• Síguenos

CASTILLO DEL BARRIO Una fortificación levantada en el siglo XII

CASTILLO DEL BARRIO - LANTEIRA

CASTILLO DEL BARRIO – LANTEIRA – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

La localidad de Lanteira contó con varios baluartes defensivos, durante la dominación musulmana, entre ellos, el Castillo del Barrio, una fortificación de alquería que merece una visita.

Orígenes de Lanteira 

Lanteira forma parte de la comarca del marquesado del Zenete. Fue fundada durante la etapa del Imperio Romano, donde se explotaban minas de plata. Debido a la gran cantidad de este metal que se encontraba en las proximidades del pueblo, se llamó a este emplazamiento Argenteira (ciudad de la plata). Posteriormente, durante la Edad Media, se conoció como Aryantayra, topónimo que se transformó, tras la conquista castellana, en Lanteira. Las antiguas minas de Lanteira estuvieron funcionando hasta el siglo XIX.

 A pesar de que Lanteira es un pueblo pequeño, tuvo una gran importancia, sobre todo durante la etapa musulmana. A finales del siglo XV albergaba unos 1000 habitantes. Contó con dos castillos (El Castillo del Barrio y el Castillo de la Reina), y una gran torre de alquería, la conocida como El Fuerte. También tuvo otros inmuebles, entre los que destacan unos baños árabes, y una mezquita, donde se levantó la Iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación.  

El pueblo de Lanteira contó con dos barrios durante la dominación musulmana. Uno era el barrio mezquita aljama y el otro, el barrio de Jarafí o de los Jarafis, el cual se quedó despoblado tras la expulsión de los moriscos, en el siglo XVI.  El barrio de Jarafí estuvo habitado, mayoritariamente, por miembros de la familia Xarafis. Este arrabal contó con una fortaleza, conocida actualmente como Castillo del Barrio.

El Castillo del Barrio 

El Castillo del Barrio corona un pequeño promontorio rocoso amesetado, que apenas sobresale del paisaje.

Este baluarte, se puede considerar como una “fortificación de alquería”, que está estructuralmente a medio camino entre un castillo menor y una torre de alquería. Se construyó en el siglo XII y estuvo en uso hasta el siglo XVI.

CASTILLO DEL BARRIO - LANTEIRA -

CASTILLO DEL BARRIO – LANTEIRA – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

El Castillo del Barrio es de planta rectangular, con orientación Sudoeste-Noreste. Sus medidas alcanzan los 33 metros de largo por 19 de ancho. Es una obra homogénea, sin añadidos posteriores a su construcción inicial. Está levantado de tapial calicastrado de cal y cantos, que se apoyan en una base de mampostería de lajas de esquistos, que por algunos sitios recuerda a la Torre del Alcázar, de Jérez del Marquesado.

El muro peor conservado es el del Sureste que apenas se eleva un metro del suelo. Sin embargo, del resto de la fortificación, quedan importantes restos con parte del enlucido exterior. 

En cada esquina del Castillo del Barrio se levantó una torre. Estas torres son de planta cuadrada, midiendo sus lados 4 metros de largo.

CASTILLO DEL BARRIO CON LA IGLESIA DE FONDO

CASTILLO DEL BARRIO CON LA IGLESIA DE FONDO – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

Las plantas de las torres orientadas al Este y al Oeste, se conservan completas. Mientras que de las otras dos, solo han llegado, hasta nuestros días, parte de ellas. 

En algunas zonas de los muros, cerca de las esquinas, se pueden observar incisiones estriadas, en el enlucido del tapial. Esto se hacía para que la torre adosada, agarrara mejor a los muros de la fortaleza.

En la mitad del muro Sureste, es posible apreciar los restos de una quinta torre de 6,15 metros de largo por 4,75 de ancho. Por sus proporciones, los investigadores piensan que pudo ser habitable. También se cree que la puerta de acceso al Castillo del Barrio estaba justo enfrente de esta gran torre. 

Son visibles una gran cantidad de mechinales, que servían tanto para colocar el andamiaje, como para sujetar las agujas del encofrado. 

El que el Castillo del Barrio se localice en una zona poco defendible, lleva a los investigadores a pensar, que hubo otro castillo con funciones defensivas cerca del barranco de la Rambla de Lanteira, y que este Castillo del Barrio fuera en un principio una rábita.

 

Bibliografía principal: 

  • Sobre la caracterización de las alquerías en al-Andalus: el caso de Lanteira (Granada) – Autores: José María Martín Civantos, Miguel Jiménez Puertas, Guillermo García-Contreras Ruiz.
  • Ensayo de análisis comparativo de técnicas, materiales y tipos constructivos en las fortificaciones medievales del Zenete (granada) – Autor: José María Martín Civantos.
Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *