IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO Rediseñada por Diego de Siloé

IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO

IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO

Cuando pensamos en una imagen de Montefrío, seguro que nos vienen a la memoria, las preciosas panorámicas que se ven desde alguno de sus miradores. En ellos se descubre abajo, la Iglesia de la Encarnación, sí, esa de planta redonda tan difícil de olvidar, y arriba se nos muestra altiva la Iglesia de la Villa, enclavada en el mismísimo Castillo de Montefrío.

Tras la rendición de Montefrío, el 26 de junio de 1486, se convirtió esta Villa en un punto estratégico para las tropas castellanas, hasta la toma definitiva de Granada en 1492.

A finales del siglo XV, los Reyes Católicos mandaron construir una iglesia en la antigua fortaleza nazarí. Como era costumbre en esa época, se utilizó también en este caso, el espacio que ocupaba la antigua mezquita, para erigir el templo cristiano. Este primer templo se terminó de edificar en 1507.

Tras la instauración por parte de los monarcas, de las Siete Villas como Granero de Granada, se liberaron numerosos fondos, que sirvieron entre otros menesteres para la remodelación y construcción de las iglesias de Montefrío, Illora, Moclín, Colomera, Iznalloz, Montejícar y Guadahortuna. Diego de Siloé fue el encargado de proyectar o renovar estas iglesias a partir de 1543.

CUBIERTA DE LA IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO

CUBIERTA DE LA IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO

Antes de la llegada de Siloé a Montefrío, se sabe que la Iglesia de la Villa, sufrió varias remodelaciones. Entre 1538 y 1540 se instaló un retablo de madera tallada con pinturas, obra de Pedro Machuca. También se conoce que el terremoto de 1540 dejó el templo muy deteriorado, fue cuando se afrontó la construcción de una nueva Iglesia.

En 1549 se inician los estudios por parte de Diego de Siloé  y Jorge de Baeza, para la construcción del nuevo templo de Montefrío, tal y como lo conocemos hoy.

La iglesia de la Villa alcanza los veinticinco metros de altura. Está construida con muros de sillería, es de estilo gótico tardío con elementos renacentistas.

El templo se presenta en planta rectangular con una nave central, tres capillas laterales a cada lado, torre, capilla bautismal.

Cuenta con dos portadas renacentistas. La portada principal contempla columnas semi estriadas y capiteles corintios. Sobre el frontal de la puerta se encuentra una escena de la Encarnación, advocación del templo. La portada lateral es más sencilla, presenta pilastras dóricas flanqueadas por un arco de medio punto.

La nave principal se divide en cuatro tramos, está cubierta con bóveda de crucería y sus nervios se apoyan sobre la cornisa. Las capillas laterales tienen bóvedas de cañón encasetonadas. Sobre el arco de la tercera capilla de la izquierda se abre un balcón.

PORTADAS DE LA IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO

PORTADAS DE LA IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO

La nave de la capilla mayor es de planta poligonal. Se abre con un arco de medio punto levantado sobre pilastras. La cubierta tiene forma de concha semicircular, con catorce nervios.

A la izquierda de la capilla mayor se encuentra la sacristía, su acceso se realiza a través de una portada de piedra con rica decoración en el dintel. También por este punto se sube a la torre, formada por tres cuerpos, más el campanario, al que se llega por medio de una escalera de caracol de 477 peldaños.

La iglesia de la Villa, es uno de los pocos templos donde pueden entrar perros. 

INTERIOR DE LA IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO

INTERIOR DE LA IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO

En el archivo de la actual iglesia Parroquial de la Encarnación se encuentra un antiguo escrito donde cuenta con detalle todo lo acaecido el 29 de mayo de 1776, día de la festividad del Corpus Christi. Los vecinos de Montefrío acudieron ese día  a la Iglesia de la Villa a escuchar misa, cuando se formó una gran tormenta. Un rayo impactó sobre el tejado de la iglesia, rompiendo las vidrieras, y provocando que grandes piedras se desprendieran de la bóveda, y cayeran sobre los feligreses. Gracias, según los montefrieños, a la intervención de la  Virgen de los Remedios, ni murió nadie ni fueron graves las heridas. Lo más destacable fue que un pequeño perro llamado Sultán, perdió su rabo a consecuencia del rayo. Por este hecho milagroso, no solo se procesiona a la Virgen de los Remedios el 29 de Mayo, sino que todos los canes tienen la entrada permitida en el templo.

A finales del siglo XVIII se abandona el templo en favor de la nueva iglesia de la Encarnación, edificada en la parte más llana del pueblo. Desde hace pocos años la Iglesia de la Villa alberga el centro de interpretación de Montefrío y su comarca.

Aquí podrás hacer, de Lunes a Viernes entre las 11:00 y las 14:00 horas,  un recorrido didáctico por la historia de la zona, gracias a paneles, y videos dispuestos tanto en la planta de la iglesia, como en el recorrido que sube hasta lo más alto de la torre. La entrada se puede adquirir en la  Casa de Los Oficios de Montefrío, que alberga la Oficina Municipal de Turismo

 

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to IGLESIA DE LA VILLA DE MONTEFRÍO Rediseñada por Diego de Siloé

  1. Pingback: EL CASTILLO DE MONTEFRÍO - RINCONES DE GRANADA

  2. Pingback: CASA DE LOS OFICIOS - MONTEFRÍO - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario