• Síguenos

CORTIJO DE LAS TORRES – COLOMERA Esconde en su interior una torre de alquería, de origen árabe.

CORTIJO DE LAS TORRES - COLOMERA - Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

CORTIJO DE LAS TORRES – COLOMERA – Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

En la carretera autonómica A-4076 que conecta Granada con Colomera, en la confluencia del Barranco del Juncal y el río Colomera, se encuentra a mano izquierda, una singular propiedad: el Cortijo de las Torres. Esta hacienda,  que pasa desapercibida, pues no difiere en mucho de otros cortijos que hay en Andalucía, esconde en su interior un gran tesoro histórico.

Lo primero que nos llamó la atención cuando comenzamos a buscar información sobre el Cortijo de las Torres, es que se llama así desde la primera mitad del siglo XVI.

En las actas notariales de Colomera podemos leer que tanto el cortijo, como las tierras aledañas, estaban en manos privadas, y se iban pasando de padres a hijos. 

Actas notariales de Colomera:

1544, abril, 13. Cortijo de las Torres. Testamento.

Gerónimo de Aguilera, mujer de Martín Serrano, vecina de Albolote, estante en el cortijo de las Torres, otorga testamento instituyendo por su albacea a Martín Serrano, su marido y como herederos a Juan, Alonso y María, sus hijos. (…)

También hay ejemplos de arrendamientos del cortijo y las tierras de labor.

1550, abril, 13. Colomera Arrendamiento de tierras.

Gonzalo Hernández de Malaver, vecino de Colomera, en nombre de Antonio Serrano, vecino de Granada, arrienda a Cristóbal Sánchez de la Tienda, vecino de Colomera, 80 fanegas de tierra en el cortijo de las Torres, desde el Cerro Espartoso hasta donde lleguen las tierras, durante 4 años, al precio de 40 fanegas de pan (…)

Tras la expulsión de los moriscos este cortijo continuó en manos privadas y así ha seguido hasta hoy en día.

El Cortijo de las Torres

CORTIJO DE LAS TORRES - COLOMERA - Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

CORTIJO DE LAS TORRES – COLOMERA – Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

La explotación agrícola que conocemos como Cortijo de las Torres está compuesta por tres edificios independientes, que no obedecen a una planimetría formal. Este núcleo está relacionado con los programas de Zonas Devastadas y del Instituto de Colonización, posteriores a la Guerra Civil.

La unidad principal del Cortijo de las Torres, se articula en torno a dos patios. El primer patio, está precedido por un compás y ordena el área de habitaciones en dos alas longitudinales enfrentadas. En una de ellas, se encuentra la vivienda principal, y en la otra, la vivienda secundaria. 

En el testero, se sitúa la protagonista de este artículo: UNA TORRE, (sí, sí… así en mayúscula, en negrita, y en cursiva). Esta torre separa la zona habitacional del patio de labor, que reúne las dependencias agrícolas.

La segunda unidad constructiva del cortijo, tiene forma de “U”. Corresponde a una almazara, cuya maquinaria estaba alimentada por una máquina de vapor. Queda todavía en pie, la chimenea de ladrillo de finales del siglo XIX, testigo de la industrialización del campo.

El tercer núcleo es el de menor entidad constructiva y consiste en unos apriscos para el ganado.

CORTIJO DE LAS TORRES - COLOMERA -

PLANTA – CORTIJO DE LAS TORRES – COLOMERA –

Una vez descrito el cortijo, cuya información ha sido extraída del libro “Cortijos, haciendas y lagares. Arquitectura de las explotaciones agrarias de Andalucía. Provincia de Granada”, pasemos a lo que diferencia El Cortijo de las Torres, de otros de la zona. Y eso, es precisamente, su “Torre”.

Esta torre que da nombre al cortijo, y que hoy vemos encalada de blanco y con vanos abiertos, es una torre de alquería de origen árabe.

Torre del Cortijo de las Torres

CORTIJO DE LAS TORRES - COLOMERA - Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

CORTIJO DE LAS TORRES – COLOMERA – Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

Recordemos, una vez más y de manera resumida, que son las torres de alquería. Las alquerías eran los poblados rurales musulmanes, constituidos antes de la conquista castellana. La mayoría de ellas, contaban con un espacio fortificado de ámbito militar, que utilizaban sus habitantes, y que no tenían cerca ningún castillo o fortificación mayor. Allí se refugiaban y se defendían en caso de ataque enemigo.

Estos baluartes se levantaban cerca o en las mismas alquerías. Eran, por lo general, de planta rectangular y estaban conformados por dos o más estructuras. Una era el elemento defensivo: una torre rectangular de tres o cuatro plantas de alzada. En la planta baja de la torre de alquería, se ubicaba el aljibe para almacenar el agua. En las dos o tres plantas sucesivas se disponían las dependencias, con distintos vanos y saeteras. Las torres estaban coronadas por un parapeto almenado, que además servía para recoger el agua de lluvia, que era canalizada hasta el aljibe. Junto al torreón se levantaba una cerca perimetral, que serviría de resguardo frente a cualquier imprevisto.

Descripción de la Torre del Cortijo de las Torres

Se desconocen, de manera pormenorizada, los materiales con los que está construida esta fortaleza árabe, pues se encuentra enfoscada y encalada por el exterior y enlucida y encalada por el interior. 

La torre es de planta rectangular. Sus dimensiones son de 7,50 metros de largo por 5,50 metros de ancho, y su desarrollo es prismático. Alcanza una altura de algo más de 11 metros. La torre se desarrolla en tres plantas de altura. Parece ser que sus esquinas están reforzadas con sillería.

La planta baja está formada por un pasillo en recodo, con accesos por los lados Oeste y Sur. La entrada Oeste es una puerta, mientras que el vano del lado Sur, es un arco apuntado de ladrillo, que se encuentra cegado en su parte inferior. Es muy posible que esta dependencia, que se cubre con dos bóvedas de medio cañón, corresponda con el aljibe.

CORTIJO DE LAS TORRES - COLOMERA - Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

CORTIJO DE LAS TORRES – COLOMERA – Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

La primera planta tiene su acceso por un hueco abierto en la fachada Oeste, a 4,50 metros de altura de la rasante del terreno. El hueco está formado por cuatro arcos consecutivos. Los tres primeros son rebajados y el cuarto apuntado. Entre los dos primeros se conserva un dintel de madera con sus quicialeras. 

Hay dos pilares de ladrillo frente a la puerta. El espacio entre esos pilares y el muro se cubre con una bóveda de aristas, mientras que el espacio central de la sala, se cubre con una bóveda de cañón.

A ambos lados de la entrada hay sendos huecos, siendo el de la derecha el de la escalera, que sube a la segunda planta. Esta primera planta cuenta en su exterior con tres troneras, una en cada lateral, excepto en el lado Oeste. 

La segunda planta tiene sus muros originales cortados. Conserva restos del arranque de la escalera que subía a la terraza. Esta planta dispone también de troneras sobre las de la planta inferior, salvo en el muro Norte que cuenta con dos.

La Torre del Cortijo de las Torres de Colomera, tendría contacto con el Castillo de Colomera, y con otras torres atalayas de la zona.

CORTIJO DE LAS TORRES – COLOMERA Esconde en su interior una torre de alquería, de origen árabe.
5 (100%) 10 votes

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *