• Síguenos

BIBLIOTECA Y COLEGIO BERTHA WILHELMI La primera escuela mixta de Pinos Genil

COLEGIO DE BERTHA WILHELMI - PINOS GENIL

COLEGIO DE BERTHA WILHELMI – PINOS GENIL

Tras visitar la Iglesia de la Magdalena de Pinos Genil, seguimos de paseo por el pueblo, acercándonos hasta la antigua estación del tranvía Granada-Sierra Nevada. Este es un edificio fácilmente reconocible, flanqueado por dos torretas de tejado a cuatro aguas, y con cubierta de teja curva. Se sitúa al pie de la carretera de la Sierra y sus fachadas están realizadas de piedra.

 En una de las puertas de la estación se puede leer:

En Honor a Dª Bertha Wilhelmi por su dedicación y ayuda a las mujeres de este pueblo.

Pinos Genil 24 – Marzo -2011.

Ese cartel nos recordó que 98 años antes, Bertha Wilhelmi, inauguró una escuela y una biblioteca en Pinos Genil. Aunque en más de una ocasión hemos hablado de Bertha, y alguna más que nos queda, nunca está demás recordar a la buena gente. Hoy queremos hablar sobre la importante labor educativa que llevó a cabo en Pinos Genil.

ANTIGUA ESTACIÓN DE TREN - PINOS GENIL

ANTIGUA ESTACIÓN DE TREN – PINOS GENIL

Antes de comenzar, puntualizaremos que los tiempos que le tocaron vivir a Bertha Wilhelmi, a finales del siglo XIX y principios del XX, no fueron precisamente tiempos en que se tuviera mucha consideración a las mujeres.

La escuela y la biblioteca fundada por Bertha Wilhelmi, en Pinos Genil, se inauguró el 25 de marzo de 1913. El periódico “El defensor de Granada”, es quizás el tabloide que toca el tema de la inauguración en más profundidad, y del que recogemos algunos extractos.

El artículo firmado por El Curioso Parlante, comienza en grandes letras “Inauguración de una Escuela”. Y sigue de la siguiente manera.

“Ayer fue un día de fiesta inolvidable en el modesto pueblecito de Pinos Genil.

Gracias al desprendimiento, al altruismo y al amor que siente por la enseñanza una distinguida dama granadina, Pinos Genil cuenta desde ayer con una escuela mixta, construida de nueva planta con todos los adelantos que la ciencia pedagógica exige (…)”. 

En esa pequeña introducción se nos revela una de las revoluciones más importantes de la época, ¿sabes cuál?. Pues nada más y nada menos que “escuela mixta”, algo inconcebible para una sociedad granadina, tan puritana, que  no solo disgregaba a niños y niñas, en la escuela, sino que además recibían una educación diferenciada. A los niños se les dirigía hacia el conocimiento de las letras y las ciencias, mientras que a las niñas se les adoctrinaba para ser “buenas esposas”. 

Bertha Wilhelmi fue una mujer de gran inteligencia, fuerza y buenos sentimientos, feminista y amante de la naturaleza. Se hizo conocida en Granada tanto por sus escritos como por su vida ejemplarizante, siendo calificada en su momento como “ilustre señora”, “insigne escritora” o “dama ejemplar”. De ideales progresistas y libre de prejuicios, se caracterizaba por su fuerte carácter y el respeto por las ideas de los demás.

- PINOS GENIL PRINCIPIOS SIGLO XX

– PINOS GENIL PRINCIPIOS SIGLO XX

Bertha Wilhelmi defendió como pudo, ante una sociedad patriarcal y católica, la educación igualitaria de los hombres y las mujeres. También creía en una enseñanza abierta, donde los juegos, el aire libre, la naturaleza, el aseo corporal, y una alimentación sana, entre otros elementos, eran beneficiosos para cultivar el intelecto de las personas. La primera materialización, en Granada, de estas ideas de Berta, fue anterior a la construcción de su escuela de Pinos Genil. Concretamente en 1889, cuando organizó la primera Colonia Escolar. Berta se llevó durante las vacaciones de verano, a 9 niños y 9 niñas, de entre 9 y 13 años, a Almuñécar. 

“La temporada de la colonia se pasaba en cuidados minuciosos de limpieza, baños de mar, juegos, ejercicios, trabajos manuales, lecturas hechas por la maestra, siesta, redacción de un diario de vacaciones y comidas fortificantes” 

La Escuela Moderna – 1892

En cuanto a la escuela de Pinos Genil el periódico “El defensor de Granada” comenta que el edificio se encontraba, entrando en el pueblo de Pinos Genil, a la derecha. “En una preciosa explanada cargada de árboles frutales y de adornos”. Estaba elevada seis metros sobre el nivel del cauce del río, para ponerla a resguardo de las continuas inundaciones que sufría el pueblo por aquel entonces. 

El edificio medía 30 metros de largo por 12 de ancho, con seis grandes ventanales. Contaba con un gran patio de recreo cercado por una elegante reja. 

Dentro del colegio había 13 pupitres bipersonales, además de casilleros y largos bancos adosados a las paredes.

La biblioteca contaba con más de 600 volúmenes, “cuidadosamente encuadernados”, y una gran mesa de lectura.

La gran labor de Bertha Wilhelmi es aun recordada en el pueblo de Pinos Genil, una calle, una asociación de mujeres y el colegio público llevan su nombre.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario