ENTIERRO DE LA ZORRA Una antiquísima tradición que se hace en algunos pueblos de Granada

Entierro de la Zorra - Foto: Ayuntamiento de la Taha-

Entierro de la Zorra – Foto: Ayuntamiento de la Taha-

Desde que comenzamos a implantar en la web un calendario de fiestas de los pueblos de Granada, nos hemos dado cuenta que cada día nos falta más, mucho más, por conocer de esta querida provincia. Entre las manifestaciones culturales que no conocíamos en profundidad se encuentra el “Entierro de la Zorra”, una festividad que se celebra en varios pueblos de Granada. 

El Entierro de la Zorra.

En la provincia de Granada, tanto en la Alpujarra, como en el Valle de Lecrín y la vega, hacen El Entierro de la Zorra. Cada una de las localidades que lo representa, lo realiza de manera diferente y en momentos distintos. Unos pueblos, los más, desarrollan El Entierro de la Zorra como colofón final a sus fiestas patronales. Sin embargo, está el caso de Güéjar Sierra que lo hace como inicio de los carnavales.

Aún así, esta representación tiene como denominador común varios elementos. En todos estos pueblos se realiza una procesión con un monigote por las calles, y tras unas palabras satírico-burlescas, este animal, que antaño era una piel disecada y hoy en día un muñeco de telas y cartón, es quemado o enterrado en la plaza del pueblo. 

Para sintetizar en qué consiste el Entierro de la Zorra en Granada, recurrimos a las palabras de Gerald Brenan, quien escribió en su libro “Al Sur de Granada”:

El último día se celebraba una procesión de antorchas en la que era paseada en triunfo una piel de zorro (o en su defecto una piel de conejo) alrededor de la aldea y luego la enterraban enfrente de la iglesia, con ceremonias religiosas y un sermón burlesco.

Entierro de la Zorra - Foto: Ayuntamiento de Güéjar Sierra

Entierro de la Zorra – Foto: Ayuntamiento de Güéjar Sierra –

Hace años, los mozos de los pueblos donde se realizaba el Entierro de la Zorra se echaban al monte para cazar una zorra y enterrarla a la vista de todos, anunciando que había llegado el final de las fiestas. Sin embargo, con el paso del tiempo, el animal ha sido sustituido por un muñeco elaborado con cartón y paja, relleno de bengalas y cohetes.

Este festejo tiene cierta similitud con el carnavalesco “Entierro de la Sardina”, pues se lleva a la “Zorra” a hombros por las calles del pueblo, acompañada de hombres vestidos de luto y plañideras. Posteriormente, la zorra, es quemada entre gritos exagerados y el jolgorio de las fiestas. Cuenta además con un falso cura que pronuncia un discurso antes de prender fuego a la Zorra, en la plaza principal del pueblo.

Existe la hipótesis de que esta celebración formase parte de una fiesta de contenido pagano, y simbolizaría el final de un ciclo agrícola, periodo que termina con el verano donde se recogen cosechas y se prepara la tierra para ser de nuevo sembrada. 

El acto del entierro simboliza el fin de un periodo de dificultad, dando paso a una nueva etapa de renovación, purificada mediante el fuego. 

Con el tiempo, este momento festivo de contenido y significado carnavalesco se fue incorporando dentro de los actos de las fiestas patronales de cada pueblo. Era el momento de expansión y alegría, cuando las restricciones eclesiásticas se hacían mas permisivas con la fiesta.

El origen del Entierro de la Zorra

Entierro de la Zorra Nigüelas - Foto- Mª del Rosario Ortiz Amores-

Entierro de la Zorra Nigüelas – Foto- Mª del Rosario Ortiz Amores

El origen del Entierro de la Zorra es incierto, aunque se sabe que este tipo de manifestación cultural se realiza desde antaño, en varios puntos de la geografía española. En Madrid se conoce como “hacer el testamento de la zorra”, en Galicia el “testamento do galo”, y el “Entierro del Entroido”. En otros lugares de España, es el testamento del asno, la mona, el gato, etc. 

Todas estas representaciones de origen pagano se pierden en la noche de los tiempos. En nuestro afán por encontrar el relato o la parodia más antigua, en la que un animal deja su testamento satírico-burlesco, hemos llegado hasta el siglo IV antes de nuestra era, con el conocido testamento de Marco Grunnius Corocotta. 

Se trata de un cerdito que dicta su testamento antes de morir y ser cocinado. El texto es bastante cómico. Va donando sus bienes y partes de su cuerpo a familiares, amigos y representantes de la ciudad. Concluye el testamento del cerdito de la siguiente manera:

Y a vosotros, mis excelentísimos amigos, y cónsules de mi vida, os ruego que tratéis bien mi cuerpo, y bien lo cubráis con buenos condimentos de nuez, pimienta y miel, para que mi nombre sea nombrado por siempre. Y vosotros señores y familiares míos, que estuvisteis en la declaración de mi testamento, haced el favor de firmar.

Chicharrón, firmó. Filete, firmó. Estofado, firmó, Salchichón, firmó. Tocino, firmó. Cañón, firmó. Guisado, firmó. 

El testamento del cerdito concluyó felizmente el día 16 de las calendas Lucerninas, siendo cónsules Fogón y Pimentón.

En el siglo VII, la tradición romana del testamento del cerdito, también se hacía con asnos, y se asociaba a la época del Carnaval. Poco tardó en pasar este tipo de representación carnavalesca, a cualquier animal doméstico, entre ellos a nuestra querida “zorra”.

Zorra de los pertados - Foto: Ayuntamiento de Pórtugos

Zorra de los petardos – Foto: Ayuntamiento de Pórtugos

Una vez acercados a los posibles orígenes del Entierro de la Zorra, nos centraremos en una de las diferencias que la hacen única en Granada, y es que El Entierro de la Zorra de Granada no deja testamento ni habla en primera persona, como es el caso del gallo, el cerdo, el asno…

La Zorra simboliza las tentaciones sexuales de la carne y de coger lo ajeno. Por todo ello, el pueblo representa un juicio, donde se atribuye el poder moral de la iglesia, y se quema (purifica) a la Zorra. Pero cada año la Zorra, es decir las tentaciones, vuelven a aparecer y por lo tanto hay que estar ojo avizor. 

La Zorra en Güéjar Sierra se llamó María García, y más tarde, para no herir susceptibilidades, se cambió el nombre por el de Arpía García, o Arpía María. Este pueblo sigue celebrando el Entierro de la Zorra en Carnavales, mientras que la mayoría de los pueblos de Granada lo hacen el último día de sus fiestas patronales. 

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *