ESTUDIO FOTOGRÁFICO GARZÓN Y SEÑÁN La Galería del Kadi

TALLER FOTOGRÁFICO MEERSMANS

TALLER FOTOGRÁFICO MEERSMANS

Uno de mis rincones predilectos de la ciudad de Granada, se encuentra muy cerca del Carmen de los Mártires, y no pienses que es un espectacular monumento, o una casa nobiliaria, son los restos del Taller fotográfico Meersmans. Este inmueble que pronto se convertirá en el museo Meersmans en una parcela colindante al Carmen de los Mártires,  proporcionaba al menos desde 1910, todo un conjunto de servicios comerciales orientados al turismo (antigüedades, encajes, mantillas, reproducciones de yeserías de la Alhambra), incluía además una galería fotográfica y una ámplia oferta de álbumes y tarjetas postales.

Todavía recuerdo cuando me tropecé con este inmueble.  Hace ya unas décadas, (no diré cuantas 😉 ), recorría el Realejo buscando lugares que guardar en la memoria, pero sobretodo, iba buscando dentro de mí. Llevaba por aquel entonces, muy alegremente colgada al cuello, mi flamante Nikon FM2, cargada con carretes de Blanco y negro, Kodak T-Max 400. A la sazón, si no lo permitía la economía, alguna película Ilford o Agfa, que eran más baratas. Los negativos los revelaba a mano en un pequeño cuarto oscuro que tenía en casa.

Tras visitar el Carmen de los Mártires, iba enfilando mis pasos hacia la Alhambra y la Cuesta de los Chinos, cuando descubrí la portada con las letras, “Fotografía Artística”. Me quedé un buen rato de pie mirándola, hasta que vi que podía curiosear por dentro y lo hice… Fue una experiencia muy gratificante y enriquecedora.

Bueno, ya esta bien de batallitas ¿no?. Pero esto me da pie para hablar de otro estudio fotográfico que se situó cerca, el estudio de Garzón y Señán, en la calle Real de la Alhambra.

Estudio fotográfico Garzón y Señán

TALLER FOTOGRÁFICO MEERSMANS

TALLER FOTOGRÁFICO MEERSMANS

Queda poco del estudio que montaron Rafael Garzón Rodríguez y  Rafael Señán González, en febrero de 1889, en la Calle Real de la Alhambra 24. Estos dos fotógrafos fueron los precursores de la fotografía de souvenir en Andalucía.

El estudio fotográfico recreaba, con decorados, los patios de la Alhambra, incorporando puertas y ventanas, tras los cuales se colocaban fondos pintados con vistas del palacio nazarita. Con esta ilusión óptica conseguían un mayor realismo, dotando a sus fotografías de una gran profundidad visual. El estudio disponía de un sistema de cortinas y toldos, que abrían y cerraban a voluntad, controlando así la luz natural.

Garzón y Señán mediante un variopinto atrezo compuesto de muebles, divanes forrados con telas adamascadas, alfombras, pipas de agua, mesitas de madera de marroquinería, y juegos de te, crearon una pomposa ambientación de toques orientales. Esto se completaba con un vestuario de manufactura norteafricana, con el que poder disfrazar a clientes y turistas de sultanes y princesas. Se puso de moda, ya por aquellas épocas, hacerse un reportaje “postboda” en el estudio de Garzón y Señán.

Los retratos se entregaban montados sobre una gruesa cartulina, en cuyo reverso se podía leer:

Fotografía recuerdo de Granada en la Alhambra. En la visita hecha al patio árabe del Kadí propiedad de la casa Garzón y Señán. Premiados con varias Medallas de oro y el gran diploma de la sociedad científica europea.

La sociedad de Garzón y Señán se disolvió en 1904, debido fundamentalmente al gran éxito que tuvieron. Cada uno de los fotógrafos, por separado, abrieron sucursales en diferentes ciudades de Andalucía.

Rafael Garzón Rodríguez

ESTUDIO FOTOGRÁFICO GARZÓN Y SEÑÁN La Galería del Kadi

ESTUDIO FOTOGRÁFICO GARZÓN Y SEÑÁN
La Galería del Kadi

Nació en Granada en 1863, y cursó estudios de fotografía en Madrid. Los primeros contactos de Garzón con la fotografía fueron muy tempranos, tan solo con 15 años ya era aprendiz de fotógrafo. No obstante, el que su cuñada fuese Luisa Mauzaisse Luque, hija del fotógrafo parisino afincado en Granada, Carlos Mauzaisse, fue un gran espaldarazo para la carrera de Rafael. En 1883 Garzón regresa a Granada desde Madrid, donde trabajaba como fotógrafo, para hacerse cargo del estudio de Charles Mauzaisse, situado en la entonces calle Real de la Alhambra 24.

Garzón se reinventa y crea su peculiar galería turística.

La crisis de la fotografía a finales del siglo XIX, provocada por la industrialización del negativo fotográfico, hizo que proliferara los fotógrafos ambulantes en Granada. Tanto fue así que en las guías turísticas y periódicos de la época se podía leer.

Entre las infinitas molestias que sufre el viajero, es una de las principales el número considerable de fotógrafos ambulantes, quienes, bajo pretexto de vender fotografías, molestan a cada paso sin dejar a nadie admirar las bellezas artísticas de la Alhambra.

Esto hizo que Rafael Garzón se reinventara. Además de ofrecer en su establecimiento postales fotográficas de monumentos, calles y escenas costumbristas de Granada, Sevilla, Córdoba, Málaga o Cádiz, realizaba reportajes fotográficos dentro de la Alhambra.

Entre el 1 de febrero de 1898 y el 31 de Enero de 1904 estuvo asociado comercialmente a Rafael Señán González, compartiendo su estudio de Granada.

Garzón desde 1897 contaba con otro comercio en la calle Gomérez nº 36. Tras la ruptura con Señán estableció sucursales en Sevilla, y Córdoba donde llegó en 1910, instalándose en un local contiguo al de Rafael Señán. En todas las ciudades donde abrió galerías Rafael Garzón Rodríguez cosechó grandes éxitos comerciales. Realizó también trabajos en Toledo, Gibraltar y Tánger. Falleció en 1923 pero sus estudios se mantuvieron abiertos hasta 1935.

 Rafael Señán González 

Postal publicitaria de la casa Señán de Granada- Fototipia postal.

Postal publicitaria de la casa Señán de Granada- Fototipia postal.

Rafael Señán nació en Ciudad Real en 1864. Se trasladó muy joven a la ciudad de Granada, donde se dio de alta como retratista antes de 1880. Tuvo su establecimiento en la Calle Alhambra nº46 y 64.

Se formó como fotógrafo de la mano de Escudero y Rafael Garzón, con el que mantuvo una relación comercial desde 1998 hasta 1904.

Abrió un estudio fotográfico en Córdoba que regentó su esposa, Nicasia Aldeondo, y luego continuó su hija hasta el comienzo de la Guerra civil.

Tras la ruptura con Garzón, en 1904, Señán siguió con su estudio en la Calle Alhambra, que llamó “La gran mezquita de Boabdil”.

Señán editó cientos de postales de monumentos de Andalucía. Fue reconocido con el Premio de la exposición de el Cairo de 1895, el Diploma de Honor en la exposición de Granada de 1905, la medalla al mérito de la sociedad científica europea y el Primer Premio de la exposición de Santander de 1906. En 1904 se le concedió el título de fotógrafo de cámara de Alfonso XIII.

Rafael Señán González falleció en Granada en 1911, tenía tan solo 49 años. Momento en que su familia se trasladó definitivamente a Córdoba.

 

Para terminar el post, quiero agradecer a Maribel Torres, estas fotografías que me traen tan gratos recuerdos.

Deja una respuesta

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario