LAS PUERTAS DE SANTA FE El acceso a la ciudad-campamento se hacía a través de cuatro puertas.

PUERTA DE GRANADA - SANTA FE

PUERTA DE GRANADA – SANTA FE

La ciudad-campamento llamada el Real de Santa Fe, fue fundada, y edificada por los Reyes Católicos, en la última campaña de la guerra de Granada a lo largo de 1491.

El sitio elegido para emplazar el campamento, fue un lugar estratégico conformado por una extensa llanura, con agua y víveres suficientes para poder abastecerse durante largo tiempo.  Sin embargo, debido a que esta llanura podía ser inundada por las aguas del río Genil, que controlaban en su cabecera los musulmanes, los Reyes Católicos decidieron hacer otro campamento, en un lugar algo más elevado, donde estaba la ermita de Santa Catalina, y actual cementerio de Santa Fe.

En Abril de 1491 se comenzó a levantar un extenso campamento, con tiendas, pabellones y chozas de madera, pero en julio de ese mismo año fue totalmente  devastado por un gran incendio. El Rey Fernando mandó entonces, crear una ciudad fortificada. De esta manera hacía ver a sus hombres y a los enemigos, que de allí no se marcharían hasta que Granada no se rindiera y fuera devuelta a los cristianos.

Este campamento fortificado siguió el modelo de trazado de los antiguos campamentos romanos. Todos los cronistas coinciden en que la ciudad tenía murallas almenadas, fuertes torres, fosos, cuatro puertas de entrada, defensas, y puentes levadizos protegidos por baluartes.

La ciudad era de planta rectangular, cortada por una cruz en su centro, desde donde partían las calles principales. El acceso a la ciudad-campamento se hacía a través de cuatro puertas, situadas en los extremos de las dos calles principales. El centro de la cruz, era una amplia plaza de armas, donde se levantaron los edificios más importantes de la localidad, como la Casa Real, la Colegiata de Santa Fe, una alhóndiga, un hospital y el Ayuntamiento. Fue punto de confluencia de los poderes eclesiásticos, y administrativos de la época.

Las puertas de la ciudad están orientadas a los cuatro puntos cardinales y se denominaron: de Jaén o de los carros, al norte, de Sevilla al sur, de Córdoba hoy de Granada, al este y de Jerez, hoy de Loja, al oeste.

Estos elementos son casi lo único que ha llegado hasta nuestros días de la fortificación. Pero todas han sufrido a lo largo de su historia distintas transformaciones, reestructuraciones, e incluso la reedificación completa.

LAS MURALLAS Y EL SISTEMA DEFENSIVO DE SANTA FE (GRANADA) POR LUIS JOSÉ GARCÍA PULIDO y ANTONIO ORIHUELA UZAL

LAS MURALLAS Y EL SISTEMA DEFENSIVO DE SANTA FE (GRANADA) POR LUIS JOSÉ GARCÍA PULIDO y ANTONIO ORIHUELA UZAL

La Puerta de Loja fue derribada en 1912 y levantada en 1952, siguiendo la traza de la antigua puerta. La Puerta de Jaén o de los Carros, es una reconstrucción de la puerta norte del primitivo recinto. Reedificada tras la demolición y cuya ubicación actual se encuentra un poco más hacia el sur, respecto al emplazamiento original. La Puerta de Granada se hundió en 1698 debido a un terremoto y se volvió a reedificar años más tarde. Los cimientos de la Puerta de Sevilla fueron reafirmados en cinco ocasiones, a lo largo del siglo XVI y XVII, pero en 1798 se demolió para formar en ella una tribuna que haga uniformidad con las otras tres.

PUERTA DE SEVILLA - SANTA FE

PUERTA DE SEVILLA – SANTA FE

Las puertas fueron erigidas por los Maestrazgos de las Ordenes Militares de Santiago, Calatrava y Alcántara. Para evitar su deterioro se decidió, a partir del siglo XVII, convertir las puertas en pequeños oratorios, dedicadas a distintas advocaciones marianas. Quedando conformadas de la siguiente manera:

  • La Puerta de Jaén fue dedicada a Nuestra Señora de Belén.
  • La Puerta de Sevilla, dedicada a la Virgen de los Dolores, hoy alberga una oficina de información turística de la ciudad.
  • La Puerta de Loja dedicada a la Virgen del Carmen.
  • La Puerta de Granada, albergaba a la izquierda una vivienda en su interior y a la derecha una capilla dedicada a la Virgen del Rosario.

Si bien las cuatro puertas son diferentes, debido a las reformas, todas ellas mantienen ciertos elementos comunes. Se trata de edificaciones de dos plantas y torre octogonal, con un arco de acceso central, que constituye la puerta a la ciudad. Los muros de las puertas son de fábrica de ladrillo y sus vigas son de madera.

En la planta baja, y a ambos lados del arco, se encuentra la entrada al interior y otras dependencias.

En la planta superior, albergan una capilla dividida en tres estancias, que corresponden al hueco de escaleras, al oratorio y a un pequeño retablo. Se cubren con una cúpula realizada bajo una torre octogonal, flanqueada por una espadaña.

Las cuatro puertas de Santa Fe están consideradas Bien de Interés Cultural (B.I.C.), con la categoría de Conjunto Histórico de Santa Fe desde 1922.

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario