CAPILLA DE SAN JUAN DE DIOS Se puede ver una vez pasado el arco de Elvira

CAPILLA DE SAN JUAN DE DIOS, PUERTA DE ELVIRA

CAPILLA DE SAN JUAN DE DIOS, PUERTA DE ELVIRA

Una vez atravesado el arco de Elvira y antes de llegar a la cuesta de los Abarqueros nos encontramos, a mano izquierda, con una pequeña capilla erigida en honor a San Juan de Dios.

San Juan de Dios, al llegar a Granada en 1538, se asentó por el extramuros de la ciudad, concretamente por la calle Elvira. Allí, junto a la puerta, se acondicionó uno de los huecos de la muralla como tienda donde vendía libros, rosarios y otras cosas en una cesta, antes de dedicar su vida al cuidado de pobres, enfermos y desfavorecidos.

La casa donde se encuentra hoy esta singular capilla, es del XVI y conserva una estructura muy parecida a la que tuvo siglos atrás. La capilla erigida a mediados del siglo XVII, tiene unas dimensiones de cinco metros de alto por dos metros de fondo.

Es de estilo neogótico, de planta cuadrada, con bóveda semiesférica y se presenta ante un gran arco ojibal rematado por pináculos decorados, que centraban el escudo de la Orden Hospitalaria del santo.

En su interior sólo hay una mesa de altar con un pequeño retablo y una imagen del santo visible desde la calle. El oratorio en sus orígenes se cerraba con una verja de madera. Actualmente, junto a la imagen de San Juan de Dios también hay una imagen de la Virgen de las Angustias.

La capilla fue restaurada a finales del siglo XIX y a finales del siglo XX. En la fachada de la capilla hay una cartela donde se puede leer:

“Fue reedificada esta capilla en honor del Patriarca de la caridad, San Juan de Dios, fundador de la Orden de los Hermanos Hospitalarios, a expensas de Don José María Vasco y Vasco, caballero de la Real Maestranza de Ronda. Acabose en 30 de septiembre de 1880. En el mismo día fue bendecida por el Excmo. e Ilustrísimo Sr. D. Bienvenido Monzón, Arzobispo de la Diócesis”.

La capilla de San Juan de Dios pasa desapercibida, más aun si cabe, si vamos con un poco de prisa, por ello te recomendamos que te acerques y curiosees en este olvidado rincón de Granada cuando pasees por la calle Elvira.

Deja una respuesta

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario