• Síguenos

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN – LA PEZA Levantada, en el siglo XVI, sobre una antigua mezquita

LAS DOS TORRES DE LA IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN - LA PEZA

LAS DOS TORRES DE LA IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN – LA PEZA

El asentamiento humano en los alrededores de La Peza es muy antiguo. Sin embargo, la mayor transformación del espacio surgió con la llegada de los musulmanes a la zona, en el siglo XI. Estos construyeron el Castillo de La Peza en lo alto de un promontorio rocoso, y con el tiempo, la población se fue asentando a sus pies, constituyendo la alquería de Labassa. 

La alquería musulmana contó con los inmuebles necesarios. Entre ellos unos baños, una mezquita, el alminar, la casa del alfaquí, etc. La mayoría de estos edificios estaban situados alrededor de la mezquita. El cementerio o Rauda estaría situado a las fueras de la población, muy cerca de la ermita de San Sebastián.

Tras la conquista castellana, el modo de vida de los lapezeños poco cambió hasta bien entrado el siglo XVI. Su mayor modificación surgió después de las primeras revueltas moriscas, en el ocaso del siglo XV. Esta sublevación tuvo como consecuencia el bautismo forzoso a la fe cristiana de todos sus vecinos y, para ello, las mezquitas se convirtieron en iglesias.

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN - LA PEZA

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN – LA PEZA

En un primer momento la mezquita de La Peza, ahora templo cristiano, apenas sufrió transformaciones, tan solo, las alteraciones necesarias para el cambio de culto.

Mediante la bula expedida por fray Diego de Deza, en 1505, se erigieron dos beneficiados y una sacristía en La Peza, para el servicio en la Iglesia de Santa María y de su aneja, la de Santa Catalina.

La Iglesia de Santa María es la actual iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación. La segunda iglesia, bajo la protección de Santa Catalina de Alejandría, fue un pequeño templo mozárabe enclavado en el paraje montañoso de Espique, de él todavía quedan algunos restos.

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN - LA PEZA

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN – LA PEZA

Entre los años 1512 y 1513 se comenzaron a realizar remodelaciones en la iglesia de La Peza. Se derribaron la antigua mezquita y el alminar. Estas obras inutilizaron los baños árabes, y aunque se volvieron a edificar no duraron mucho, siendo engullidos por el nuevo templo. Los antiguos baños de La Peza forman parte de la actual sacristía y la vivienda del párroco.

En 1514 continuaron las obras de la iglesia, cuya nave se prolongó en dirección al baño árabe, y donde estaba el alminar se levantó una torre campanario, conocida en el pueblo como “La Carraca”. Este templo, mucho más amplio, fue quemado completamente por las tropas de Aben Humeya durante las revueltas de 1569.

En 1571, se comenzó a levantar la nueva iglesia de La Peza. Su construcción no se concluyó hasta la siguiente centuria. Posteriormente se realizaron algunas remodelaciones y ampliaciones. 

La Iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación de La Peza es de estilo mudéjar con elementos barrocos. Consta de una sola nave con capilla mayor diferenciada tras un arco toral, coro a los pies y nueve capillas laterales que se distribuyen de la siguiente manera: cuatro en el lateral izquierdo de la nave, tres en la derecha y dos en la capilla mayor.

La nave está cubierta con una sencilla armadura mudéjar de artesonado de par y nudillo. Tras el arco toral se sitúa la capilla mayor que se cubre, también, con armadura mudéjar de paños decorados con lacerías y unas piñas carnosas en el almizate. 

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN – LA PEZA

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN – LA PEZA

En el siglo XVIII se llevaron a cabo varias reformas en la iglesia parroquial de la Peza. Entre las más destacables se encuentran: el cambio del Altar Mayor a su emplazamiento actual, y la realización de la portada principal por Francisco García, el dorado y policromado del retablo mayor por Juan de Dios Beltrán, la elaboración del coro a manos de Salvador Guerrero, la construcción del camarín de la Virgen del Rosario, y de las capillas laterales, que se abren a la nave principal mediante arcos apuntados. 

En 1790 se comenzó a levantar la nueva torre, en el solar donde se encontraba el cementerio. 

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN - LA PEZA

IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN – LA PEZA

Al lado del arco toral se dispone una lápida y un cuadro, de 1990, que sustituye una pintura de finales del XVI, perdida en la Guerra Civil, y que rememora la muerte y martirio del Patrón de La Peza, el Beato trinitario Marcos Criado, muy venerado en la localidad.

Debido a las muchas modificaciones que sufrió la Iglesia de la Anunciación de La Peza, se muestra al exterior como un conjunto de diversas estructuras, que a veces se nos antoja poco coherente.

Los muros son de cajones de tapial encintados de ladrillo, en gran parte enlucidos. Uno de los elementos más singulares es su portada principal, que se encuentra a los pies del templo. Es de estilo Barroco, realizada en ladrillo con dos cuerpos, y una de las más originales de la comarca.

En el cuerpo inferior destaca la presencia de dos grandes estípites flanqueando el arco de acceso. Hacia afuera, se elevan pilastras sobre altos pedestales. 

PORTADA IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN - LA PEZA

PORTADA IGLESIA DE LA ANUNCIACIÓN – LA PEZA

El segundo cuerpo está centrado por un relieve en piedra de la Anunciación, con fecha de 1776. Está enmarcado por sendas pilastras, y rematado por un frontón, muy puntiagudo. A ambos lados se levantan varios pináculos y más arriba, justo debajo de la cornisa, podemos ver dos inscripciones.

En una se lee:

“POR MANDADO DEL ILUSTRÍSIMO SEÑOR DON FRAY JUAN DE MO[NTE] I ALBAN OBISPO DE GUADIX Y BAZA SE ACABO ESTA OBRA AÑO D 1717”.

Y en la otra:

“SE JEETO ESTA OBRA SIENDO MACO MARTINEZ DE VILCHEZ MAYORDOMO DE S M [ARCOS?]”.

Debajo aparecen los escudos del obispo Juan de Montalbán y Gómez. 

En la arista derecha de la fachada hay dos relojes de sol, uno más antiguo y rudimentario y otro más amplio.

La iglesia de la Peza tiene otra portada lateral, formada por un arco carpanel y realizada de ladrillo.

Una de las particularidades de esta iglesia es que tiene dos torres. Una de ellas del siglo XVI, sencilla, sobria y realizada de ladrillo. La otra fue agregada a finales del siglo XVIII, muestra un alto cuerpo prismático de cantería, encima se encuentra el campanario, ochavado y rematado con un pequeño chapitel.

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *