• Síguenos

ERMITA DEL SANTO CRISTO DEL HUMILLADERO Una Joya en vías de desaparecer

ERMITA DEL SANTO CRISTO DEL HUMILLADERO

ERMITA DEL SANTO CRISTO DEL HUMILLADERO

Las ermitas, son pequeños templos dedicados a algún santo, y en ocasiones como conmemoración a un hecho histórico relevante. Se situaban por lo general en zonas descampadas, a las afueras de los centros urbanos,  y eran sufragadas por aportaciones populares. Tenían un fuerte componente protector ante las enfermedades, las plagas y  todo lo desconocido.

Desde el mismo momento que las tropas de los Reyes Católicos fueron reconquistando tierras, se inició la transformación urbana en cada una de las localidades tomadas. Se utilizaron las mezquitas, rábitas o morabitos, para erigir en ellas los nuevos templos cristianos. Las primeras ermitas de Baza fueron las de San Cristóbal, San Antón, de la Santa Cruz, de los Santos Médicos, de San Marcos y la de San Sebastián, elegida esta última para instalar el primer cementerio a extramuros de la ciudad.

Sin embargo, entre todos los pequeños templos que salpican Baza, nos ha llamado poderosamente la atención, la ermita del Santo Cristo del Humilladero, una de las ermitas más antiguas de la ciudad, convertida hoy día en almacén, y cuyo estado de abandono es más que notable. La ermita está situada en la calle Humilladero, frente a la calle Perona Alta.

De la ermita del Santo Cristo del Humilladero, no conocemos cuando se erigió ni por quién. Probablemente, se levantó en el primer tercio del siglo XVI, a las afueras de Baza.

Entre las pocas referencias que se tienen, una la encontramos en el testamento de Juan de Fuentes, alcaide de la fortaleza de Benzalema. En 1518 Fuentes dejó 15 reales para levantar un humilladero, con una imagen y una capilla.

Recordemos que los humilladeros eran lugares de devoción cristiana, con cruces, que se situaban a la entrada o salidas de los pueblos.

La Ermita del Santo Cristo del Humilladero, es de estilo renacentista, consta de un espacio estructurado por dos tramos cuadrados, con cúpula de media naranja, dividido en ocho gajos, y su tribuna se sitúa a los pies.

La cúpula, que cubre el primer tramo del recinto, es de perfil contracurvo, de corto tambor octogonal sin vanos y con domo aplanado. Esta tipología llegó a la comarca a mediados del siglo XVII, y es muy similar a la de la parroquia de Benamaurel. Esto nos indica que toda, o parte, de la ermita se edificó o reedificó posteriormente a esa época.

PILAR DEL HUMILLADERO

PILAR DEL HUMILLADERO

En la pared que da a la calle, la ermita tiene adosado un sencillo pilar de piedra de un solo brocal, construido a mediados del siglo XVIII, que servía de abastecimiento tanto para las personas como para los animales.

Se conoce que en 1755 se levantó la sacristía de la ermita y, quizás, se llevó acabo una remodelación del santuario. El 2 de junio de ese año Pascual Marín, probablemente miembro de la Hermandad del Santo Cristo del Humilladero, solicitó licencia para cortar veinte pinos en la sierra, y realizar obras en el templo.

En diciembre de 1755, tras haberse agotado todo el suelo disponible para los enterramientos en los templos parroquiales, se bendijo la ermita del Humilladero como cementerio, para acoger a las personas fallecidas a causa de una gran epidemia, que asoló a la ciudad bastetana en aquellas fechas.

Esta ermita, al igual que muchas otras, realizaba la función de ser segunda parroquia, en la que se celebraba la misa dominical, dirigida a los que vivían fuera del recinto urbano. La ermita del Santo Cristo del Humilladero pertenecía a la parroquia de San Juan.

La ermita disponía de un espacio para que pudiera vivir la persona encargada del mantenimiento del templo. Se conoce que Antonio Tolosa en 1753 fue el custodio de la ermita, y que Felipe Gallardo en 1765, era el ermitaño y el sacristán del templo.

La ermita del Santo Cristo del Humilladero se encuentra en un estado deplorable, al igual que otros edificios históricos de la ciudad. Desde Rincones de Granada queremos elogiar la labor que la Asociación Cultural Baza Histórica realiza en pro de la conservación del patrimonio bastetano.

 

 

Bibliografía principal

“Baza, de la Ilustración al Historicismo: urbanismo, arquitectura y artes plásticas”, de Juan Manuel Segura Ferrer.
La cúpula de perfil contracurvo en el Barroco murciano y andaluz de PEDRO A. GALERA ANDREU
A.P.G., Baza, Manuel Sánchez de la Castellana.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario