CASTILLO DE ZUJAIRA Una fortificación del siglo X, en un antiquísimo asentamiento

CASTILLO DE ZUJAIRA

CASTILLO DE ZUJAIRA – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano.

En plena vega granadina, muy cerca de la localidad de Pinos Puente, se alza un peñón, que tiene algo más de 15 metros de altura, desde su base a la cúspide. Se localiza en el kilómetro 6 de la carretera que une las poblaciones de Íllora y Zujaira, y allí se construyó, en torno al siglo X, una fortaleza: El Castillo de Zujaira.

La habitabilidad del peñón de Zujaira es muy antigua, veamos desde cuando.

Durante la Edad del cobre y El bronce se produjo una concentración de asentamientos en lugares altos que bordean la vega. Entre ellos destacan el cerro de los Infantes, Zujaira, el castillejo de sierra Elvira, el cerro de la Cruz, y la cuesta de los Chinos (las Gabias). Estos poblados perduraron durante muchos siglos. 

CASTILLO DE ZUJAIRA

CASTILLO DE ZUJAIRA – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano.

En el caso concreto del peñón de Zujaira, la cercanía a las aguas provenientes del río Velillos, facilitó la presencia del hombre desde la prehistoria. El asentamiento se localiza en una suave loma de la Vega, delimitado por dos barrancos. Su desarrollo era la típica de ámbito doméstico, con estructuras y silos próximos a las tierras fértiles, con abundante agua, y una necrópolis situada cerca a los escarpes, cuyas tumbas fueron excavadas en la roca.

La llegada de los árabes, a la vega granadina, en torno al siglo VIII no supuso, en un principio, un cambio drástico en la configuración de las poblaciones ya existentes. Recordemos que por aquella época, muchos de los asentamientos se situaban en una posición estratégica y elevada. Esto les permitía a sus habitantes tener un cierto control de las vías de comunicación. El Castillo del Cortijo del Aire, el Castillejo de Nívar, y el Castillo de Cogollos Vega son tres buenos ejemplos.

En el siglo X, el geógrafo Al-Udri Al Jatib realizó una descripción detallada tanto de los caminos, como de las plazas fuertes, que había entre la cora de Elvira y el califato cordobés. 

La primera vez que se nombra Zujaira, en un documento histórico, lo hace Al-Udri con el topónimo de “Qaryat al-Ṣujayra”, que podría traducirse como “la alquería de la peñuela”.

MURALLAS - CASTILLO DE ZUJAIRA 2

MURALLAS – CASTILLO DE ZUJAIRA – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano.

El peñón fue utilizado, desde la llegada de los musulmanes, como puesto de vigilancia. Se fortificó la zona más alta del cerro. Desde allí se dominaba la entrada al Norte de la Vega, camino oficial de Córdoba.

Para subir a la parte superior del peñón, donde se encontraban las estructuras defensivas, los árabes excavaron un camino en la roca.

Pocos son los restos que quedan del castillo de Zujaira. El cerro se encuentra abandonado, cubierto de vegetación y con gran cantidad de material de relleno.

En la parte alta apenas se aprecian los escasos restos de muros de mampostería. En la ladera Este, se observan dos hiladas de muros del mismo material, que hacen de paratas del terreno, que facilitaban el asentamiento. 

Se ha encontrado gran cantidad de cerámica en superficie, de época altomedieval, así como tejas y restos arqueológicos más antiguos. 

Testimonio sobre el reparto de parte de la herencia de Zahr al-Riyad, en el que consta cómo el sultán Muhammad IX el Zurdo dona a su hija Umm al-Fath la parte que le habría correspondido en esa herencia de la alquería de Sujayra

Simurg: Fondos digitalizados del CSIC – Testimonio sobre el reparto de parte de la herencia de Zahr al-Riyad, en el que consta cómo el sultán Muhammad IX el Zurdo dona a su hija Umm al-Fath la parte que le habría correspondido en esa herencia de la alquería de Sujayra –

Durante la conquista castellana la alquería fue arrasada por la expedición del condestable don Álvaro de Luna.

En 1431 el sultán, Muḥammad IX el Zurdo, donó a su hija, Umm al-Fatḥ, la alquería de Ṣujayra. Décadas después, pasó a manos de su hermana Aixa, madre de Boabdil, último rey nazarí. 

El 3 de octubre de 1492, Aixa, vendió Zujaira al caballero cristiano D. Luis Ruiz de Valdivia y Guzman, por dos mil quinientos reales de plata. Esta alquería, pasó posteriormente a ser propiedad de los Reyes Católicos, al igual que sucedió con el palacio de la Dar al-Horra, el Alcázar Genil, y las demás posesiones de la realeza nazarí.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *