COBERTIZO VIEJO DE DARABENAZ Un morabito convertido en cortijo

COBERTIZO VIEJO DE DARABENAZ

COBERTIZO VIEJO DE DARABENAZ

Saliendo de Granada, por la Carretera de la Zubia, un kilómetro después haber cruzado el río Monachil, encontramos el Cobertizo Viejo del pago de Darabenaz, una de las zonas arqueológicas más interesantes de esta parte de la Vega.

El nombre de Cobertizo Viejo, proviene del siglo XIX. En esa época en las propiedades de Ramón Rull, existía un cobertizo o corredor cubierto sobre el mismo camino, que comunicaba las habitaciones de la casa morisca, a la izquierda, con otras que había a la derecha del camino.

Este enclave era en tiempos de la dominación musulmana una Zawiya, que se puede definir, como un conjunto de edificios construidos casi siempre alrededor de un sepulcro venerado, destinados a convento, escuela alcoránica y hospedería gratuita. Por lo general, las zawiyas se articulan en torno a un patio rectangular, están provistas de oratorio, celdas y otras salas, en los laterales, destinadas a la enseñanza.

También era frecuente la existencia de un cementerio reservado a las personas piadosas, que deseaban reposar junto a la tumba del morabito. Como dato curioso comentar que el topónimo de la Zubia proviene precisamente de zawiya, pero no de la que estamos hablando hoy.

La zawiya de Darabenaz contaba con una almunia, una necrópolis, varias casas y un morabito.

La almunia del siglo XIII, tras la conquista castellana pasó a manos del marqués del Cenete. Se convirtió en una casa palacio que, posteriormente, abandonó para trasladarse al Castillo de la Calahorra. Esta almunia es actualmente la Casa de la Marquesa.

COBERTIZO VIEJO DE DARABENAZ - Imagen: Delegación de Granada del Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía oriental

COBERTIZO VIEJO DE DARABENAZ – Imagen: Delegación de Granada del Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía oriental

El morabito aunque alejado de la almunia sería el núcleo fundacional de la zawiya, y es conocido hoy en día como Cobertizo Viejo.

Los morabitos tuvieron un gran desarrollo en Al Andalus a partir del siglo XI. Algunos musulmanes abandonaban la vida mundana y se refugiaban en la penitencia y la oración. Estos personajes se retiraban a sitios más o menos lejanos del núcleo habitado, en los que vivían entregados a prácticas devotas, bien solos, o en compañía de algunos discípulos. Uno de los morabitos mejor conservados de Granada capital es la actual ermita de San Sebastián, en el paseo del Violón, cerca del Palacio de Congresos.

La existencia de un morabito en el camino que va a la Zubia ya se conocía desde antaño. Ibn al-Jatib en el siglo XIV menciona que hubo varias rábitas y eremíticos en esta zona. Las primeras descripciones del entorno, en época moderna, las realizaron los hermanos Oliver Hurtado en 1875, y Almagro Cárdenas en 1886.

En 2003 los antiguos propietarios del inmueble, decidieron demoler lo que quedaba de la infraestructura árabe, para construir en su lugar, nuevas y modernas casas. Sin embargo, la actuación de la Delegación de Cultura consiguió paralizar las obras hasta no tener un estudio arqueológico. Los arqueólogos José Javier Álvarez García y Alberto García Porras llevaron a cabo los estudios de urgencia de los que recogemos algunas notas.

El “Cobertizo Viejo” tiene sus orígenes en el siglo XIII-XIV. Su esquema constructivo es similar al de otros morabitos de la época, contaba además con una pequeña alberca que servía para hacer las abluciones.

El edificio tendría cuatro fases constructivas bien diferenciadas. Una de ellas, la más antigua, en torno al siglo XIII – XIV, sería la parte destinada al enterramiento del santón, y daría origen a la “ermita” musulmana, o morabito. Con posterioridad, todavía bajo la dominación árabe, y a medida que aumentaba la devoción por el santo, se convirtió en un lugar de culto y peregrinación, agregándose  otras unidades constructivas que sirvieron de complemento, excavadas durante las obras de ampliación de la Carretera de la Zubia.

En estas excavaciones realizadas por los arqueólogos Carlos González Martín y Juan Carlos Aznar Pérez, en 2017, cabe destacar la aparición de una necrópolis adyacente al Cobertizo Viejo, restos de un torreón o alminar, varios muros de hormigón reformados con mampostería y ladrillo, pertenecientes a un edificio del siglo XIII, que tuvo continuidad hasta el siglo XV, y formó parte de la  zawiya.

Zawiya - Frente al Cobertizo Viejo

Zawiya – Frente al Cobertizo Viejo –   Foto:Carlos González Martín y Juan Carlos Aznar Pérez,

En el siglo XVI estos edificios musulmanes sufrieron un derrumbe o una demolición parcial. Aprovecharon parte de la estructura del morabito, para levantar tras la conquista un cortijo, utilizando como técnica constructiva cajones de mampostería, como se hizo en el medievo. Con el paso del tiempo, el cortijo, asentado en un territorio tan fértil como es la Vega granadina, se fue transformando y ampliando, dando lugar a una estructura propia del cortijo andaluz, articulado en torno un gran patio central. El cortijo ha estado en uso como tal hasta hace pocos años.

Del antiguo morabito apenas quedan unos arcos apuntados, de 3 metros de ancho por 4 de alto, orientados hacia el oeste, hechos de rosca de ladrillo e inscritos en un gran recuadro o moldura sin adornos. Actualmente, el Cobertizo Viejo del pago de Darabenaz, o mejor dicho lo que queda de las estructuras medievales, están restaurados e integrados en un establecimiento hotelero, dedicado a reuniones sociales.

Bibliografía Principal:

  • La Zawiya Del «Cobertizo Viejo» (Granada) – José Javier Álvarez García Alberto García Porras – 2003
  • La Zawiya de Cobertizo Viejo de Darabenaz (La Zubia, Granada) Análisis Arqueológico – Carlos González Martín y Juan Carlos Aznar Pérez –  Mayo de 2017

Deja una respuesta

Tagged , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to COBERTIZO VIEJO DE DARABENAZ Un morabito convertido en cortijo

  1. Pingback: Cobertizo Viejo, La Zubia | Zawiya | زاوية - Almusafir - Blog

  2. Pingback: CASA DE LA MARQUESA - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario