LONJA DE MERCADERES Es la antesala a la Capilla Real

LONJA DE MERCADERES - GRANADA

LONJA DE MERCADERES – GRANADA

En el entorno de la calle Oficios puedes admirar los edificios más importantes de Granada sin contar, claro, con la fastuosa Alhambra. Aquí se localizan entre otros monumentos históricos la Madraza, la Catedral, la Capilla Real, la iglesia del Sagrario, y la Lonja de Mercaderes, que a veces es difícil ver en su totalidad, debido la cantidad de turistas y curiosos que se apiñan en torno a su portada.

Que esta pequeña área, de apenas un par de manzanas, albergue una buena variedad de edificios históricos, no es por casualidad. 

Como introducción deciros que, ya desde el siglo XI, durante la dominación Zirí, la orilla derecha del Río Darro, era uno de los puntos más importantes de la ciudad. Los árabes construyeron en el entorno, edificios públicos tan significativos como la Madraza, la Mezquita Mayor o el baño de al-Sawtár 

A partir de la conquista cristiana se sucedieron una serie de reformas, que cambiaron por completo la morfología de la ciudad. La Madraza se transformó en el Ayuntamiento, y la mezquita Mayor se derribó para construir en su lugar la iglesia del Sagrario y la Catedral. Se convirtió esta zona desde principios del siglo XVI, en el centro económico, administrativo y religioso de Granada.

La Lonja de Mercaderes

Las demandas de los comerciantes, genoveses fundamentalmente, que pedían la construcción de un edificio aduanero y comercial donde hacer las contrataciones, tuvo su respuesta positiva el 17 de septiembre de 1518, cuando se autorizó la construcción de “La Lonja de Mercaderes”. Se buscó para levantar el inmueble, un punto intermedio entre el Ayuntamiento, situado en el palacio de la Madraza, y la zona comercial de la Alcaicería y el Zacatín. 

El promotor de la construcción de la Lonja de Mercaderes fue Esteban Centurión, un rico genovés que aportó en un primer momento el dinero necesario, siendo finalmente el Cabildo de la Ciudad de Granada el constructor del edificio.

LONJA DE LOS MERCADERES - GRANADA

LONJA DE LOS MERCADERES – GRANADA

La Lonja se proyectó inicialmente como edificio de una sola planta e independiente pero las demandas de la Capilla Real, por la propiedad del entorno, motivaron la ralentización de las obras, haciendo que la construcción se alargara hasta 1522. Tras duras negociaciones, se concluyó que, la placeta, la Lonja y la Capilla serían costeadas por el Cabildo de la Ciudad de Granada, que a cambio podría levantar un segundo piso sobre la lonja, para su aprovechamiento. 

Las trazas del inmueble puede que las realizara Pedro de Morales, alarife de la ciudad en esa época. Sin embargo, los maestros de obras de Granada y de la Capilla Real, Enrique Egas y Miguel Ramírez, tuvieron que ponerse de acuerdo sobre la construcción y el diseño de la Lonja. Juan García de Pradas, maestro cantero, fue quien realizó la rica portada plateresca, en 1521. Pradas fue también el responsable de parte del Castillo de La Calahorra y el Hospital Real.

La fachada del piso inferior, de la Lonja de Mercaderes, consta de cuatro arcos de medio punto y de otros dos en el hastial. Los arcos están sostenidos por columnas decoradas con esferas y cordones en espiral, y cuentan con capiteles de hojas góticas.

En dos de los huecos de los arcos se abren puertas, y en los otros se disponen balaustres góticos.

Las archivoltas están compuestas por nervios y esferas, en consonancia con las columnas. Entre los arcos aparecen los escudos de la Ciudad. Se remata el primer piso con una decorada  cornisa. 

El segundo piso consta del mismo número de arcos, decorados de forma similar a los de la planta inferior, con la salvedad, de que los de la planta superior son escarzanos, de menor altura y sus antepechos cuentan con adornos calados en los que aparecen los símbolos de los Reyes Católicos y Carlos V. 

Interiormente, el inmueble se presenta en una enorme crujía rectangular, en la que se situaban las bancas de los financieros. La nave se cubre con un artesonado mudéjar de casetones octogonales labrado por Francisco Hernández. La decoración interior se completa con pinturas murales, retratos, y una copia del gigantesco lienzo de La Rendición de Granada de Francisco Pradilla.

La Lonja de mercaderes de Granada se sitúa entre el Aljibe de la mezquita mayor y la Iglesia del Sagrario. Actualmente es además, la antesala a la visita turística de la Capilla Real, y es un edificio que no debemos dejar de contemplar. 

Deja una respuesta

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario