• Síguenos

CARMEN DE LOS CIPRESES Un lujo para los sentidos

CARMEN DE LOS CIPRESES

CARMEN DE LOS CIPRESES

Son varios los elementos que caracterizan el histórico barrio del Albayzín. Uno de ellos son sus estrechas y serpenteantes callejuelas, que han dado origen a multitud de leyendas. Y otro son sus bellos cármenes. Entre todos los cármenes del Albayzín, hay uno que se divisa desde casi cualquier parte de Granada: El Carmen de los Cipreses.

 Antes de proseguir y puesto que no solo nos leen desde Granada, sino que también estamos presentes en otras ciudades españolas y en otros países, quiero hacer un inciso y definir a groso modo que son los “cármenes”. 

¿Qué es un Carmen?

Los cármenes son un tipo de vivienda de origen hispano-musulmán. La etimología de la palabra carmen proviene del bocablo Karm, que significa, casa con huerto o jardín. 

Durante la dominación musulmana un carmen era específicamente una finca de características rústicas enclavada, siempre, a extramuros de la ciudad. Podríamos decir que era un minifundio suburbano y funcional. Contaba con una vivienda, más bien pequeña, una extensa huerta con arboles frutales, y a su vez disponía de las comodidades de una almunia. Es decir zonas de esparcimiento, con jardines donde conversar y pasar ratos de ocio.

CARMEN DE LOS CIPRESES Foto: Juan Antonio Martín Jáimez

CARMEN DE LOS CIPRESES Foto: Juan Antonio Martín Jáimez

Tras la expulsión de los moriscos, la mayoría de los cármenes pasaron a manos de la burguesía castellana, que los readaptó ampliando, fundamentalmente, la parte de vivienda. 

En el siglo XVII es cuando la palabra Karm se castellanizó, pasando a llamarse carmen, toda aquella gran casa del Albayzín con jardines. Este tipo de vivienda se construyó también en otros barrios de Granada como eran La Antequeruela, El Realejo y La Churra.

Ahora bien, una gran parte de los cármenes que podemos ver en Granada, provienen del siglo XIX, 

En el siglo XIX, la alta burguesía ilustrada de Granada, influenciada por la moda orientalista del siglo anterior, construyó, reformó, y readaptó cármenes, recargándolos de detalles y dándoles un toque falsamente oriental. Estos cármenes serían un sello distintivo de riqueza. 

Los cármenes del Albaicín están condicionados por la propia morfología del barrio. Es decir, una colina densamente edificada, sin posibilidad de expandirse. Así que estos cármenes se disponen en terrazas o paratas, donde no faltan cipreses, parras, naranjos, rosales y un huerto en el que se cultivan hortalizas y frutales, para el autoconsumo 

Carmen de los Cipreses

CARMEN DE LOS CIPRESES ENTRADA POR LA CUESTA SAN GREGORIO

CARMEN DE LOS CIPRESES ENTRADA POR LA CUESTA SAN GREGORIO

El Carmen de los Cipreses constituye el ejemplo más genuino y más definido de los típicos cármenes granadinos. Se encuentra en el centro de la ladera sur del Albayzín. 

La entrada principal al inmueble, se sitúa en la Cuesta de San Gregorio, mientras que por el lado opuesto, se abre un magnífico jardín, conformado en sucesivas terrazas, que se comunican entre sí por juegos de escaleras. Desde aquí se disfruta de unas espectaculares vistas hacia la Alhambra.

El Carmen de los Cipreses debe su nombre a un grupo de grandes cipreses que presiden la zona del jardín, y a partir del cual se crea una sucesión de ambientes y proporciones característicos del jardín granadino, consiguiéndose en la menor superficie posible la más rica variedad de espacios íntimos. Los árboles frutales alternan con los decorativos, diversas plantas florales y elementos arquitectónicos como los muretes, escaleras y empedrados que se reparten con exquisitez. Al pie de los cipreses se alarga una pérgola, cubierta con plantas enredaderas entre las que predominan las parras y los jazmines. Este es un lugar apropiado para el disfrute, la contemplación y la tertulia.

CARMEN DE LOS CIPRESES - Foto:Juan Antonio Martín Jáimez

CARMEN DE LOS CIPRESES – Foto:Juan Antonio Martín Jáimez

Hablando de tertulias, desde la segunda década del siglo XX, hasta 1936, el Carmen de los Cipreses era un lugar donde los intelectuales se reunían. Este carmen perteneció a Nicolás María López Fernández, uno de los escritores más influyentes de la Granada de finales del siglo XIX y principios del XX. 

Nicolás María López más conocido como “Antón del Sauce”, fue amigo íntimo de Ángel Ganivet y Afán de Ribera. Perteneció también a la “Cofradía del Avellano”, y fue miembro del Centro Artístico, Literario y Científico de Granada. Nicolás María escribió varios libros y colaboró con otros escritores para lanzar la visión más romántica de Granada. 

Este escritor sufrió un gravísimo ataque en su domicilio del Carmen de los Cipreses, pocos meses antes de morir, durante los tumultos que tuvieron lugar en el Albayzín en los primeros días del alzamiento de julio de 1936.

Actualmente el Carmen de los Cipreses es de propiedad particular y no se puede visitar habitualmente. Sus dueños suelen abrir las puertas del carmen, dando a conocer este excepcional inmueble el 18 de abril, Día Internacional de los Monumentos y Sitios Patrimonio Mundial.

CARMEN DE LOS CIPRESES Un lujo para los sentidos
5 (100%) 14 vote[s]

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *