• Síguenos

BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA Una lugar imprescindible cuando visites la Zubia

ENTRADA - BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA

ENTRADA – BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA

Hace ya un tiempo que teníamos en mente visitar los baños árabes de la Zubia, pero por cuestiones de agenda no habíamos podido conocer este singular enclave. Sin embargo, el sábado pasado todo jugó a nuestro favor, teníamos la mañana libre y además, el arqueólogo Antonio Buendía, presidente de la asociación C.E.I. Al-Zawiya, e Irene López, historiadora y miembro también de dicha asociación, realizaban una visita guiada a los baños árabes de la Zubia, y por fin pudimos descubrirlos. 

Baños árabes de la Zubia

Los baños árabes de la Zubia se encuentran rodeados por una urbanización de viviendas unifamiliares. El edificio linda con el antiguo camino de los Ogíjares, y está muy cerca, a tan solo 350 metros de la iglesia mudéjar de la Asunción, construida posiblemente sobre la antigua mezquita de la localidad.

IRENE LÓPEZ Y ANTONIO BUENDÍA -BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA

IRENE LÓPEZ Y ANTONIO BUENDÍA -BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA

Los baños árabes de la Zubia entran en la tipología de baños rurales, muy similares a tantos otros que todavía quedan en pie, como los de Churriana de la Vega, Cogollos Vega, Dólar o Ferreira. En estos “hamman”, primaba más la funcionalidad, carecían de elementos estéticos y de grandes salas.

Cuando se levantaron los baños, allá por el siglo XII o XIII, estos estarían probablemente en campo abierto. Se solían construir en los márgenes de las poblaciones, pues eran considerados actividades molestas, ya que generaban humos y cenizas. También precisaban de zonas amplias para acumular leña y paja para la combustión.

Los baños árabes de la Zubia, han permanecido casi en el más puro anonimato hasta hace unas décadas, ya que estuvo en manos privadas, hasta finales del siglo XX, cuando fueron adquiridos por el Ayuntamiento de la Zubia.

Los baños de la Zubia no son nombrados en documentos árabes ni cristianos. Es a finales del siglo XIX, cuando Antonio Almagro Cárdenas, y Manuel Gómez-Moreno González, recorrieron la Zubia, e incluyeron el inmueble dentro del patrimonio artístico que se debía de recuperar, porque se encontraba en mal estado. A finales de los 70 del pasado siglo, Mariano Martín, constató que los baños árabes de la Zubia seguían en el mismo estado que cien años atrás. 

SALA CALIENTE- BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA

SALA CALIENTE- BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA

El baño árabe de la Zubia es de reducidas dimensiones. Exteriormente mide 9,46 metros de largo por 7,78 metros de ancho. Conserva, tan solo, dos de las tres naves (salas fría, templada, y caliente) en las que se constituiría el edificio.

Las tres salas que componen los baños árabes, por lo general, se disponían de forma paralela. Sin embargo, los de la Zubia tienen una particularidad, las salas templada y caliente se encuentran dispuestas en paralelo, como era habitual, pero la sala fría, que ya no existe, se ubicaba perpendicular a la sala templada.

Las naves que se conservan, del Baño de la Zubia, son de planta rectangular. Las medidas, de cada una de ellas, ronda los 8,50 metros de largo por 3 metros de ancho. Aunque bien es cierto que la sala templada es ligeramente más ancha que la caliente. 

Ambas naves se cubren con bóveda de cañón, ligeramente rebajado. En su clave se abren seis lucernarias en forma de estrella de ocho puntas, que cumplen la función de iluminar y ventilar el espacio interior.

HIPOCAUSTO -BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA

HIPOCAUSTO -BAÑOS ÁRABES DE LA ZUBIA

La primera sala tiene su acceso desde el exterior a través de un arco escarzano, y debió corresponder con la sala templada o Al-bayt al-wastani del baño árabe. Era la sala principal. Aquí los usuarios recibían masajes, ungüentos, perfumes… En esta sala se aprecia la existencia de unas taquillas, que servirían para dejar las pertenencias. 

El paso a la segunda sala se realiza también a través de un arco escarzano. Correspondería con la sala caliente o Al-bayt al-sajun. Aquí se recibían los baños de agua caliente. El calor se obtenía a través de un suelo radiante. En ella se observan cuatro chimeneas.

Los vanos de acceso de las diferentes salas se encuentran ligeramente desplazados, para preservar la temperatura en el interior del edificio.

La sala caliente, comunicaba con la caldera, por un arco tapiado por un fino tabique, en el que hay una pequeña abertura. Junto al horno se ubicaría una pequeña estancia usada como leñera. En el subsuelo de la sala caliente se localiza el hipocausto.

Planta y sección de los baños árabes de la Zubia (Mariano Martín García)

Planta y sección de los baños árabes de la Zubia (Mariano Martín García)

Colindante al baño, se levantó, entre el siglo XIV y XV, un edificio anexo. Este inmueble era de grandes proporciones y tuvo desarrollo constructivo hasta el siglo XVIII. Se ha constatado, gracias a las intervenciones arqueológicas, que este inmueble tenía un patio central, a partir del cual se distribuían cinco dependencias. Se piensa que este edificio fue utilizado como fonda, antes de la expulsión de los moriscos. Allí los usuarios se quedarían poco tiempo, a lo sumo un par de días, y harían uso del baño árabe.

Los Baños árabes de la Zubia están considerados B.I.C. (Bien de Interés Cultural) desde el 25 de Julio de 2003.

Bibliografía Principal:

  • Catálogo de Bienes de Interés Cultural de la provincia de Granada: Área Metropolitana. Autora: Mª Teresa Gómez Galisteo,
  • Los baños árabes de la Zubia (Granada). Autoras: Mª Reyes Ávila Morales, Inmaculada Rodríguez García.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario