• Síguenos

FARO DE SACRATIF La principal linterna de la costa de Granada

FARO SACRATIF

FARO SACRATIF

La costa granadina se encuentra salpicada por una buena cantidad de fortificaciones y algunos faros, que llevan en pie desde hace siglos. Hoy nos acercamos hasta el faro de Sacratif.

Faro de Sacratif

El Faro de Sacratif se encuentra a un par de kilómetros al Este de Torrenueva. Lleva coronando los acantilados del cerro del Chucho desde 1863. Este es el punto más meridional de la provincia de Granada. Desde aquí se domina un amplio arco costero, que va desde el Cabo de Gata en Almería hasta el Faro de la punta de la Mona, en Almuñécar. Por este motivo, desde la llegada de los fenicios, la zona fue consagrándose como uno de los puntos más importantes y estratégicos de la costa granadina.

Al abrigo del Cabo de Sacratif se asentaron primero los romanos, llamando al lugar Paterna, y después los árabes, constituyendo la alquería de Batarna, siendo famosas las salinas de Trafalcaçis

El Cerro del Chucho fue puesto de vigilancia, y el lugar donde se levantó, en el siglo XVI, la torre del Chucho o de Trafalcacis. Esta atalaya debía de evitar el desembarco y los ataques de los corsarios berberiscos, que iban a saquear la costa motrileña. Sin embargo, la atalaya no era del todo eficaz, debido fundamentalmente a su escasa altura, así que solo servía para vigilar el Llano de Carchuna. 

FARO SACRATIF

FARO SACRATIF

En más de una ocasión los torreros del Chucho se vieron indefensos y a merced de los corsarios, que atacaban la atalaya sin mucha dificultad.

Los guardias de la torre se vieron obligados también, a abandonar la atalaya por las demandas de Luis de Salas, administrador de la sal de Trafalcaçis, en el siglo XVII, porque la torre estaba dentro de los dominios de las salinas.

La Torre del Chucho estaba custodiada habitualmente por 1 cabo y 2 torreros, en casos excepcionales llegó a estar dotada de tres soldados de Infantería y de tres torreros, según las indicaciones dadas por el mariscal de campo Antonio María Bucareli.

La torre debía de tener conexión visual con otras fortificaciones de la costa granadina, con el Castillo de Carchuna a levante y con la Torre de Torrenueva a poniente. Con esta última no existía dicha conexión visual por lo que los torreros debían subirse a una loma cercana, para hacer señales de rebato a la torre de Torrenueva.

La torre del Chucho, de la que no queda actualmente nada, estaba a la izquierda, y a escasos metros de donde hoy se levanta el Faro de Sacratif. Quedó totalmente arruinada durante el gran terremoto de 1803 y las continuas réplicas del año siguiente.

A finales de la década de los 30 del siglo XIX, el estado adquirió los terrenos para erigir una nueva torre que sustituyera a la torre del Chucho. 

En el año 1847 se iniciaron los estudios para construir un nuevo faro en la zona. Estos estudios aparecen incluidos en el “Plan General de Alumbrado Marítimo de las Costas y Puertos de España e Islas Adyacentes”. En un primer momento se pretendió emplazar un faro en la torre vigía de la punta del Llano, pero en 1860 se presentó un proyecto para construirlo en el Cabo Sacratif, facilitando así la entrada de barcos en Calahonda.

FARO DE SACRATIF - Planta, alzado, sección por la torre, sección del terreno y faro y ubicación orográfica.

FARO DE SACRATIF – Planta, alzado, sección por la torre, sección del terreno y faro y ubicación orográfica.

El proyecto del faro de Sacratif fue elaborado por el ingeniero civil, natural de Zaragoza, Constantino Germán Cavero. 

El proyecto original constaba de un edificio principal de planta rectangular de 14 metros de ancho por 20 de largo, que albergaría las viviendas de los torreros y un almacén.  En esa época, en el faro de Sacratif trabajaban por turnos tres torreros. La torre es de planta circular, con desarrollo troncocónico, hecha en mampostería de piedra caliza y mortero bastardo, con verdugadas de ladrillo. El alzado de la torre es de 17 metros sobre la cota del solar, mientras que la lámpara se alza a algo más de 97,5 metros sobre el nivel medio de la mar. 

FARO SACRATIF

FARO SACRATIF

El 31 diciembre 1863, se inauguró el Faro de Sacratif, que es de 2º orden, caracterizado por la luz fija que daba una lámpara Degrand, alimentada por aceite de oliva, y que emitía destellos con un intervalo de 1 minuto. Esta luz era visible a 24 millas náuticas. Posteriormente, en 1916, se colocó una lámpara a vapor de petróleo, que emitía dos destellos relámpagos, visibles a 30 millas. 

En 1953 se sustituyó el antiguo aparato por una nueva óptica y linterna aeromarítima, electrificada con lámparas de 1.500W, disponiendo de un sistema de giro, apoyado sobre cubeta de mercurio y pesas para rotar la óptica. También se colocó una nueva máquina de relojería. Se convirtió por aquel entonces en el primer aerofaro de las provincias de Granada y Almería.

En la restauración, que se realizó en 1990 se añadió una linterna con balconcillo metálico y la escalera exterior de 7,5 metros que da acceso a la linterna.

Los faros no sirven solo para advertir a los navegantes de la cercanía de la costa, sino que también indican a los marinos dónde se encuentran gracias a un “sistema de apariencias”, un código de luz y oscuridad único en cada faro. El giro del foco de Sacratif dura 10 segundos, que se dividen en 0,2 segundos de luz, 2,3 de oscuridad, 0,2 de luz y 7,3 de oscuridad, un código que se repite en cada vuelta. Para conseguir estos códigos, cada luminaria cuenta con una disposición única y distinta de sus cristales.

Actualmente, el faro de Sacratif es la principal linterna de la costa de Granada.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario