AZUCARERA DE LA ENCARNACIÓN La industria azucarera fue motor económico de la comarca

MÁQUINA - AZUCARERA DE LA ENCARNACIÓN 2

MÁQUINA – AZUCARERA DE LA ENCARNACIÓN

Una de las maneras más curiosas que hay para conocer una ciudad, es a través de sus ornamentos. Almuñécar cuenta con una gran cantidad de esculturas que, homenajean tanto a personajes importantes de la localidad, como a las culturas que han pasado por la capital sexitana. También hay otros elementos que nos recuerdan la floreciente industria azucarera, importante motor económico de la provincia. En la calle Bikini y a espaldas del Palacete de la Najarra, se encuentra una máquina de vapor, que fue utilizada en la Azucarera de la Encarnación, para la transformación de la caña de azúcar. 

Tampoco hay que olvidar que justo aquí, más concretamente, entre el espacio que hay entre la Playa de San Cristóbal y el Palacio de la Najarra, se construyó la primera fábrica azucarera (industrial) de España, y se implantó la primera máquina de vapor en nuestro país. 

Los inicios de la transformación de la caña de azúcar en azúcar, son muy antiguo. Su cultivo, en la costa granadina, fue introducido por los árabes en torno al siglo VIII. 

Gracias a las fértiles tierras y al clima subtropical, que impera en el litoral, templado y sin heladas, el cultivo de la caña de azúcar se convirtió, rápidamente, en uno de los procesos agrícolas más importantes de la comarca, ocupando la mayor parte de la vega.

A partir del siglo XVI, la caña de azúcar se llevó a las Américas. Allí era mucho menos costoso de producir, y por lo tanto, más rentable. Poco a poco el cultivo de la caña de azúcar, en España, se fue perdiendo en favor de las colonias de ultramar, quedando relegado a un cultivo local.

Para saber más sobre proceso de la caña de azúcar antes de la revolución industrial, es muy recomendable visitar Museo preindustrial de la caña de azúcar, en Motril

MÁQUINA - AZUCARERA DE LA ENCARNACIÓN

MÁQUINA – AZUCARERA DE LA ENCARNACIÓN

Hasta el siglo XIX no existía otro azúcar que el proveniente de la caña, pero algunos de los países europeos, por aquel entonces, ya experimentaban con nuevos procesos para la obtención de azúcar. En 1802 se sintetizó, por primera vez, mediante un proceso industrial, el azúcar procedente de la remolacha. Pero este cultivo no llegó a Granada hasta el último cuarto del siglo XIX.

El político, economista y científico coruñés, Ramón de la Sagra, estuvo un tiempo en Cuba. Allí aprendió sobre el cultivo de la caña de azúcar y las modernas técnicas de su transformación. En 1844 regresó a España e instaló, con otros socios, a unos metros de la playa de San Cristóbal, la primera azucarera por proceso industrial en nuestro país, conocida como Compañía Azucarera Peninsular. El capital inicial de esta gran empresa fue de 3,2 millones de reales. 

En “la Peninsular” se instaló la primera máquina de vapor para procesos industriales de España. Era un evaporador de efecto triple, diseñado por Derosne para la firma inglesa Cail, en torno a 1830. 

A pesar de la rentabilidad de esta nueva industria, las desavenencias de Ramón de la Sagra, con algunos de los socios hizo que, éste, abandonara la empresa y creó por su cuenta, cerca de Vélez-Málaga, la azucarera El Porvenir, en 1.846, que acabaría traspasando un año más tarde.

Cerca de la primera azucarera se instalaron, a finales del siglo XIX, otras dos fábricas, la Azucarera San Rafael, con la capacidad de transformar 120 toneladas de caña al día, y la Azucarera del Carmen, llamada posteriormente de la Encarnación, con una capacidad de molturar 100 toneladas diarias de caña. 

Fábrica ntra. sra. del Carmen o Azucarera ntra. sra. de la encarnación (derecha de la imagen) junto a la Azucarera de san Rafael (izquierda)

Fábrica Ntra. Sra. del Carmen o Azucarera de la Encarnación (derecha de la imagen) junto a la Azucarera de san Rafael (izquierda)

El matrimonio formado por Rafael Márquez Osorio Calvache y Encarnación Márquez González Merchante, y sus hijos fueron los precursores de estas dos fábricas.

La azucarera de San Rafael quedaba separada de la azucarera de Nuestra Señora de la Encarnación por un callejón. 

MÁQUINA - AZUCARERA DE LA ENCARNACIÓN

MÁQUINA – AZUCARERA DE LA ENCARNACIÓN

De la de San Rafael solo ha quedado la vivienda de la familia, el palacio de la Najarra. Detrás de la vivienda y de la fábrica existía una zona de huertas y jardines.

Estas fábricas estuvieron activas hasta 1949, momento en el que el propietario, Emilio Montes Galiana, consiguió trasladar la producción a Málaga.

Las construcciones de la Azucarera Ntra. Sra. de la Encarnación formaban un gran rectángulo, que acogía tres grandes naves, paralelas entre sí, con cubrición a doble vertiente con teja ordinaria. Entre sus almacenes destacaba uno de azúcar llamado La Calamina. También poseía una Alcoholera.

A día de hoy no queda nada de los edificios de la fábrica, porque en los años 70 del pasado siglo, con el boom inmobiliario, se levantaron en su lugar, bloques de pisos. Esta urbanización se llama precisamente “La Azucarera”. En una pequeña placeta se plantó a modo de escultura, una máquina de vapor realizada, en 1944, por la empresa Fundición Metalúrgica de Ruperto Heaton en Málaga, con las patentes de la compañía parisina “Société Française de Constructions Mécaniques des Anciens Établissements Cail”.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a AZUCARERA DE LA ENCARNACIÓN La industria azucarera fue motor económico de la comarca

  1. Marsha dice:

    Impresionante todo lo que aprendemos de nuestra querida provincia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *