenta la fortaleza, son las galerías subterráneas que hay excavadas. Estas galerías fueron realizadas en distintas épocas, las primeras durante la dominación musulmana o en los primeros años posteriores a la conquista.

Tras la reconquista hay dos momentos claves en la elaboración de estas galerías. El primero y más simpático, fue protagonizado por Ventura Torriens, maestro de capilla de la colegiata en los años cincuenta del siglo XVIII. Ventura creía en una de las leyendas populares de Baza, y es que el “tesoro moro” se encontraba bajo sus pies. Costeó con su propio dinero, una excavación con 20 hombres para horadar el subsuelo del recinto, con el objeto de localizar el tesoro. Estos “trabajos” comenzaron con un macabro y misterioso ritual, en el que se degollaba un animal. Muchos confundieron este acto con la desaparición de un niño en extrañas circunstancias, en esos mismos días, por lo que Ventura y sus 20 trabajadores fueron encarcelados.

Las galerías más recientes, excavadas en la Alcazaba de Baza, fueron realizadas durante la Guerra Civil, con el objeto de servir de protección de los ataques aéreos.

La Alcazaba de Baza está considerada B.I.C. desde 1985 y ostenta el dudoso honor de pertenecer a la Lista Roja del Patrimonio.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario