• Síguenos

ATALAYA DEL TORREJÓN Conocida en Benamaurel, como Torre de Castril

ATALAYA DEL TORREJÓN - TORRE DE CASTRIL

ATALAYA DEL TORREJÓN – TORRE DE CASTRIL

Seguimos en estrecha colaboración con Mariluz Gómez, de “Rincones de la Memoria de Benamaurel”, para hacer entradas conjuntamente. Hoy nos acercamos hasta la Atalaya del Torrejón, conocida en Benamaurel como Torre de Castril.

La Atalaya del Torrejón se encuentra a las afueras del pueblo de Benamaurel, camino hacia Cortes de Baza. Formó parte del sistema defensivo creado por los árabes en el siglo XII, con la intención de frenar el rápido avance de las tropas castellanas.

Este sistema defensivo en el reino nazarí, se realizaba a través de grandes fortalezas, torres de alquería y torres vigía o atalayas. Los árabes llamaban a estas fortificaciones “ṭalā’i‘” que se puede traducir como punto de vigilancia. Este es el caso de la torre de Castril, que se encuentra en el anejo de San Marcos (Benamaurel).

Según cuenta Hernando del Pulgar, cronista de los Reyes Católicos, cuando los monarcas tomaron Baza, en 1489, había unas 1000 pequeñas torres, de las cuales solo han llegado hasta nuestros días una docena.

Las torres se colocaron de modo estratégico para que, desde ellas, se divisara desde lejos la llegada de los soldados enemigos, y además, se pudiera dar la voz de alarma a los núcleos poblacionales cercanos.

ATALAYA DEL TORREJÓN

ATALAYA DEL TORREJÓN

Las luchas que se producían en torno a estas fortificaciones eran algunas veces cuerpo a cuerpo, con espadas, flechas, o ballestas. Otras veces se disponían lombardas cerca, unos toscos cañones que lanzaban bolas de hierro, o piedra a distancias considerables, y que facilitaban la destrucción y toma de las ciudades.

Tal era la posición de las torres, en época nazarí, que se cuenta en las crónicas árabes, que se podría dar el aviso de “rebato”, desde cualquiera zona del reino a través de ellas y que, al poco tiempo, llegaría a la capital.

Entre las fortalezas levantadas en el círculo más cercano a Baza, destacaron la de Cúllar, Benamaurel, Zújar, y Benzalema, que estaban conectadas por torres atalayas y torres de alquería.
Debido a que el Castillo de Benzalema se sitúa a los pies del Cerro Jabalcón, en la cola del embalse del Negratín, y no tenía comunicación visual con la fortaleza de Baza ni con la más cercana, la de Zújar, se apoyaba en otros baluartes defensivos que eran el Castillo de Benamaurel, la torre de alquería de Cuevas de Luna y las torres atalayas de La Cañada, y el Torrejón.

Los ataques, en el altiplano, provenían de dos frentes, principalmente. Uno de la zona murciana, y el otro, desde tierras jienenses. Estas atalayas, era de tipo rebato, anunciando a las fortalezas y las poblaciones cercanas, con señales de humo por el día y hogueras por la noche, la presencia de tropas enemigas y otros peligros. A veces, uno de los vigías montado a caballo iba al galope hasta el castillo, para comunicar dicho ataque.

La Atalaya del Torrejón

La Atalaya del Torrejón (Torre de Castril) está enclavada en lo alto de un pequeño promontorio. Apenas son visibles unos 2 metros de la torre. Es posible que, al estar hundida parcialmente en la tierra, queden restos bajo el suelo.

Esta torre es de planta circular con un diámetro que supera escasamente los 4 metros.

Está construida de mampostería. Alterna hiladas regulares de piedras de mampuestos de mediano tamaño, con hiladas de lajas planas trabadas con mortero bastardo de yeso y cal. El color blanquecino del mortero procede de las tierras magras yesíferas del entorno.
La torre atalaya benamaurelense, es de la misma tipología que tantas otras repartidas por el altiplano, y el resto de Granada. Podría alcanzar, en su origen, unos 8-9 metros de altura, y tendría desarrollo cilíndrico. Sus dos tercios inferiores eran macizos, y el tercio superior hueco y habitable. Desde lejos, se puede apreciar que la atalaya del Torrejón o de Castril, tiene abierto un gran hueco en la parte inferior de la cara Noroeste. Este fue practicado a finales de los años 70 del pasado siglo, por personas que se dedicaban a expoliar estos monumentos, buscando supuestos tesoros árabes.

Torre atalaya de Benamaurel - Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

Torre atalaya de Benamaurel – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

El acceso a la atalaya del Torrejón se realizaba a través de una puerta-ventana, situada a más de 5 metros de altura del suelo. Este vano abierto en una de sus caras tendría forma de arco de medio punto ligeramente abocinado, construido con piedra del lugar, que llaman “jabaluna”.

Para llegar a la puerta-ventana había que subir por una escalera, realizada de cuerdas o de madera, que se ponía y quitaba a voluntad.
A través de la puerta-ventana se accedía a un pequeño habitáculo cubierto con bóveda de medio cañón. Disponía de una chimenea y una escalera que subía a la terraza. La terraza contaba con un peto perimetral, desde donde se divisaba todo el territorio a su alrededor.

La atalaya del Torrejón tendría contacto con la atalaya de la Cañada y los castillos de Benamaurel, y Benzalema, entre otros. Además, pudo haber desempeñado un papel importante en la transmisión de la información hacia la cercana localidad de Castilléjar.
A pesar de que se han encontrado, en las inmediaciones de esta torre, cerámicas de época almohade y nazarí, no ha sido posible fechar con exactitud la construcción de la Atalaya del Torrejón.

Nos cuenta, de primera mano, nuestro querido vecino Juan Burgos, que en el llano de San Marcos, cerca de la Torre de Castril, se encontraba una majada de origen almohade, y por encima de ella, había una especie de era con una cierta pendiente, y que en épocas de lluvia o nieves las aguas se recogían en el aljibe cercano, que tenían para saciar la sed del ganado.

Para finalizar, comentar que muchos de los enclaves donde se levantaron las torres atalayas, las torres de vega, y los castillos, dieron lugar, tras la conquista castellana, a muchos de los pueblos y barrios que actualmente siguen habitados, como son: Castillejar, Cúllar, Benamaurel, Cuevas de Luna, etc.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *