• Síguenos

HOSPITAL DE SAN LÁZARO Fundado por los Reyes Católicos, en 1496.

HOSPITAL DE SAN LÁZARO FRENTE AL RUIZ DE ALDA

HOSPITAL DE SAN LÁZARO FRENTE AL RUIZ DE ALDA

En Rincones de Granada, nos gusta, y mucho, el estudio de los topónimos. Cuanto más leemos, más aprendemos y nos sorprendemos sobre las causas que dieron origen a que un barrio, una calle, un pueblo o cualquier otro lugar se llame de una manera específica y no de otra. Hoy queremos descubrir el Hospital de San Lázaro, que da nombre al barrio desde hace siglos.

El barrio de San Lázaro, es un enclave delimitado actualmente por la Avenida Constitución y la Avenida Madrid. Este espacio fue hace siglos una gran explanada a extramuros de la ciudad, que comprendía buena parte de lo que actualmente son los barrios de los Pajaritos, Plaza de Toros, Doctores y San Lázaro. 

El Barrio de San Lázaro, ahora tan cotizado, fue desde el primer cuarto del siglo XVI, un lugar para los desahuciados y enfermos de lepra, pues aquí se ubicó el Hospital de San Lázaro, inmueble que fue derribado a mediados de los 70 del pasado siglo. 

El arrabal de San Lázaro, nació apenas tres años después de la toma de Granada. El origen del asentamiento estuvo en una especie de campamento militar que se encargaba de vigilar los movimientos de la población morisca del Albayzín.

Tras la expulsión de los moriscos en el ocaso del siglo XVI, el asentamiento militar ya no tenía sentido y el barrio pasó a estar ocupado por labriegos y panaderos principalmente. Sus vecinos han sido, durante siglos, personas humildes. 

Hospital de San Lázaro

HOSPITAL DE SAN LÁZARO, EN LA PLATOFORMA DE VICO SIGLO XVI

HOSPITAL DE SAN LÁZARO, EN LA PLATAFORMA DE VICO, SIGLO XVI

El Hospital de San Lázaro fue fundado por los Reyes Católicos, en 1496, para recluir en él a los enfermos de lepra, enfermedad conocida, en la época, como “mal de San Lázaro”. Este centro asistencial no solo tuvo varias ubicaciones, hasta la definitiva, en lo que hoy es la Plaza de la Caleta, sino que según escribe José Valenzuela Candelario, en un fascinante artículo sobre los leprosos en Granada, hubo, en nuestra ciudad, dos hospitales de San Lázaro al mismo tiempo 

Fernando el Católico escribió al arzobispo de Granada:

“Hay dos casas de San Lázaro en las cuales yo tengo proveidos mayorales”. 

En esa misma misiva cuenta el monarca, que hay una a las afueras de la ciudad (Puerta de Elvira), y que ordena que sea donada a los frailes de Santa María de la Merced. Este edificio será el futuro convento de la Merced, y actualmente alberga la sede del MADOC.

La otra casa de San Lázaro, estaría en el barrio de la Magdalena, junto al matadero, y en los aledaños de la Puerta de Bib-Rambla. Este centro ya prestaba asistencia a los leprosos desde la época nazarí.

HOSPITAL DE SAN LÁZARO - PLANO SIGLO XVIII

HOSPITAL DE SAN LÁZARO – PLANO SIGLO XVIII

Tras una reordenación de los enfermos de lepra, a principios del siglo XVI, los frailes Mercedarios se quedaron para su sede conventual, el inmueble frente a la Puerta de Elvira. A la vez se fue construyendo un hospital muy lejos de la ciudad, en la actual Plaza de la Caleta, que acogería a la gran cantidad de leprosos que había. 

A partir de este momento es cuando el arrabal a extramuros de la ciudad se empieza a llamar San Lázaro. 

Contaba el hospital con un administrador perpetuo, de nombra­miento real, que llevaba título de Mayoral.

El primer hospital de San lázaro, disponía de 17 camas y una asignación de más de 27.000 maravedís, cantidad insuficiente para sufragar los gastos de los enfermos. Por ese motivo, tanto los frailes mercedarios encargados del hospital, como los bacineros salían a pedir limosna para San Lázaro.

Hasta no hace mucho, la lepra se consideraba una enfermedad contagiosa y los enfermos no podían entrar en las ciudades sin autorización, y aun cuando la tuvieren causaban malestar entre los vecinos. Por ello para pedir limosna, en nombre de los leprosos, se nombraba un bacinero. 

Dejamos ejemplo de las actas notariales de Colomera:

1550, septiembre, 17. Colomera 

Nombramientos.

Pedro de Salazar, clérigo, capellán y mayordomo de la casa y hospital de San Lázaro de Granada, estante en Colomera, en nombre del maestro Alvaro de Avila, mayoral de la casa y hospital de San Lázaro, nombra a Antón Aguado, sastre, vecino de Colomera, como bacinero de la casa y hospital, y le da poder para que pueda pedir limosna para la casa y hospital y presente las escrituras de recaudos.

Como limosnas se aceptaban tanto dinero en efectivo, como especies, ya fuera pan, aceite o vino. De hecho el hospital contaba con grandes tinajas para almacenar estas prebendas. También aceptaban ropas de seda, lino o lana. Los productos se vendían al Mayoral por un coste muy por debajo del mercado.

Los enfermos de lepra tenían el derecho y la obligación de oír misa. En un primer momento era el cura de la parroquia de San Ildefonso el que se encargaba de la asistencia espiritual de los enfermos.

HOSPITAL DE SAN LÁZARO 1936

HOSPITAL DE SAN LÁZARO 1936

El edificio se fue adaptando y ampliando a lo largo de los años, por lo que no contó desde un primer momento con un proyecto arquitectónico específico. En el siglo XVII se construyeron dos patios a ambos lados de la iglesia gótica levantada en la centuria anterior. La iglesia era de una sola nave, con bóvedas de crucería y un arco ojival abriendo la capilla mayor. El retablo de la capilla mayor estaba ocupado por el sagrario, adornado de cortinillas de tela de oro, y una imagen de Nuestra Señora del Rosario.

A finales del siglo XVIII eran muchos los enfermos que acudían al Hospital de San Lázaro, teniéndose que aumentar la edificación con dos salas de enfermería. 

El hospital, en el siglo XVIII, contaba con tres tipos de dependencias separadas entre sí, y varios pabellones de dos plantas de alzada, siendo sus materiales constructivos de muy mala calidad. Al edificio se accedía a través de un zaguán, a la derecha del mismo estaba el acceso a la portería.

Con la desamortización de 1835, el hospital perdió todas las ayudas, pasando a depender de la administración pública, que encargó la asistencia a las Hijas de la Caridad. A partir de este momento, el hospital de san Lázaro, sufrió muchas ampliaciones. A principios del siglo XX, el hospital fue reparado y ampliado nuevamente. 

El 1 agosto de 1936, el Hospital de San Lázaro, a pesar que en él ondeaba una gran bandera de la Cruz Roja sufrió el ataque de los aviones del bando republicano.

A finales de los años 60 del pasado siglo, eran muchos los gastos que había que hacer para modernizar las instalaciones, esfuerzos que no merecían la pena. Por ello se optó por trasladar a los enfermos y derribar el inmueble, en 1974. Previamente se habían sacado todos los elementos de valor, entre ellos varias esculturas, una de Alonso de Mena, que se encuentra actualmente en el Palacio de los Condes de Gabia, o la imagen del Señor de la Paciencia, obra de Pablo de Rojas, que actualmente se encuentra en la iglesia de San Juan de Letrán y que se procesiona el Viernes Santo. Las rejas que separaban los diferentes espacios se llevaron al Hospital Real. 

En el solar donde estuvo el Hospital de San Lázaro, se levantó años más tarde el Centro de Salud de La Caleta y El Colegio público Victoria Eugenia.

HOSPITAL DE SAN LÁZARO Fundado por los Reyes Católicos, en 1496.
5 (100%) 14 vote[s]

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *