CASA MASÓNICA – CALLE BUEN SUCESO Fachada diseñada por Juan Monserrat Vergés

CASA MASÓNICA CALLE BUEN SUCESO

CASA MASÓNICA CALLE BUEN SUCESO

Si estás atento a las casas que se levantan a nuestro alrededor, seguro que te llevarás más de una sorpresa. 

Por su configuración y por sus moradores, el Barrio de la Magdalena es un lugar donde se aglutinan una buena cantidad de inmuebles por descubrir. En este barrio tienes la oportunidad de ver edificios históricos tan importantes como universidades o iglesias, pero también, otros reseñables por su fisionomía, e incluso por sus peculiares decoraciones.

Hoy nos hemos acercado y detenido largo rato frente la fachada de una de las casas de la Calle Buen Suceso, concretamente en el número 21. Llaman poderosamente la atención las decoraciones que se encuentran en la segunda planta de este edificio, justo encima de los vanos de las ventanas, que están realizadas en cemento, y pintadas de blanco. 

Cada puerta de balcón lateral tiene un relieve con una cara de un putti (figura de niño, frecuentemente desnudo y alado) del que salen dos hojarascas. 

El de la puerta del balcón central es el más intrigante de todos. Representa la imagen de un niño pequeño, que parece jugar con un documento y una pluma, a su espalda se encuentra un capitel. A la derecha del niño, otro conjunto de decoraciones suscitó aun más interés en nosotros. Se compone de una rueda dentada, hojas de laurel y acacias, junto a un yunque, una plomada, una escuadra, y una maza que a su vez, se cruza con una pala. Todos estos elementos se encuentran inscritos en un círculo que, sin duda, pertenecen al lenguaje iconográfico de la masonería española. 

- CASA MASÓNICA - CALLE BUEN SUCESO

– CASA MASÓNICA – CALLE BUEN SUCESO

El haber visto la fachada nos dejó en el cuerpo una alegre sensación, la misma que cuando descubres un tesoro. Así que, al llegar a casa nos pusimos a buscar información de la historia del inmueble en cuestión. Como por arte de magia apareció el excelente trabajo de David Martín López, titulado “Juan Monserrat Vergés: masonería y arquitectura en Granada. El ejemplo del Buen Suceso”. 

Según cuenta David Martín, la casa fue construida en el siglo XVIII, mientras que los ornamentos que podemos ver fueron colocados a principios del siglo XX. El inmueble perteneció a Juan Lisbona Beltrán y la persona encargada de reformar la fachada, en 1901, fue el arquitecto Juan Monserrat Vergés

CASA MASÓNICA - CALLE BUEN SUCESO

CASA MASÓNICA – CALLE BUEN SUCESO

El inmueble es de corte clasicista-romántico, y está en sintonía con otros inmuebles construidos o reformados en esa misma época. Consta de tres cuerpos, cada uno de ellos con tres calles y tres vanos. En la primera y segunda planta se abren sendas puertas que dan acceso a una pequeña balconada con rejería. Estos balcones están sujetados por dos ménsulas, con flores de loto.

La importancia de este edificio de la Calle Buen Suceso, no radica tanto en su construcción, como en que fue el primer inmueble civil y de propiedad particular de Granada, que expuso elementos masónicos tan descaradamente en su fachada. Solo le faltó poner la manida frase de “ Aqui vive un….”, en nuestro caso sería  “un masón”. El presentar estos símbolos tan a la vista, a nuestro entender, es una manera valiente de mostrar orgulloso la pertenencia a la “Fraternidad masónica” tanto del arquitecto Monserrat y Vergés como del propietario Lisbona Beltrán, ambos masones. 

En cuanto a Juan Monserrat Vergés te podemos contar que fue arquitecto, masón, y filántropo, que intentó a lo largo de su vida crear asociaciones, y participar activamente en ellas. También le gustaba sumarse a todas las actividades que promovieran la educación y la cultura, de hecho, fue uno de los miembros fundadores del Centro Artístico, Literario y Científico de Granada.

En cuanto a la arquitectura, Vergés, ostentó cargos  institucionales, tan influyentes de la granada de finales del XIX y principios del XX, como el de Arquitecto municipal de Granada, Arquitecto de la Diócesis de Granada y el de Arquitecto diocesano de Guadix-Baza. Fue también arquitecto inspector de Hacienda para el Registro de Edificaciones y Solares, y ocasionalmente arquitecto de la Universidad de Granada, donde realizó numerosas reestructuraciones y ampliaciones de distintas facultades. 

Entre los edificios más destacados, proyectados por Vergés se encuentran la Fábrica de Azúcar de San Isidro, el edificio Colón de la Gran Vía, la portada del Jardín Botánico de Granada situado en la calle Duquesa, o La Iglesia de la Encarnación de Las Gabias. 

Juan Monserrat Vergés formó parte junto con los otros veinticinco miembros, del primer cuadro lógico de la logia Beni-Garnata nº 178, fundado el 10 de febrero de 1883.

Adoptó el nombre simbólico de Ictinuis, en conmemoración a uno de los grandes arquitectos de la Historia, autor del Partenón de Atenas. La vida de Juan Monserrat Vergés en la masonería fue muy extensa. Si te interesa este apasionante tema, te recomendamos el libro de López Casimiro “Los masones en Granada. Último tercio del siglo XIX”.

Bibliografía principal:
Juan Monserrat Vergés: masonería y arquitectura en Granada. El ejemplo del Buen Suceso – Autor: David Martín López.

Deja una respuesta

Tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario