ERMITA DE SAN SEBASTIÁN – ORCE

ERMITA DE SAN SEBASTIÁN - ORCE

ERMITA DE SAN SEBASTIÁN – ORCE

Casi en el límite urbano de Orce, se encuentra una de las ermitas que tiene la localidad: La ermita de San Sebastián.

La ermita de San Sebastián de Orce es de planta cuadrada, está rematada interiormente con una falsa cúpula sobre pechinas, que están decoradas con perfiles de escayola. El templo no cuenta con ventanas en los laterales, y solo la luz dos ventanucos lo ilumina, uno realizado en la puerta de madera, y el otro, situado en la fachada principal, justo bajo el alero del tejado. La ermita alberga una moderna imagen de San Sebastián, colocada en una hornacina de obra, sustituyendo otra imagen que se perdió durante la Guerra Civil.

La ermita de San Sebastián de Orce se cubre, exteriormente, con un techo de teja árabe a cuatro aguas. Destacan de ella sus potentes contrafuertes en los laterales. 

Aunque se cuenta que esta ermita de San Sebastián fue una de las más antiguas de la localidad, y que ocupó el espacio de un morabito árabe, tras la conquista castellana, realmente, se conoce poco de ella.

Es cierto, que muchos de los morabitos musulmanes fueron convertidos en iglesias o ermitas. Sin embargo, no sabemos si en el lugar que ocupa la ermita de San Sebastián hubo un morabito. Esta idea no sería descabellada, pues se encuentra en una vía importante de comunicación hacia Huéscar, y muy cerca del cauce del río.

En cuanto a los morabitos, asociados a la cultura musulmana, podemos recordar que estos edificios están destinados a la oración, o a la meditación, incluso, eran lugar de enterramiento de eremitas. Los morabitos solían estar situados tanto dentro como fuera de las ciudades, y se edificaban cerca de puntos de agua, ya fuesen pozos, riachuelos, o ramblas. En su entorno solía haber un pequeño cementerio. Estas construcciones, con el tiempo, pasaron a tener varios usos. Por un lado, eran puestos de vigilancia, ubicados en un lugar de importancia estratégica, y por otro fueron también un lugar de oración, que incluso ofrecía alojamiento a los comerciantes.

ERMITA DE SAN SEBASTIÁN - ORCE

ERMITA DE SAN SEBASTIÁN – ORCE

Con la conquista de Granada y la expulsión de los árabes, las mezquitas, morabitos o rábitas tuvieron diferentes destinos. Algunos fueron abandonados y muchos otros transformados en lugares de culto cristiano. Las advocaciones más frecuentes fueron las dedicadas a San Sebastián, Santa Catalina, Santa Ana y San Antón, pero hay otras de diversa ascendencia, como la de la Vera Cruz, Virgen de la Cabeza, San Marcos, San Miguel…

Bueno, no nos perdamos, y sigamos con la ermita de San Sebastián de Orce. 

Se sabe que esta y otras ermitas, construidas en la segunda mitad del siglo XVI, tienen estrecha relación con la segunda rebelión de los moriscos de 1569. Los moriscos tomaron la ciudad de Galera, y más de tres meses tardó don Juan de Austria en expulsarlos del pueblo. Se creó, entonces, un espíritu contra todo lo que tenía que ver con la religión islámica, aumentando cualquier exaltación cristiana, sobre todo, en las poblaciones alrededor de Galera. En esa época se construyeron muchas de las ermitas de la comarca. 

En los archivos históricos de Orce quedó registrado, que desde 1566 se pretendía levantar una ermita en honor a San Sebastián. Como tantos otros oratorios, este de Orce también fue impulsado y mantenido por la religiosidad popular de los vecinos de la localidad, mediante limosnas. Sin embargo 36 años después todavía no se había terminado de construir. Bartolomé Ramos vecino de Orce y Mayordomo de la ermita de San Sebastián, fue el encargado de terminarla, a principios del siglo XVII.

ERMITA DE SAN SEBASTIÁN - ORCE

ERMITA DE SAN SEBASTIÁN – ORCE

Para ver las Ermitas de San Sebastián, de San Antón y el pueblo de Orce, en todo su apogeo, tienes que venir entre el 16 y el 20 de Enero.

Durante estos días Orce celebra las fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Antón y San Sebastián.

Los días 16 y 17 se honra a San Antón, mientras que, el 19 y el 20, son dedicados a San Sebastián. El 18 queda como día suelto y se llama el día de “La Zorra”.

Cada 19 de Enero, vísperas de San Sebastián, a las cuatro de la tarde, una comitiva compuesta por soldados, el paje, los danzantes, cascaborras y el sacerdote, se dirige hacia la ermita de San Sebastián. Frente a la puerta del templo se baila la bandera, el acto finaliza con el baile de los danzantes y el estruendo de los cohetes y petardos. Después, se saca la imagen de San Sebastián que se procesiona hasta la iglesia de Santa María de la Anunciación, pero el séquito será asaltado por las tropas moras, que se hacen con el control de la comitiva. Los que llevan la imagen le dan la vuelta al santo y continúan la marcha. Cerca de la iglesia, una revuelta de los cristianos acaba con la entrega de los moros.

Entre el Castillo de las Siete Torres y la iglesia, se forma un gran corro donde se repite el ritual del baile de la bandera y los danzantes, junto con el de los moros.

Al día siguiente, el patrón volverá a su ermita en procesión. Se sumarán la soldadesca, repitiendo, una vez más, los mismos rituales del baile de la bandera.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *