ESCULTURA A CIDI YAHYA – BAZA

ESCULTURA A CIDI YAHYA - BAZA

ESCULTURA A CIDI YAHYA – BAZA

Junto a los baños árabes de la Marzuela, en Baza, se encuentra, desde 2012, una escultura que rememora la figura del militar y diplomático Cidi Yahya. Esta obra forma parte, junto con otras seis esculturas, del itinerario turístico “Ruta de las Estatuas”. 

La “Ruta de las Estatuas” es una manera diferente de conocer la historia de Baza a través de sus personajes más emblemáticos. Las otras esculturas son las de Miguel de Cervantes, José Luis Martinez “El Atleta”, fuente del Cascamorras, la estatua del emigrante, la Dama de Baza, y el el busto del abad Antonio José Navarro y López.

La escultura a Cidi Yahya está realizada en mármol gris de Sierra Elvira. Fue elaborada por el artista bastetano Francisco Mateos Sanchez, y nos muestra un guerrero de mirada serena pero vigilante, con la mano derecha en la empuñadura de su espada y la izquierda sujetando la vaina.

El pedestal cuenta con una cartela que, en un tiempo, tuvo que estar completa y en la que se podía leer:

“Cidi Yahya al Nayar (Cid Hiaya). Último caudillo árabe convertido al cristianismo con el nombre de Pedro de Granada 1435 – 1506”

¿Quién fue Cidi Yahya al Nayar?

No se conoce la fecha exacta del nacimiento de Cidi Yahya, pero, todos los indicios apuntan a que fue entorno al año 1435, en el almeriense pueblo de Taha de Marchena. Era nieto del sultán Yusuf IV. Fue un personaje decisivo en la conquista definitiva del Reino de Granada, y en la caída de su primo: el rey Boabdil. 

Cid Hiaya gozaba del prestigio y del respeto de los cristianos y de los musulmanes. Sus dotes de buen negociador sirvieron para que a los pueblos que capitulasen se les concedieran algunos privilegios.

Cidi Yahya era el gobernador de Baza en el tiempo en que el ejército castellano estaba asediando la ciudad. Gracias a él, Baza se rindió evitando un desenlace sangriento. Pero esta no era la primera vez que intentaba entregar una ciudad a los cristianos. Años atrás, cuando era alcaide de Almería, ya había tomado contacto con los Reyes Católicos para que Almería y Vera se rindieran, a cambio de recibir el ducado de Gandía y de un señorío en Alboloduy. Pero su traición se vio frustrada por las sospechas de su cuñado, Mohammed XIII El Zagal, quien lo impidió. Almería cayó en manos cristianas en 1489.

ESCULTURA A CIDI YAHYA - BAZA

ESCULTURA A CIDI YAHYA – BAZA

Desde las capitulaciones de Baza, Cidi Yahya, tomó un papel fundamental para que los Reyes Católicos conquistaran definitivamente Granada. Luchó en Adra contra los musulmanes y en la vega granadina contra las tropas de Boabdil.

En agradecimiento, los monarcas cristianos, le concedieron varios privilegios, pero no tantos como le habían prometido. Se le nombró Alguacil Mayor, y posteriormente, Regidor perpetuo de Granada, cargo que le permitió participar en el ayuntamiento granadino. Además, se le nombró comendador de la Orden de Santiago y obtuvo el señorío de Campotéjar.

Se suele decir que el día de Navidad de 1489, pocos días después de la toma de Baza, se convirtió al cristianismo, siendo bautizado como Pedro de Granada. Sin embargo, algunos historiadores abogan por que tal acto no se ratificó hasta el año de 1500. Su hijo Alí Omar ben Nasar, sí se convirtió antes, en 1492, con el nombre de Alonso de Granada Venegas, así como sus hijas, bautizadas como Isabel y Brianda.

Tras la conversión al cristianismo, Pedro de Granada consolidó los privilegios concedidos por los Reyes Católicos gracias a su protagonismo activo en la guerra de Granada.

Fue uno de los primeros devotos de la Virgen de la Esperanza, hallada en 1492 en Sierra Nevada, y que podemos ver en la iglesia de Santo Domingo. Mandó grabar en su espada la siguiente leyenda: “en la Virgen de la Esperanza he puesto mi confianza”.

Posiblemente Cidi Yahya murió el 6 de febrero del año 1506. Su cuerpo fue llevado desde Andarax a Granada. Un biógrafo anónimo contó:

(…)  a lo largo de todo el camino le acompañó un cortejo fúnebre compuesto por más de 800 personas de a pie y de a caballo, a los que costeó su hijo Alonso. En la calle Elvira, se le hicieron dos túmulos uno a la entrada, donde salió a recibirle la clerecía y frailes de Granada, y otro a la salida en el antiguamente llamado pilar de los almizcleros y que después se llamó del Toro. Luego su cuerpo se puso sobre un túmulo en la iglesia de Santa Maria de la O y se inhumó en un arco existente en la pared de la capilla. En este lugar se colocó una losa de alabastro que contenía el epitafio siguiente:

“Yace aquí don Pedro de Granada, preclaro por su familia y sangre real, distinguido con el hábito de Santiago, del Consejo de los Reyes Católicos y su alguacil mayor y regidor de Granada, de la conquista de cuyo reino fue importante valedor. Se distinguió por sus obras en la guerra y en la paz. Fue grato a Dios y a los reyes. Murió el seis de febrero de 1506”.

Cidi Yahya / Pedro de Granada fue un personaje que supo adaptarse rápidamente a cada situación, sabiendo sacar el mayor partido para su supervivencia y la de su familia, sin importarle el bando por el que actuaba.

Los descendientes de Cidi Yahya han sido propietarios de una gran colección de inmuebles, que aun podemos ver en la capital granadina. Entre ellos destacamos, la Casa de los Tiros, la Casa del Padre Suárez, y el palacio de los marqueses de Casablanca. También ostentaron la alcaidía del Generalife.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *