• Síguenos

CUEVA DE LOS DURMIENTES – LOJA Mitos y leyendas de Loja

PAISAJE LOJEÑO - Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

PAISAJE LOJEÑO – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

¿No os ha pasado, alguna vez, que al estar jugando con la aplicación de Googlemaps, habéis descubierto enclaves que ni os sonaba el nombre?. Hoy mientras buscábamos, cerca de Loja, la localización del baluarte nazarí de la Torre de Abor, la vista se fijó en un cortijo: El de los Durmientes, cerca de la población de Ventorros de la Laguna. Este nombre trajo a la memoria, una vieja leyenda, conocida como “La leyenda de los siete durmientes de Éfeso”.

Nos pusimos a indagar cuál era el origen de este curioso topónimo. Y lo que descubrimos fue sencillamente alucinante. 

La leyenda de los Siete Durmientes de Éfeso

La leyenda de los Siete Durmientes de Éfeso, se remonta, al siglo II de nuestra era, cuando los cristianos eran perseguidos por los emperadores romanos. Cuenta con varias versiones, y se da tanto en la cultura cristiana como en la musulmana. 

Los siete durmientes de Éfeso

Los siete durmientes de Éfeso

A groso modo la tradición describe como siete jóvenes cristianos de Éfeso, perseguidos por el emperador Decio, se refugiaron en una caverna, en las faldas de una sierra, cerca de la ciudad. El emperador dispuso que se tapiara la entrada de la caverna, con grandes piedras, para que perecieran de hambre. Pasados 196 años, en tiempos del emperador Teodosio II, un pastor abrió la caverna, y encontró allí a siete durmientes que fueron despertados. La cueva se convirtió en lugar de veneración y peregrinación.

¿Y Loja…, dónde aparece?

Este mito se extendió por todo el mundo conocido, y llegó a Granada. Dicha cueva la situaron cerca de Loja. La primera persona que relacionó la Cueva de los Durmientes con Loja, fue el geógrafo al-‘Udri, en el siglo XI, quien contó:

En el Yuz’ de Loja, y situada en un monte de fácil acceso, existe una caverna cuyo orificio de entrada tiene una altura aproximada de cuatro codos y junto al cual hay un árbol. Cuando se ha subido hasta allí es preciso descender hasta la caverna propiamente dicha, a una profundidad superior a dos brazas; entonces, se descubren cuatro cadáveres sin que nadie sepa el tiempo que llevan allí, pues las gentes los encontraron así en épocas remotas. 

(…) Lo único cierto es que los príncipes mantienen un continuo cuidado sobre ellos y les envían ropas funerarias que son rasgadas y, después, colocadas encima para evitar que sean robadas por alguien que no sea temeroso de Allah.

Aunque un siglo más tarde Al-Idrisi, quien visitó la cueva de Éfeso, dijo:“los habitantes de al-Andalus se equivocan al decir que, los siete durmientes, son los mártires de la ciudad de Loja”. Esto, no fue suficiente para frenar la veneración que se tenía al lugar. Era mayor el número de personas que indicaban Loja como el enclave de los Durmientes, que los que intentaban frenarlo. 

BUSCANDO CUEVA DE LOS DURMIENTES - LOJA

BUSCANDO CUEVA DE LOS DURMIENTES DE LOJA

Abu Hamid al-Garnati en el siglo XII, escribió: 

A tres parasangas de Granada se encuentra Loja, una pequeña ciudad, situada junto a una montaña, en cuya falda se abre una especie de gruta o caverna; el sol, cuando sale, se desvía de la entrada de la gruta por la derecha, mientras que al ponerse, la rebasa por la izquierda. 

En su interior pueden verse los cadáveres de siete jóvenes, seis de los cuales yacen de espaldas, mientras que el séptimo lo hace sobre el costado derecho; un perro permanece echado de sus pies. A ninguno de estos cuerpos le falta miembro alguno y todos ellos conservan sus cabellos. Suelen ataviarlos con ropajes diferentes y acuden a visitarles gentes de todas partes. Sobre esta caverna se ha erigido un gran oratorio, ya que se les tiene mucha devoción, pues atienden cuantas peticiones les son hechas. Sobre la cueva luce siempre una inmensa luz.

Como toda leyenda, esta de Loja, se magnificó. Al-Zuhri, añadió que en esta Cueva “podría abrigarse una gran tropa”. 

Otros incluso relataban como un vecino de Loja, entró en la Cueva y le cortó la oreja a uno de los Durmientes. Muhammad ibn Sa´ada, gritó: “han cortado de cuajo la oreja de Yamlija, uno de los hombres de la Cueva”. Este lamento conmovió a toda Loja, no quedando en ella, ni mayor ni pequeño, que no despertara. Hizo que la tierra temblara, este temblor destruyó el templo, construido sobre la Cueva. Muhammad no solo volvió a coser la oreja al durmiente, sino que también mandó levantar de nuevo el oratorio.

Un oratorio existente encima de la Cueva; y de una construcción romana de forma circular en la proximidad, llamada al-Raqim, parecida a un castillo, del que todavía quedaban algunos lienzos de muralla en pie, en medio de un campo desierto sembrado de ruinas.

Libro de los Repartimientos de Loja

Libro de los Repartimientos de Loja

Tras la llegada de los castellanos a Loja, en 1486, la leyenda se disipó, pero, quedó la toponímia. En el Libro de los Repartimientos de Loja del cual dejamos una imagen, aparece el nombre de los Durmientes. La letra de la época, en este caso, es bastante legible, no obstante, escribimos la parte que nos interesa en un lenguaje más actual.

veinte fanegas de tierra de secano, de las cuales tomó posesión, Juan Pérez, (…) Dichas tierras lindan con las del caballero Fernando Rejón. Por un lado del monte está el camino que viene de los Durmientes y por el otro el camino abajo.(…) En lo alto del monte hay una encina, que quedó hecha una cruz. 

El libro de apeo sigue describiendo el lindero, contando  que hay un camino que va a dar a la Torre de Abor 

A principios del siglo XX, Wilhelm Hoenerbach pensó que, la mítica cueva, contenía un tesoro encantado, y que estaba cerca del Tajo de las Carreras.

Desde entonces muchas personas han intentado localizar, sin éxito, la Cueva de los Durmientes de Loja, en la Dehesa de los Montes, nosotros tampoco lo hemos logrado. Y es qué, hay veces, que es mejor mantener la incógnita y que la leyenda siga viva. 

Bibliografía Principal:

  • Loja en época Andalusí: Evolución de la ciudad y de su territorio – Autor: Miguel Jiménez Puertas.
  • Loja islámica. Historia y leyenda: la Cueva de los Durmientes –  Autor: Antonio Olmo.
  • Loja en la época Nasri – Autor: Wilhelm Hoenerbach.

CUEVA DE LOS DURMIENTES – LOJA Mitos y leyendas de Loja
5 (100%) 11 vote[s]

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *