IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO – ESCÚZAR

IGLESIA DE ESCÚZAR

IGLESIA DE ESCÚZAR

La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario, que se encuentra en la localidad de Escúzar, es uno de los templos más bonitos que tendremos la oportunidad de visitar cuando viajemos por la comarca del Temple.

Escúzar lleva habitada desde la prehistoria, sin embargo, fueron los romanos y, en especial, los árabes, quienes llamaron a la localidad qaryat Aškuḏar, los que impulsaron esta aldea. Los árabes consiguieron que Escúzar se alzase como la segunda alquería más poblada de la comarca, tras la Malahá. Su motor económico ha sido y sigue siendo, desde hace siglos, la agricultura del cereal y del olivo.

En 1501, después de la primera rebelión de los moriscos, la mezquita de Escúzar y sus bienes habices  pasaron a manos de la iglesia. La mezquita se convirtió en templo para el culto cristiano. Aparece nombrada en los documentos de Enrique de Jorquera como “Santa María de Escúzar”. La pequeña ermita se sustentaba gracias a un horno de cocer pan, tierras y un aceituno en el lugar denominado el Moxonar, plantado en tierras del Adebez. Los bienes se arrendaban a los vecinos y las rentas que producían eran administradas por la iglesia.

ESCÚZAR - SIGLO XVI

ESCÚZAR – SIGLO XVI

La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Escúzar, fue levantada en la segunda mitad del siglo XVI. En ella intervino Juan de Trujillo, uno de los maestros de albañilería más prolíficos de Granada. Juan de Trujillo estaba especializado en la arquitectura mudéjar. Sus precios eran muy competitivos, tanto que, hoy en día, los llamaríamos “low cost”.

Poco duró este edificio en buen estado. Fue parcialmente destruido apenas 5 años después de su construcción, durante la segunda rebelión de los moriscos. 

Tras la expulsión de los moriscos a finales del siglo XVI, Escúzar, sufrió un paulatino descenso poblacional, hasta el punto que Jorquera lo cita como uno más de los cortijos del Temple anejo a la parroquia de La Malahá. 

En 1592 el Obispo de Guadix, D. Juan de Fonseca, adquirió la finca de Escúzar que habían labrado los moriscos, la repobló con cristianos y fundó el Señorío de Escúzar. Las casas se fueron levantando de manera anárquica alrededor de la iglesia y de la torre árabe.

IGLESIA DE ESCÚZAR

IGLESIA DE ESCÚZAR

La iglesia de Escúzar que actualmente podemos ver, es el resultado de varias reformas y ampliaciones. Sigue manteniendo, en su mayor parte, el original estilo mudéjar. También cuenta con bellos elementos barrocos como su altar mayor, el crucero y la cúpula.

El acceso a la iglesia de Escúzar se realiza por un lateral, a través de un pequeño atrio adosado al cuerpo de la nave.

El templo, de reducidas dimensiones, es de planta de cruz latina y carece de capillas laterales. A los pies de la iglesia se alza el coro, realizado en madera cuyas viguetas, en sus extremos, descargan sobre zapatas renacentistas de acanto. 

La nave se cubre con una armadura de par y nudillo. Cuenta con cuatro tirantes dobles decorados con lacería. Los tirantes se apoyan en canes de tracería gótica.

En el exterior, en la cabecera del edificio, destaca la torre. Es de planta cuadrada y cuenta con tres cuerpos de alzada, acogiendo el último cuerpo las campanas y un reloj. Está realizada en fábrica de ladrillo con encajonamiento de hormigón muy basto.

IGLESIA DE ESCÚZAR - ALTAR MAYOR

IGLESIA DE ESCÚZAR – ALTAR MAYOR

Del interior del templo escuceño la zona más sobresaliente es su capilla mayor. Se encuentra en alto, sobre una pequeña escalinata de dos peldaños, tras el arco toral que fue añadido a principios del siglo XVIII. El crucero se cubre con una cúpula rebajada, apoyada sobre pechinas decoradas con yeserías de motivos vegetales y geométricos.

IGLESIA DE ESCÚZAR - VIRGEN DEL ROSARIO

IGLESIA DE ESCÚZAR – VIRGEN DEL ROSARIO

Bajo el crucero se halla el altar mayor con un retablo de traza barroca de dos cuerpos dividido en tres calles. La calle central está ocupada por la imagen titular de la iglesia, la Virgen del Rosario. Las calles laterales albergan las imágenes de San Lucas y San Isidro. Estas dos tallas, fueron realizadas conjuntamente por los celebres escultores granadinos Diego y Bernardo de Mora.

La imagen de San Lucas, que se encuentra a la izquierda del retablo mayor, tiene algunos rasgos inconfundibles de los hermanos Mora. La dureza del rostro es atribuible a Diego, mientras que la barba y el pelo de la cabeza son signos representativos de su hermano Bernardo.

El cuerpo de la talla de San Isidro, a la derecha del retablo, fue realizado por Diego de Mora. Entre las características más comunes del artista, que podemos ver en la escultura, está que, en las obras representadas con báculo o vara, este elemento no queda sujeto por ninguna mano, sino que se aloja cruzado entre el pecho y el brazo.

IGLESIA DE ESCÚZAR -

IGLESIA DE ESCÚZAR –

En 2012 el retablo mayor de la Iglesia de Escúzar fue restaurada por la empresa oscense Restaura y Diseña.

Hay varios momentos en el año donde poder disfrutar, aun más, de la belleza de la Iglesia del Rosario de Escúzar, uno de los mejores es durante sus fiestas patronales. 

Las fiestas patronales de Escúzar, en honor al Cristo del Rescate y Nuestra Señora del Rosario se celebran, normalmente, en la tercera semana de agosto, y duran alrededor de cuatro días 

El Viernes por la mañana se realiza “la Bajada del Cristo del Rescate” desde su ermita hasta la Iglesia parroquial, recorriendo parte del pueblo (el cerro, el barranco, el garribalto, el pilar). Por la tarde se hace una procesión por las calles de Escúzar con las imágenes de Nuestro Padre Jesús del Rescate y Nuestra Señora del Rosario.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *