CUEVA DE LAS VENTANAS Conocida también como Cueva de la Ventanilla o Cueva de la Campana

 

CUEVA DE LAS VENTANAS

CUEVA DE LAS VENTANAS

Rincones de Granada, nació allá por finales de 2015. En aquel entonces, hicimos dos listas, una con los lugares más significativos y curiosos de la provincia, y otra con los lugares que conocíamos, y que nos habían enamorado. La Cueva de las Ventanas de Píñar, fue uno de los primeros enclaves en aparecer en la lista de los sitios más cautivadores que habíamos visitado y fotografiado con anterioridad.

La Cueva de las Ventanas, es un sistema kárstico que se sitúa en la última estribación de la Sierra de Arana, a más de 1.000 metros de altitud. En su interior se mantiene una temperatura constante de 13 grados centígrados, durante todo el año. Es uno de esos lugares ideales para compartir en familia, sobretodo para ir con niños. Su recorrido está adaptado para los carros de bebés y personas con movilidad reducida.

Para recorrer la Cueva de las Ventanas, hay que adquirir las entradas en la oficina de información turística, situada en un edificio de usos múltiples que tiene el ayuntamiento de Píñar en el centro del pueblo.

TREN - CUEVA DE LAS VENTANAS

TREN – CUEVA DE LAS VENTANAS

La aventura de visitar la Cueva de las Ventanas empieza mucho antes de llegar a ella. Quince minutos antes de la hora de la visita, un tren turístico nos subirá por las pendientes y serpenteantes calles de Píñar, hasta llegar a la entrada de la Cueva de las Ventanas. Allí podremos disfrutar de una visita guiada, amena, divertida, sin grandes tecnicismos, fácil de entender para todos y enfocada a los más pequeños de la casa.

Una apuesta lógica y valiente, ya que serán los niños, los adultos del mañana, los que preservarán estos espacios.

La Cueva de las Ventanas ha sido utilizada por el hombre como lugar de culto, santuario y refugio desde el Paleolítico superior hasta la Edad de Bronce.

La primera ocupación de la cueva está datada sobre los 20.000 años antes de nuestra era. Posteriormente visigodos, romanos y almorávides también la usaron dejando algunas vasijas en el interior. Tras la conquista, y hasta finales del siglo XIX, se utilizó como almacén y recinto para guardar el ganado caprino.

En 1916 comienzan las primeras investigaciones arqueológicas serias. En esos estudios además de materiales realizados por los humanos se han encontrado abundantes coprolitos de hienas gigantes y restos óseos de animales prehistóricos.

La Cueva de las Ventanas está formada por varios niveles de galerías, con estalactitas, estalagmitas, coladas y formaciones calcáreas en las rocas, todas ellas producto del paso del agua durante millones de años.

NECRÓPOLIS EN LA CUEVA DE LAS VENTANAS

NECRÓPOLIS EN LA CUEVA DE LAS VENTANAS

En todo el recorrido podremos ver representaciones y recreaciones del paso del hombre por esta cueva. Destacan los utensilios encontrados en la cavidad, junto con las recreaciones de enterramientos y de hogares neolíticos.

La visita comienza en la “Gran Sala”, que tiene 60 metros de longitud y es donde se ha desarrollado la vida cotidiana durante cientos de años.

PARQUE DE LAS CIENCIAS

Tras la Gran Sala, atravesamos un corredor de 30 metros de largo, algo estrecho, lleno de recovecos, llamado “El Pasillo”. Aquí pondremos nuestra imaginación a funcionar, pensando que somos espeleólogos. Este espacio fue lugar de enterramiento para los hombres de la prehistoria.

Tras el Pasillo, recorremos un camino fascinante y serpenteante que nos ayuda a esquivar los grandes bloques caídos del techo, esta zona se llama, “Sala de los Desprendimientos”.

La “Sala de las Piletas”, es sin duda una de las más hermosas. Está engalanada de estalactitas, estalagmitas y coladas. Mide unos 30 metros de diámetro y tiene 20 metros de profundidad. En su fondo se ha instalado un anfiteatro para la realización de conciertos, donde han actuado grupos musicales tan variopintos como los murcianos ‘IDEM’, José el Francés, Chonchi Heredia, o  el grupo de swing ‘Mama’s Dream’.

CUEVA DE LAS VENTANAS

CUEVA DE LAS VENTANAS

Seguimos el recorrido a través de escaleras y pasarelas metálicas, pasamos por “El Puente”, una galería y la “Sala de las Columnas”. Casi no da tiempo de absorber tanta belleza. Seguimos por la “Cuesta de la Lluvia” y la  “Sala de los Priores”, llamada así por dos grandes bloques que para algunos parecen monjes. Ya las explicaciones de la guía se entremezclan con nuestros pensamientos, imaginaciones y ensoñaciones. Casi nos sobra hasta el sonido de nuestros pasos.

Poco a poco la luz natural vuelve a inundar la cueva e iluminar nuestro camino. Llegamos al final del recorrido circular, saliendo por una de las “ventanas” que dan acceso a la Gran Sala.

La Cueva de las Ventanas está considerada Bien de Interés Cultural (BIC) y Monumento Natural de Andalucía desde el 23 de Noviembre de 2001.

Por cierto, el nombre de la Cueva de las Ventanas se debe a las tres bocas de acceso que presenta desde el exterior. También se le conoce como Cueva de la Ventanilla o Cueva de la Campana.

Horarios

  • Todos los días de 10:00h a 13:00h y de 16:00h a 19:00h
  • Precio de la entrada
  • General: 8 euros
  • Reducida: 6,40 euros
  • Niños: 5 euros

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario