• Síguenos

CASTILLO DE LÁCHAR Construido por el Duque de San Pedro de Galatino en torno a una torre nazarí.

TORRE Y FUENTE - CASTILLO DE LÁCHAR

TORRE Y FUENTE – CASTILLO DE LÁCHAR

Dicen que los castillos son construcciones defensivas, cuyos lienzos normalmente tienen torres, que a veces, están constituidos por más de un recinto, y que, están defendidos por una puerta, y puesto que es la zona más vulnerable ante un ataque, suele situarse una torre junto a ella, para auxiliarla. Sin embargo, no todas las construcciones que tienen esta estructura de “castillo”, tuvieron una función militar o defensiva. Podríamos decir que el Castillo de Láchar, un conjunto reedificado por el Duque de San Pedro de Galatino, a finales del siglo XIX, es ejemplo de ello.

El Castillo de Láchar

El Castillo de Láchar es un impresionante conjunto de más de 7200 metros cuadrados, del cual, aproximadamente, 2000 pertenecen a la edificación. El resto son jardines y huertas. 

Que el Castillo de Láchar sea una recreación imaginativa del Duque de San Pedro de Galatino, no significa que este inmueble, no tenga en su origen una fortaleza. Lo cierto es que, una de sus torres es en realidad, una torre de alquería, a semejanza de otras del entorno como la de Romilla, o la de Bordonal en Cijuela. Sin embargo, la moderna construcción del Castillo de Láchar ha desvirtuado en su totalidad la fortaleza nazarí.

Tras la conquista por parte de los Reyes Católicos, las tierras de Láchar fueron entregadas a Fernando Sancho de Cañaveral, antepasado directo, por parte paterna, de Don Julio Quesada de Cañaveral y Piédrola, Duque de San Pedro de Galatino. 

CASTILLO DE LÁCHAR

CASTILLO DE LÁCHAR

Julio Quesada Cañaveral y Piédrola, heredó a finales del siglo XIX, una sustanciosa cantidad de bienes tanto mobiliarios, como rústicos e inmobiliarios repartidos por Láchar, Baeza, Cuenca, Benalúa y Granada. Vivió entre el Carmen de Benalúa de las Vistillas (Colegio de Santo Domingo) en Granada y su castillo alhambreño de Láchar, donde, además de cazar, recibía a ilustres visitantes como los reyes Alfonso XII y XIII, el Duque de Connagaugth (hijo de la Reina Victoria), Sir Arthur Conan Doyle, los Duques de Alba y Medinaceli, o el Marqués de Viana. También el pintor levantino Sorolla estuvo en esta finca. 

HABITACIÓN PISO SUPERIOR - CASTILLO DE LÁCHAR

HABITACIÓN PISO SUPERIOR – CASTILLO DE LÁCHAR

A pesar de la gran fortuna que poseyó Julio Quesada, fue un hombre emprendedor. Descubrió el cultivo de la remolacha y lo implantó en la vega granadina, haciendo en Láchar una fábrica azucarera y el canal de riego, que aún se conserva: el Canal del Duque. También construyó una central eléctrica, convirtiendo a Láchar en uno de los primeros pueblos con electricidad de la zona. 

Don Julio Quesada Cañaveral edificó, además, una fábrica de harina que molía 24.000 kilos diarios, un horno de pan, y puso en marcha el ferrocarril secundario que unió durante medio siglo a Láchar con la Estación de Íllora, necesario para dar salida a la producción de estas fábricas.

Tras la muerte del Duque de San Pedro de Galatino, sin descendencia, las propiedades pasaron a manos de su viuda Fernanda Salabert y Arteaga, Marquesa de Valdeolmos, quien vendió, en 1942, el Castillo de Láchar al Instituto Nacional de Colonización. Durante el tiempo que perteneció al estado, se realizaron algunas reformas, especialmente para adaptar el inmueble a las nuevas funciones administrativas.

En 1971 el Instituto Nacional de Colonización vendió el Castillo a Donald Leroy Brown, “Lord Marton”, un norteamericano de ascendencia inglesa, quien dejó escudos de su linaje y algunas modificaciones además de mucho mobiliario.

SALA DE LOS FUMADORES - CASTILLO DE LÁCHAR

SALA DE LOS FUMADORES – CASTILLO DE LÁCHAR

Lord Marton vendió el castillo a Herm Jan Van Asselt, holandés pupularmente conocido en Láchar como “Míster Harris”. Más tarde una sociedad inglesa, la sociedad inglesa Castillo Láchar Limited, adquirió el inmueble para convertirlo en hotel. Posteriormente será Salvador Diego Alonso Rivera Cortina, un empresario mexicano vinculado a la industria y la minería, quien, por 250.000 euros, sería el siguiente propietario del Castillo de Láchar, haciéndose cargo de las deudas adquiridas por la sociedad inglesa, 5 millones de euros. Sin embargo tales deudas no fueron pagadas. En 2016, ufff… por fin, el Ayuntamiento se hizo cargo del Castillo de Láchar, restaurándolo y acondicionándolo para las visitas turísticas.

El edificio ha sufrido muchos cambios desde que el Duque de San Pedro de Galatino construyera este palacete. A grandes rasgos podemos decir que, actualmente el Castillo de Láchar, es un inmueble en forma de U, abierto hacia la entrada principal, jalonado de torres almenadas. El perfil del inmueble también está almenado.

COMEDOR O SALÓN DE ARMAS - CASTILLO DE LÁCHAR

COMEDOR O SALÓN DE ARMAS – CASTILLO DE LÁCHAR

El castillo de Láchar tiene además de unas grandes terrazas, dos plantas de alzada, en algunos sectores y tres y cuatro en otros. Todo el conjunto está rodeado de jardines y huertas. Cuenta con una entrada para carruajes e incluso una piscina. 

En una visita guiada por este impresionante inmueble podremos descubrir verdaderos tesoros: muebles de taracea con bellas incrustaciones de nácar, lámparas, cuadros, fotografías, armas, pajareras tan típicas de principios del siglo XX, capiteles árabes traídos hasta aquí, escudos heráldicos… 

Son curiosas las cadenas que cuelgan de una de las puertas de entrada, indicando que allí ha dormido un rey. 

Los salones del piso inferior, se encuentran las estancias más espectaculares:

La sala de Fumadores, donde los escudos heráldicos de la familia Cañaveral, son más que visibles. Una excepcional chimenea es la protagonista indiscutible de esta estancia. Actualmente en este espacio se celebran actividades sociales. 

El Salón de Armas, fue concebido como el comedor principal del Castillo de Láchar. La chimenea y el suelo de mármol rojo procedente de las canteras de Loja, armonizan con el mobiliario, las fotos de época y la curiosa cubierta abovedada. 

La antigua Biblioteca, fue uno de los lugares predilectos donde el Duque se retiraba a descansar, después de un día de caza. De esta estancia destaca un bello artesonado de estilo mudéjar, elaborado con madera de castaño.

ANTIGUA BIBLIOTECA - CASTILLO DE LÁCHAR

ANTIGUA BIBLIOTECA – CASTILLO DE LÁCHAR

Otro elemento que llama la atención es una gran cartela, situada en uno de los distribuidores de la planta inferior. En ella se puede leer: 

“Cuenta la leyenda que el conde don Julián, gobernador de Ceuta y Tánger, mandó construir un castillo para guardar a su hija Florinda, que había sido ultrajada por el rey visigodo don Rodrigo. Sediento de venganza don Julián permitió el paso a la península de los musulmanes, lo que sería crucial para la conquista y para el surgimiento de Al-Ándalus”. 

Recordemos que, tras la conquista castellana, surgieron muchas leyendas para justificar el uso de edificaciones árabes. En esas leyendas se contaba que, esas construcciones musulmanas pertenecieron anteriormente a los visigodos, que eran cristianos. Uno de los ejemplos que más han calado en el acervo popular, es la creencia de que la iglesia de San Cecilio, patrón de Granada, se erigió sobre un templo visigodo. Así que, el Castillo de Láchar no iba a ser menos.

 

Visitar el Castillo de Láchar:

 

Horario de verano:

Viernes 18:30 a 22:30 h.
Sábado 9:30 a 13:30 h y 18:30 a 22:30 h.

Horario de invierno

Viernes 15:30 a 19:30 h.
Sábado 9:30 a 13:30 h y 15:30 a 19:30 h.

Precio:
Entrada General 4.00 €
Entrada Infantil (De 6 a 12 años acompañados de adulto) 2.00 €

CASTILLO DE LÁCHAR Construido por el Duque de San Pedro de Galatino en torno a una torre nazarí.
5 (100%) 8 votes

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a CASTILLO DE LÁCHAR Construido por el Duque de San Pedro de Galatino en torno a una torre nazarí.

  1. Pingback: CASERÍA DE SAN PEDRO - RINCONES DE GRANADA Granada

Deja un comentario