• Síguenos

LA CALDERERÍA Una visita obligada cuando estemos en Granada

CALLE CALDERERIA GRANADA -

CALLE CALDERERÍA – GRANADA –

El centro de la ciudad de Granada cuenta con numerosas zonas comerciales, que se han ido forjando a lo largo de los años. En las Calles Mesones, Alhóndiga, Puentezuelas, Recogidas, Zacatín, Ganivet, o San Antón, podemos encontrar casi de todo.

Pero, si en algo coinciden las opiniones de los granadinos y de las personas que nos visitan, es que en la Calderería y en la Alcaicería, es donde más se aprecia el pasado morisco de la ciudad.

La Calderería es un pequeño espacio del bajo Albayzín, lleno de bazares que rememoran a los antiguos zocos árabes. La forman las calles peatonales de la Calderería Nueva y la Calderería Vieja, que nos transportan a una medina morisca, donde todavía se puede practicar el arte del regateo.

En la Calderería puedes comprar esos pequeños regalos que llevarte en la maleta, cerámica pintada de fajalauza, objetos de taracea, artesanía marroquí, egipcia, granadina, y de otros mil lugares. Aquí seguro que encontrarás un detalle para alegrarle el día a tu pareja.

Podrás tomar un aromático té en una de sus múltiples teterías andalusíes y probar los deliciosos pastelillos árabes, algo que no debes dejar de hacer.

LA CALDERERÍA

LA CALDERERÍA

En el Albaicín han perdurado a lo largo de los siglos oficios y actividades económicas tradicionales como los repujadores de cuero, caldereros, cesteros, herreros, etc. La Calderería existe desde la reconquista e incluso antes, cuando las calles estaban conformadas por gremios.

En estas calles, que nos dan acceso a la parte más emblemática del barrio, desde la Plaza Nueva o la Calle Elvira, se establecieron los caldereros. Estos artesanos no solo fabricaban, reparaban y vendían calderos, sino también distintos objetos metálicos de cobre, como almireces de metal, peroles y cazos de azófar.

Esta zona de la Calderería es habitada ya desde el siglo XI, cuando, a causa del aumento demográfico, se produjo una ampliación de la alcazaba Qadima y se reformó la antigua fortaleza Zirí. Al final de la Calderería, en la confluencia con la Cuesta de San Gregorio se situó la puerta de los estereros o la Bib al-Hassarin, uno de los puntos de acceso más importantes de la ciudad, pues contaba con una intensa actividad comercial. Tras la conquista, los  cristianos llamaron a esta puerta “Arquillos de la Alcazaba”.

La muralla corría, por aquel entonces, paralela a la Calle San Juan de los Reyes hasta la puerta de los Conversos (Bib al-Ta’ibin) y desde allí giraba hacia el norte, hasta la puerta la Bib al-Bonud, donde se sitúa el convento de las Tomasas.

Como curiosidad y homenaje al desaparecido gremio de los caldereros, os dejamos las ordenanzas por las que estaban regidos los artesanos caldereros en el siglo XVI, que se encuentran en la Real Chancillería.

Ordenanza de calderas, y caldereros, y de lo que han de hazer, y guardar. Título 89.

Ordenanzas de calderas y caldereros siglo XVI

Ordenanzas de calderas y caldereros siglo XVI

Que sean de cobre los arcos y no de hierro.

1 Primeramente que las calderas se hagan de cobre y asimismo los arcos y las asas de hierro, y que antes que se echen las asas, los caldereros han de ser obligados a pesar la obra que hizieren en el peso y ante la persona que la ciudad para ello nombrare, y en cada caldera o pieza que hizieren, pongan el marco de las libras que pesaren, y de cada diez libras que pesare y marcare el que así tubiere cargo, pueda llevar y lleve dos mrs. y de quinze libras tres mrs. y de ai avajo al respeto y no más.

Calderas. Que se marque de dos marcas.

2 Manda Granada, y ordenó que ningún calderero no sea osado, Christiano, ni Moro de hazer caldera ni venderla, sin que vaya marcada de dos marcas, una que sea del nombre del maestro que la hiziere, y otra del marcador que la Ciudad pusiere, so pena que el que de otra manera lo hiziere o la vendiere, la aya perdido.

Que se venda todo por peso.

3 Item, ordenaron, y mandaron, que ningún vezino ni forastero, ni otra cualquier persona no pueda vender ni venda calderas, ni ollas, ni otra cosa de cobre,  sino por peso, so pena que pierda lo que vendiere.

Penas y repartimientos de ellas-

4 Las cuales dichas penas se repartan, la tercia parte para el acusador y la otra tercia parte para los Propios de esta ciudad, y la otra tercia parte para los jueces que lo sentenciaren.

 

 

A través del Paseo Guiado “Historia de la transformación de Granada”, podrás conocer el centro histórico y monumental de Granada. Descubrirás entre otros lugares  la Alcaicería, la Capilla Real, la Lonja de Mercaderes, la Madraza, la Real Chancillería, la Calderería, el Albayzín…

 

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a LA CALDERERÍA Una visita obligada cuando estemos en Granada

  1. Pingback: CUESTA DE SAN GREGORIO - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario