CASA DE LOS MASCARONES Debe su nombre a dos rostros barbudos tallados en piedra que penden de su fachada

CASA DE LOS MASCARONES

CASA DE LOS MASCARONES

En pleno Albayzín, al final de la calle del Agua, por donde antaño discurría la acequia de Aynadamar y casi escondida en un recoveco, se encuentra una de las edificaciones más singulares del barrio. La Casa de los Mascarones.

La Casa de los Mascarones, debe su nombre a los dos rostros barbudos tallados en piedra que penden de su fachada, y que son testigos mudos de su dilatada historia.

Nos remontamos a finales  del siglo XV, cuando La Casa de los Mascarones no existía como tal, sino que eran  varias viviendas moriscas independientes, a las que se accedía por medio de un adarve. Un adarve era un callejón particular que daba acceso a los edificios, y que se cerraba por la noche. Este sistema de construcción era  muy típico del urbanismo musulmán, que  conseguía así  viviendas luminosas, sin perder un ápice de intimidad.

Tras la conquista de Granada por los Reyes Católicos, las casas ocupadas por la población musulmana fueron abandonándose paulatinamente. A principios  del siglo XVII, habitó la casa el poeta  granadino Pedro Soto de Rojas, que había sido nombrado canónigo de la cercana Iglesia del salvador.

Para convertir la Casa de los Mascarones en su vivienda, hizo una importante transformación del interior, uniendo las diferentes casas para conseguir espacios más abiertos. Mantuvo, con mucho acierto, un bello  y extenso jardín que se abría en la parte trasera y que además le inspiró una de sus más insignes obras: Paraíso cerrado para muchos. Jardines abiertos para pocos. Este poema está fraccionado en siete mansiones, que representan las diferentes partes de los jardines de la Casa de los Mascarones. El poema termina con la descripción del verdadero paraíso, en el que está Dios.

Detalles - Casa de los mascarones

Detalles – Casa de los mascarones

La Casa de los Mascarones, aún mantiene algunos elementos originales de las construcciones musulmanas, como por ejemplo  el voladizo sobre la puerta de ingreso, que aumentaba la superficie de la vivienda, y el ajimez lateral, que la protegía de miradas indiscretas.

Como ya hemos comentado antes, la Casa de  los Mascarones, al ser de origen musulmán, tiene mucha conexión con el agua, tan importante en esta cultura. Pero hay una singularidad que la hace aún más interesante. Ya que tiene un tomadero de agua que, mediante una galería subterránea, la comunica directamente con el  aljibe de San Cristóbal.

A pesar de que La Casa de los Mascarones está catalogada por el Ayuntamiento como Patrimonio Cultural, es una propiedad privada, por lo  que no se puede visitar. Pero si vamos a pasear al Albayzín, podemos hacer una parada frente a ella y  contemplar su original fachada.

 Visita Salobreña

Deja una respuesta

Tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to CASA DE LOS MASCARONES Debe su nombre a dos rostros barbudos tallados en piedra que penden de su fachada

  1. Pingback: ALJIBE DE SAN CRISTÓBAL - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario