• Síguenos

EMBALSE DE LOS BERMEJALES Lugar donde puede elegir la contemplación o la actividad deportiva.

EMBALSE DE LOS BERMEJALES

EMBALSE DE LOS BERMEJALES

Esta mañana al levantarme, me he encontrado con una sorpresa poco grata cuando me disponía a ducharme, ¡¡No había agua!!. Pensé, no pasa nada, mientras llega voy preparando el primer café de la mañana. Mi sorpresa fue mayúscula, al abrir el grifo de la cocina y cerciorarme de nuevo, que tampoco salía agua. Eso me hizo reflexionar, sobre la importancia de lo cotidiano, del agua, de los embalses y pantanos, y como la existencia de esas construcciones nos facilita la vida. Esta anécdota ha dado pie a que hoy escribamos sobre el Pantano de los Bermejales.

¡Ah!, por cierto, el agua llegó a la casa a media mañana, y opté por desayunar, sin café. Eso sí, después de comer me tome la revancha, hice un rico te “Embrujo de Granada, lleva te negro, rooibos, vainilla y flores, que me supo a gloria y que había comprado en las tiendas Medievo. 

Embalse de los Bermejales

Las presas son muy importantes para el hombre, tienen como misión fundamental regular las aguas de los ríos para su mejor aprovechamiento, en el abastecimiento y el regadío. También generan electricidad y pueden evitar las grandes riadas.

El embalse o pantano de los Bermejales es uno de los cuatro puntos del interior de la provincia de Granada, en el que está permitido el baño, las actividades deportivas náuticas, y la pesca. 

El Embalse de los Bermejales, pertenece a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Se encuentra en el término municipal de Arenas del Rey, regulando las aguas en el curso alto del río Cacín. Este río nace bajo la falda del pico Lucero, en la sierra de la Almijara, y desemboca en el río Genil, cerca del pueblo de Villanueva de Mesías. 

- EMBALSE DE LOS BERMEJALES

– EMBALSE DE LOS BERMEJALES

Aunque en los años 40 del siglo XX, es cuando se comienzan las obras del Embalse de los Bermejales, es mucho antes, cuando se plantea la necesidad de construir una presa. Precisamente fue Don Julio Quesada Cañaveral y Piédrola, VIII Duque de San Pedro de Galatino y VI Conde de Benalúa, quien a finales del siglo XIX, comenzó a poner en marcha el proyecto de una presa que diera agua para el riego de sus tierras. 

En el verano de 1903, el Duque de San Pedro de Galatino,  que era senador, pidió a la Cámara del Senado la construcción del pantano del río Cacín. Esta proposición estaba avalada por otros senadores como el Conde Agrela, Fernando O`Lauwlor, Antonio López Muñoz, y Enrique Núñez de Prado. Algunos de ellos eran, además, grandes terratenientes de la zona, con la pretensión de convertir sus tierras de secano en regadío.

El Duque de San Pedro de Galatino insistió durante más de  diez años, en el Senado, para que su proyecto se llevase a cabo pero, a pesar de su empeño, estuvo frenado hasta casi dos décadas después .

El primer proyecto serio de la Presa de los Bermejales, se realizó en 1932. Construyéndose un año más tarde, varias viviendas, las ataguías y el túnel de desvío del río Cacín. También se realizó el camino de servicio que unía la presa con la carretera provincial de Ventas de Huelma-Arenas del Rey.

Durante la Guerra Civil se paralizaron las obras. Finalmente, fue el proyecto elaborado, en 1944, por el Jefe de la sección en Granada de la Confederación Hidro­gráfica del Guadalquivir, José Mª Sánchez del Corral, el que se construyó.

ALIVIADERO - EMBALSE DE LOS BERMEJALES

ALIVIADERO – EMBALSE DE LOS BERMEJALES

En 1947, la empresa Dragados y Construcciones S.A. comenzó los trabajos de construcción de la presa, obras que finalizaron en 1952, con no pocos contratiempos. Entre estos, quizás el más curioso es que el hormigón de las probetas tardaba en fraguarse más de la cuenta. Al parecer, esto era debido a que los vagones en los que se había transportado el cemento a granel, anteriormente habían llevado azúcar, y no se limpiaron a conciencia.

El Embalse de los Bermejales inició su actividad en 1954, permitiendo poner en regadío las tierras de las terrazas meridionales del río Genil.

En 1967 debido a que el aporte del río Cacín no era suficiente, para que el pantano cumpliera su misión, se construyó una canalización que trasvasara agua desde el río Alhama hasta el embalse de los Bermejales.

La presa propiamente dicha, está situada a 822 metros de altitud sobre el nivel del mar, cerrando una garganta que el río Cacín ha ido excavando a lo largo de milenios. Es de hormigón, de planta curva con una longitud de 408 metros, y una altura de más de 55 metros sobre el lecho fluvial. El pantano cuenta con un volumen de 113 hectómetros cúbicos y ocupa una superficie de 307 kilómetros cuadrados, con un perímetro de 28 kilómetros.

En torno al embalse existe un gran pinar de repoblación, cuya misión principal es la de controlar la erosión de las laderas circundantes. El embalse de los Bermejales constituye uno de los principales atractivos turísticos de la zona. Acercarse hasta este enclave es siempre una experiencia agradable, y disfrutar de las tranquilas aguas color azul turquesa es un placer en los días calurosos. También tienes la posibilidad de realizar actividades acuáticas, senderismo y cicloturismo, pasear por los espectaculares tajos labrados por el río a la salida de la presa, o recorrer la necrópolis megalítica, donde el máximo exponente visitable es el conocido como Dolmen de los Bermejales.

En las mismas orillas del embalse de los Bermejales se encuentra un camping con zona de acampada, bungalows y una amplia oferta de actividades, donde seguro que no te aburrirás. 

Estado de la Presa o Embalse de los Bermejales.

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *