LAVADERO DEL REALEJO Construido en la segunda mitad del siglo XIX

LAVADERO DE LA PLACETA DE LA PUERTA DEL SOL

LAVADERO DE LA PLACETA DE LA PUERTA DEL SOL

El lavadero de la placeta de la Puerta del Sol, se encuentra en la parte alta del barrio del Realejo, a los pies de la Alhambra. Próxima al lavadero se encontraba la puerta del Sol, conocida como puerta de Oriente o del Mauror, de donde proviene el nombre de la plaza.

La puerta del Sol pertenecía a la muralla zirí, construida debajo de las Torres Bermejas, separaba los barrios del Realejo y el Mauror. Se llamó puerta del Sol por tener su entrada orientada al este y su salida al poniente.

Aunque suele datarse el lavadero de la Puerta del Sol como una construcción del siglo XVII, esto no es así. Este lavadero, fue construido en los años 60 del siglo XIX, y para ello se utilizaron elementos constructivos de una edificación mayor, perteneciente al siglo XVII.

El lavadero de la Puerta del Sol no aparece en el Diccionario Geográfico, Estadístico e Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar de Pascual Madoz, escrito entre 1845 y 1850.

En 1862, seis años antes del derribo de la Puerta del Sol o del Mauror (Beb-Mawrur), el arquitecto de Granada, José Contreras, promovió la adecuación de algunos viejos lavaderos públicos y la construcción de varios nuevos, sobre todo, en los barrios de la clase trabajadora. Para ello, se emplearon columnas, material de derribo, que se encontraban depositados en el Cementerio Municipal, aunque no se precisó la procedencia de las mismas.

En el siglo XIX, Granada estaba dividida en Cuarteles. En el Archivo Histórico Municipal de Granada, de 1862, se puede leer que, en el Cuartel 1, se levantaría un lavadero en la placeta de Gracia, junto al pilar público y otro en el pilar de la Cuesta de los Molinos. En el Cuartel 2 se construiría un lavadero público en el pilar del barrio de San Lázaro. Dentro del Cuartel 3, se levantaría un lavadero en la Puerta del Sol y otro en la plazuela de la Churra o de Almanzores, mientras que en el Cuartel 4, se construiría, un lavadero, junto al pilar de la Cuesta de la Victoria.

El lavadero de la Puerta del Sol, presenta una estructura porticada con seis columnas toscanas de mármol de Sierra Elvira, que pertenecieron, seguramente, a la ermita de Santa Escolástica, desaparecida tras la desamortización de Mendizábal.

Toda la estructura está protegida por una armadura de madera reforzada por dos tirantes, y la cubierta es de tejas árabes. El suelo está decorado con empedrado tradicional granadino y cuenta con pilas en su interior para hacer la colada.

El lavado de la ropa ha sido a lo largo de la historia uno de los trabajos más habituales desempeñados por las mujeres. Hasta la popularización del agua corriente en las viviendas, esta función se desempeñó en las orillas de los ríos, acequias, abrevaderos o patios de viviendas. A partir del siglo XIX se convierten los lavaderos en lugares de trabajo, encuentro y sociabilización de las mujeres.

El lavadero de la placeta de la Puerta del Sol es uno de los lugares con una belleza singular.

Este espacio que aparece en las guías turísticas de Granada, carece de cualquier tipo de señalización que haga posible a los visitantes llegar hasta él y disfrutar de unas espectaculares vistas de la ciudad. Te recomendamos que cuando subas al lavadero de la Puerta del Sol lo hagas acompañado y con la geolocalización apuntada en el teléfono móvil, para no perderte por las intrincadas callejuelas del Realejo.

Bibliografia Principal:

  • Lavaderos públicos en la Granada del XIX según el Diccionario de Pascual Madoz (1845-1850): Conocimiento de un patrimonio – Autor: Daniel Jesús Quesada Morales

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *