CASTILLO DE PÍÑAR Uno de sus últimos alcaides fue Al-Mandari - refundador de Tetuán

CASTILLO DE PÍÑAR

CASTILLO DE PÍÑAR

Desde la lejanía y antes de llegar a la villa de Píñar, se ve la figura esbelta de un gran castillo, que se recorta en la cima de un escarpe rocoso, protegiendo el pueblo.

El Castillo de Píñar es una estructura defensiva árabe de 250 metros de perímetro. Esta fortificación hacía de primera línea fronteriza. Era un enclave estratégico en la defensa de la Cora de Elvira frente a la presión castellana.

Según los indicios constructivos de sus muros, realizados en tapial de calicanto y tapial hormigonado, puede datarse esta edificación entre la época almohade y la nazarí, en torno al siglo XIII.

Su flanco Norte está definido por un tajo vertical que lo hace casi inexpugnable. La fachada Sur es el único camino franqueable, dominado por una pendiente accesible.

Del fabuloso Castillo de Píñar, solo ha llegado hasta  nuestros días, un recinto amurallado muy deteriorado, ligeramente ovalado, y jalonado por restos de once torres. Nueve de las torres son de planta cuadrada y las otras dos son semicirculares.

ALJIBE - CASTILLO DE PÍÑAR

ALJIBE – CASTILLO DE PÍÑAR

Al atravesar la puerta de acceso al recinto, flanqueado por dos torres cuadradas, nos sorprende el gran espacio que queda en el interior, unos 3000 metros cuadrados. Se pueden ver restos de viviendas y de dos aljibes, uno rectangular de pequeñas dimensiones y otro más amplio.

El gran aljibe del Castillo de Píñar, es de planta rectangular, está excavado en la roca, y sus muros se han realizado en tapial hormigonado. Consta de dos naves longitudinales, separadas mediante tres arcos apoyados en gruesos pilares de ladrillo. Sobre esta arquería, se levanta la cubierta, formada por dos bóvedas de cañón apuntadas, construidas con lajas unidas por argamasa. En el interior destaca el que tanto el suelo de hormigón como sus paredes, están acabados con  un enlucido de mortero de cal.

Se ha podido constatar, en las investigaciones realizadas en 2003 en las que se hallaron restos de unas escaleras y una barbacana, que el Castillo de Píñar contaba con una segunda entrada. Este acceso estaría en su lado meridional, punto donde lo escarpado del terreno tiende a suavizarse y por el que es posible el acceso sin muchas dificultades.

ACCESO AL CASTILLO DE PÍÑAR

ACCESO AL CASTILLO DE PÍÑAR

Píñar y Tetuán dos pueblos hermanados 
A finales del siglo XV, antes de la culminación de la reconquista de Granada, por parte de los Reyes Católicos, la alcaldía de la alcazaba de Píñar la ostentaba Abúl Hassan Áli Al-Mandari Al-Garnat. Este alcaide, más conocido como Al-Mandari, pertenecía al bando de Boabdil. Vio como caían una tras otra las fortalezas de su alrededor y su monarca era apresado. Esto le hizo pensar que era imposible que los musulmanes pudieran contener a las tropas cristianas durante mucho tiempo. Al-Mandari junto con varios centenares de guerreros y sus familias, se exiliaron a las tierras del norte de África. Las ruinas de la ciudad de Tetuán, destruida por los portugueses en 1437, les sirvieron de cobijo. Allí la población exiliada refundó y reconstruyó la ciudad de Tetuán.

Según los estudios de Guillermo Gozalbes Bustos, estos hechos ocurrieron como mínimo uno o dos años antes de la rendición de Píñar en 1485.

Desde 1998 los pueblos de Píñar y Tetuán están hermanados.

El Castillo de Píñar fue declarado Bien de interés cultural en 1931 y se puede visitar. El acceso es fácil, un primer tramo se hace por una pista apta para vehículos, que nos conduce hasta un aparcamiento en la base de la fortaleza. Desde allí la subida hasta el interior del castillo se realiza a pie por una pista de tierra.

Desde lo alto del Castillo de Píñar, a más de 1.100 metros de altitud, podemos comprobar que la alcazaba tenía visión directa con las atalayas de Iznalloz, Montejícar y Torrecardela.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 Respuestas a CASTILLO DE PÍÑAR Uno de sus últimos alcaides fue Al-Mandari - refundador de Tetuán

  1. Pingback: Las fortalezas que guardaban el secreto de Al-Andalus: castillos de Granada

  2. Pingback: Las fortalezas que guardaban el secreto de Al-Andalus: castillos de Granada

  3. Pingback: Las fortalezas que guardaban los secretos de Al-Andalus: castillos de Granada

Deja un comentario