ANTIGUO EDIFICIO DE LA DIPUTACIÓN (Y SUS FANTASMAS) Se encuentra en la calle Mesones

ANTIGUO EDIFICIO DE LA DIPUTACIÓN (Y SUS FANTASMAS)

ANTIGUO EDIFICIO DE LA DIPUTACIÓN (Y SUS FANTASMAS)

El antiguo edificio de La Diputación se encuentra en la calle Mesones nº 26, en pleno centro de Granada, donde hoy se encuentra la Gerencia Territorial del Catastro.

Según las primeras referencias, la zona llamada Zanagat al-Haddadín (de los herreros o carceleros), estuvo urbanizada en el periodo nazarí y en el solar había una mezquita (o 3 según las fuentes), una rábita y un aljibe.

Tras la reconquista la mezquita se convirtió en  ermita consagrada a San Sebastián y San Roque. En 1501, se empezó a construir sobre la misma la parroquia de la Magdalena, un templo sencillo que se amplió hasta construir su capilla mayor en 1634. Se finalizó en 1651, bajo la dirección de Lucas Bermúdez. Ya desde entonces se decía que el lugar estaba maldito, porque las imágenes religiosas se desprendían.

En 1840, con la desamortización,  la parroquia fue cerrada y vendida y sus feligreses pasaron al cercano Convento de las Angustias. En 1894 fue parcialmente demolida para ensanchar la calle Mesones y su portada se donó a las Escuelas del Ave María del Sacromonte, donde se encuentra.

La parte que no fue demolida quedó integrada en un edificio, utilizado como almacén de telas, Almacenes La Magdalena, uno de cuyos dueños se ahorcó de una de las vigas de la antigua iglesia.

En 1971, se terminó de demoler lo que quedaba de la Iglesia, para construir los almacenes Woolworth. Durante la remodelación del edificio, tras derribar uno de los muros originales, aparecieron restos humanos, al parecer de niños.

Los empleados de los almacenes comentaban extraños sucesos: escaleras que funcionaban solas, luces que se encendían y apagaban, productos desordenados… Los almacenes fracasaron y tras 7 años cerraron sus puertas.

En 1985 el edificio pasó a la Diputación Provincial y enseguida empiezan a ocurrir sucesos extraños: máquinas de escribir que funcionaban solas, cajones que se abrían y se cerraban, desapariciones inexplicables de objetos e incluso gritos, todo esto corroborado por trabajadores y vigilantes del edificio.

En la Navidad de 1986 se encargó al grupo Omega, liderado por Juan Burgos una investigación sobre el edificio que duró 3 días, y que fue dada a conocer 3 años después por el periódico Ideal. Se constataron los siguientes sucesos:

Casa Rural el Secreto del Olivo

– Objetos que se movían sin causa aparente.
– Luces que se proyectaban en las paredes.
– Fotosíntesis invertida de las plantas.
– Alteraciones electromagnéticas.
– Mordeduras y tirones de pelos.
– La aparición de una figura de la cual se hizo un retrato robot, que se asoció con el Padre Benito, último párroco de la iglesia.
– Varias psicofonías, que se demostraron que no eran fraudulentas.

A la vista de estos hechos se decidió clausurar la investigación, pero los trabajadores se negaron a seguir trabajando allí. El edificio fue cerrado en 1993 y la Diputación trasladada.

En su última remodelación, en 2006, se abrieron 39 balcones a la calle. Desde que la luz inundó el edificio los fantasmas no han dado señales.

Deja una respuesta

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario