• Síguenos

CASTILLO DE ALQUIFE Restos de una fortaleza árabe, del siglo XI

CASTILLO DE ALQUIFE

CASTILLO DE ALQUIFE

Antes de entrar y recorrer las calles de Alquife, vemos que en lo alto del Cerro, al norte del pueblo, se alza una estructura de tapial y mampostería. No sabemos muy bien de que se trata, así que intentamos acercarnos un poco más. Nuestros esfuerzos caen en saco roto, porque encontramos una valla de la explotación minera de Alquife que nos cierra el paso. Regresamos bajando por el callejón del Cerro, hasta la Calle Álamo, desde allí seguimos hasta la plaza y La iglesia de la Anunciación. En un lateral de la plaza, encontramos un cartel que despeja nuestras dudas. La estructura que veíamos de lejos son los restos de un castillo árabe.

Se sabe que en la comarca del Zenete la actividad minera  de hierro y plata se realizaba desde la época romana. Esta riqueza de yacimientos minerales, fue una de las causas que desencadenó el asentamiento de distintas poblaciones, constituyendo hasta hace poco, una de las principales actividades económicas de la zona.

Con la llegada de los árabes en el siglo X, Alquife se convirtió en el principal centro de producción de hierro de la comarca.

La fortaleza está inequívocamente unida a la actividad minera de la localidad. Puede datarse la primera fase constructiva de la alcazaba en torno al siglo XI, en la época taifa. El Castillo de Alquife tiene forma pentagonal. Aunque solo han quedado unos exiguos restos, se puede apreciar a vista de pájaro, gracias a Google maps, un perímetro amurallado, restos de seis torres y un aljibe. Posiblemente el acceso al castillo estuviera situado en el lado Sur.

El aljibe es de pequeñas dimensiones, de tan solo 5,85 metros de largo por 3,20 metros de ancho, es de una sola nave, y tiene una profundidad de  algo más de 2,5 metros. Está construido con muros de hormigón y estaba cubierto con bóveda de mampostería, de la que solo han llegado hasta nuestros días los inicios de los arranques.

En la parte más elevada del recinto, se encuentran restos de muros de mampostería, que conforman distintos espacios habitacionales. Podrían pertenecer estos restos a la distribución interior de la fortaleza o a una torre interior a modo de homenaje.

Al parecer, existía una muralla que salía de la fortaleza y englobaba a la alquería, población rural de la época árabe, que se situaba en el lado Sur del cerro, pero por desgracia no han quedado restos de esta muralla.

En la edificación se pueden apreciar cuatro técnicas constructivas. El Tapial hormigonado se encuentra en el aljibe. El Tapial de cal y cantos se ve en dos de las torres orientales y en algunos de los paños de la muralla. Otros lienzos de la fortaleza son de mampostería. Por último, se ven restos de tapial calicastrado en la parte inferior de algunas de las torres.

Tras la ocupación castellana en 1489 y la concesión del Zenete como señorío al Cardenal Mendoza, la fortaleza debió ser abandonada, y como muchas otras, desmochada poco tiempo después. La actividad minera realizada desde el siglo XV hasta el siglo XX ha ido deteriorando el Castillo de Alquife hasta su casi total desaparición.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 Respuestas a CASTILLO DE ALQUIFE Restos de una fortaleza árabe, del siglo XI

  1. Pingback: POBLADO MINERO DE ALQUIFE - RINCONES DE GRANADA

  2. Pingback: TORRE DEL ALCÁZAR - JÉREZ DEL MARQUESADO - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario