• Síguenos

CASA RODIL – BAZA Un edificio nobiliario de principios del siglo XIX

PORTADA - CASA RODIL - BAZA

PORTADA – CASA RODIL – BAZA

Todos los pueblos de Granada cuentan con un destacado patrimonio al que deberíamos prestar un poco más de atención. Muchos de estos bienes históricos y culturales, se presentan ante nosotros de las más variadas formas: castillos, fortalezas y espectaculares casas nobiliarias, son un buen ejemplo de ello. Sin embargo, otros son casas señoriales que con el paso del tiempo han acabado abandonadas, o mal cuidadas. 

La ciudad de Baza cuenta con un amplio muestrario de inmuebles que merece la pena descubrir. Hoy traemos de la capital bastetana, la Casa Rodil, un edificio en el que, a pesar de su desaliñado aspecto, creemos que debemos detenernos y conocer su historia. 

La casa de Bartolomé González Rodil

La casa Rodil se encuentra en el número 10 de la calle del Agua, justo frente a la vivienda del marqués de Guadalcázar. Perteneció a Bartolomé González Rodil, oficial interventor, a finales del siglo XVIII, de las Reales Minas de Plomo.

ASIGNACIONES TRABAJADORES DE MINAS DE PLOMO

ASIGNACIONES TRABAJADORES DE MINAS DE PLOMO

Los oficiales interventores de minas, eran funcionarios del Estado, y su asignación anual, dependía de diversos factores. Dejamos una imagen en la que viene reflejado el salario anual de varios funcionarios de minas, siendo el de Bartolomé González Rodil, de 3.300 reales.

Entre las funciones que debía de hacer el oficial interventor estaba la de realizar el asiento del almacenaje del género, controlar las cantidades de mineral que salía y entraba de la fábrica, y realizar en fin de semana, el “arqueo de caudales”.

El cargo y los abultados ingresos que tenía González Rodil, le permitió adquirir y reformar una casa acorde a su posición social y económica. Compró la casa principal del mayorazgo de Robles y la adaptó al gusto de la época, para ello contrató al arquitecto José Ortiz Fuertes. 

A finales de marzo del año 1800 se presentó, ante el ayuntamiento de Baza, el proyecto de reforma de la vivienda.

CASA RODIL - BAZA - Foto:Googlemaps

CASA RODIL – BAZA – Foto:Googlemaps

Debido al alto coste del suelo, en esta parte de la ciudad, las parcelas adquiribles no eran muy extensas. El edificio resultante, no es tan grande ni ostentoso como otros construidos en la misma época en los barrios más alejados del centro. Así que el arquitecto tuvo que emplearse a fondo para aprovechar, al máximo, el estrecho espacio del solar, siendo necesario darle tres plantas de alzada y bajo. El inmueble está a medio camino entre la casa señorial y la vivienda bloque de la burguesía de la época.

Su planta es rectangular con una torre situada en su parte central trasera, que aportaba luz cenital al hueco de la escalera interior del inmueble.

El edificio presenta dos fachadas a la misma calle. Esto es posible gracias a que hace esquina y se encuentra adelantado respecto al inmueble colindante. Eso sí, una de sus fachadas es de reducidas dimensiones.

Interiormente está bien distribuida y cuenta con las habitaciones suficientes para acoger a la familia y al personal de servicio. 

El inmueble está constituido por cuatro cuerpos separados por molduras, y tres calles. En la fachada, se abren vanos de manera equilibrada, que son balconados con rejería de hierro, en la primera y segunda planta.

Para rematar la fachada se creó un bello alero clásico, decorado con mútulos propios del dórico, y cuadrados rehundidos, siguiendo el modelo del coro de la iglesia de Santa María de la Anunciación de Orce, en el que también trabajó el arquitecto José Ortiz Fuertes.

BALCÓN - CASA RODIL - BAZA

BALCÓN – CASA RODIL – BAZA

Por la falta de ornamento y sobriedad, este edificio no llamaría especialmente la atención sino fuera por su portada, que está constituida por dos columnas dóricas de fuste estriado, que soportan un entablamento de mármol gris y blanco, con friso de triglifos y metopas de rosáceas. 

Los elementos decorativos del entablamento se repiten en los balcones de las dos primeras plantas y en la cornisa de la torre.

Sobre la portada se alza un balcón con rejería. El vano está enmarcado por esbeltas pilastras sobre las que se apoya un entablamento dórico con friso liso y moldura.

Se piensa que las columnas de la Casa Rodil proceden de algún yacimiento arqueológico. Recordemos que entre finales del siglo XVIII y principios del XIX se descubrieron un gran número de yacimientos arqueológicos. El arquitecto José Ortiz Fuertes fue protagonista y testigo de diversos descubrimientos arqueológicos, entre ellos el de la ciudad íbero-romana de Basti.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *