BAÑOS DE URQUÍZAR Declaradas en 2010 como aguas mineromedicinales

BAÑOS DE URQUÍZAR - BAÑO GRANDE O BACAMÍA

BAÑOS DE URQUÍZAR – BAÑO GRANDE O BACAMÍA

La provincia de Granada cuenta con más de 70 manantiales termales, en los cuales el agua sale de forma natural con una temperatura superior a los 18 ºC. Hoy nos acercamos a relajarnos hasta los baños de Urquízar y Bacamía, cerca de Dúrcal.

Los Baños de Urquízar están enclavados en el Valle de Lecrín, rodeados de fértiles tierras, a tan solo 3,5 kilómetros de Dúrcal. Estas aguas termales se empezaron a usar en el siglo IX. Posteriormente en la época nazarí se construyeron las albercas, constituyendo elementos primordiales y reguladores del agua, dentro de las obras hidráulicas del siglo XV. Al parecer estas albercas eran utilizadas por los árabes para la cocción y maceración del esparto y el lino.

Aunque se puede llegar hasta los mismos baños en vehículo, si tenemos tiempo, es aconsejable llegar hasta allí dando un paseo. Desde la parte trasera de la ermita de San Blas sale un camino asfaltado hacía los baños, bien señalizado, que al cabo de un kilómetro se convierte en una pista cementada, conocida como “Camino del baño”. Esta senda nos llevará por huertas, una densa vegetación, y unas vistas espectaculares de los barrancos que separan Dúrcal y Cónchar. En nuestro recorrido veremos una buena cantidad de arroyos y manantiales que surgen de las rocas calizas.

En el camino disfrutaremos de la presencia, entre otras especies vegetales, de álamos, mimbreras, y sauces. A unos 3 kilómetros llegamos a una pequeña explanada con dos carteles, que nos indican las direcciones de los baños, y espacio para 5 coches.

Hay dos zonas diferenciadas en los Baños de Urquízar, que son el Baño Grande o Bacamías y el Baño Chico.

Cónchar desde el camino de los Baños de Urquízar

Cónchar desde el camino de los Baños de Urquízar

El acceso a Bacamías o Baño Grande se realiza a través de una pronunciada pendiente, que nos lleva hasta el fondo del barranco, y que prácticamente está tapada por la vegetación, por lo que hay que que tener cuidado de no abandonar la senda marcada por los caminantes. Allí una alberca de origen árabe, de unos 20 metros cuadrados y una profundidad de unos 40-50 cm, nos espera.

Más abajo se encuentra el Baño Chico, al que llega el camino preparado para vehículos. Dispone de unas escaleras, que nos acercan a dos pequeñas albercas de un par de metros de largo, que más bien parecen rústicos jacuzzis. El agua que entra en las albercas se filtra por las rocas con facilidad, por lo que la renovación de las aguas dentro de las albercas es constante.

Asombra la temperatura de las aguas de los Baños Urquízar que sale a más de 24 grados centígrados, ¿quién diría que estas aguas provienen del mismo deshielo de las cumbres de Sierra Nevada?, Sus cualidades termales y mineromedicinales, cargadas de carbonatos, magnesio, calcio, potasio y otros minerales, se deben a que estas aguas antes de aflorar han estado a más de 2000 metros de profundidad, ascendiendo tras décadas en el subsuelo, y encontrando un lugar por donde salir a la superficie. Los habitantes de la zona dicen que las aguas de Urquízar son buenas para tratar entre otras afecciones, las cutáneas, del aparato digestivo, las articulaciones, dolores renales…. Donde emana el agua se encuentra el culantrillo de pozo, una planta que se sigue usando en Canarias para purificar el agua en las destiladeras

Las aguas de Urquízar fueron declaradas como minerales en noviembre de 1990, en el año 2006 como aguas termales y el 9 de junio de 2010 obtuvieron la declaración de aguas mineromedicinales, adecuadas para su explotación.

PARQUE DE LAS CIENCIAS

Deja una respuesta

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to BAÑOS DE URQUÍZAR Declaradas en 2010 como aguas mineromedicinales

  1. Pingback: EL PUENTE DE LATA DE DÚRCAL - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario