MONUMENTO A LA AFICIÓN DEL GRANADA CLUB DE FÚTBOL Elaborada por el escultor y ceramista Miguel Ruiz Jiménez en 2012

 Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

Nos guste más o nos guste menos, es indiscutible que el deporte que más presente está en la vida cotidiana, es el fútbol. Ya sea, porque se le dedique más tiempo en las cadenas televisivas, o porque seas fan de cualquier club futbolístico.

Desde la llegada a España del fútbol, a finales del siglo XIX, a través de los trabajadores inmigrantes británicos, este deporte se fue extendiendo de forma viral. Ya en 1870 se disputaron los primeros partidos en las onubenses Minas del Riotinto. Poco tardó en llegar a Granada la afición a este nuevo deporte, en la prensa local de 1897 se podía leer:

 “algunos jóvenes granadinos practican un nuevo deporte llamado football, con pelotas del tamaño de un melón no muy grande”. 

En la programación de las fiestas del Corpus de Granada en el año 1903, se incluía una exhibición de este deporte entre aficionados. El lugar indicado sería el Hipódromo de Armilla.

Ya en 1907 Granada tuvo su primer equipo de fútbol, la Sociedad de Football de Granada, oficialmente Granada Foot-ball Club, que fue organizado por Percy Thackeray y otros profesores de inglés que lo habían practicado en Londres.

Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

El primer partido del que se tiene noticia en la capital granadina se disputó en las fiestas del Corpus de 1909. El partido se celebró el 16 de junio, en el Hipódromo de Armilla, entre el Athletic Club de Granada y el Granada Football Club llevándose estos últimos, por su victoria ante los athléticos, una copa de plata donada por el ayuntamiento.

A partir de esos momentos, el fútbol en Granada traspasó lo meramente deportivo, trasladándose a aspectos más cotidianos de la sociedad, incluso, había diferenciaciones entre clases sociales. En los años 20 del pasado siglo, y mucho antes de tener Granada ningún estadio de fútbol, ya se reunían en estos partidos más de 3000 personas, que animaban a su equipo favorito.

El barrio del Zaidín cuenta con uno de los pocos monumentos erigidos en nuestro país a los aficionados del fútbol, en concreto está dedicado a la afición del Granada Club de Fútbol.

Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol.

Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

La idea de construir este monumento surgió en 2010, como homenaje y reconocimiento a los seguidores rojiblancos, que siempre han estado apoyando al Granada Club de Fútbol desde su constitución en 1931, cuando se denominaba Recreativo Granada. Tanto el club como la afición han pasado a lo largo de su historia por momentos de extrema dificultad, que casi lo abocaron a su desaparición. La iniciativa de crear este monumento partió de un grupo de socios encabezados por Manuel de la Higuera quien, con el apoyo de la Peña Los Cármenes, no paró hasta conseguir su objetivo.

La escultura está elaborada mediante bronce, chapa de bastón y acero corten. Fue realizada en 2012 por el escultor y ceramista Miguel Ruiz Jiménez, coincidiendo con el 81 aniversario de la creación del Club granadino.

La estructura que luce al final de la avenida Emperador Carlos V, muy cerca de el Estadio Nuevo los Cármenes. Mide siete metros de altura y pesa 4.300 kilográmos. Su composición es muy dinámica, representa en su zona central a dos jugadores que saltando se disputan, con la cabeza, una pelota-mundi. A los pies de cada uno de los jugadores se disponen pequeñas figuras, veinticuatro en total, realizadas con planchas de metal onduladas, planas y recortadas, que con las manos en alto aúpan, jalean vitorean y animan a los futbolistas.

Todas estas figuras se levantan sobre un pedestal troncopiramidal de hierro, en cuyos frentes aparecen diferentes placas de metal.

Todos los patrocinadores que aportaron cantidades diferentes para cubrir los más de 69.000 € que costó la escultura, tienen una placa esculpida en relieve y fundida en bronce con su nombre y logotipo.

Empresas - Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

Empresas – Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

Entre todas las placas destacan dos, con sendos textos. Una de ellas firmada por el artista Miguel Ruiz tiene escrito lo siguiente:

EL ARTE EN EL DEPORTE

… Hay en el deporte un instante creativo…

Todos hemos soñado alguna vez que volábamos.

Así como el escultor intenta trasladar sus sentimientos a la materia y así hacerlos visibles, el atleta trata de “volar despierto” para alcanzar las metas de sus sueños.

Para ello tendrá que apoyarse en todas sus capacidades físicas y mentales en un ejercicio de concentración, disciplina y espíritu de superación que lo enriqueciera personalmente y también de manera colectiva. 

El ejercicio de la actividad futbolística exige y expresa todos estos impulsos, y en su condición de equipo, posee además una fuerza única capaz de hermanar a los colectivos más diversos. 

La Afición del GRANADA CLUB DE FÚTBOL, de generación en generación, siempre ha sido un claro reflejo de todos estos valores. Por eso merece este singular homenaje, en forma de monumento escultórico, que aspira a mantener siempre vivo el espíritu de lucha constante y superación que trata de expresar esta obra.

MIGUEL RUIZ JIMÉNEZ

En la otra placa de acero con letras en relieve podemos leer:

Placas - Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

Placas – Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol

EL DEPORTE, SÍMBOLO DE UNIÓN

El deporte une al hombre… hermana aspiraciones y voluntades en un esfuerzo común, en un reto de superación que extrae y revela lo mejor de cada individuo.

El deporte, como el arte, es un desafío a las capacidades físicas y mentales del ser humano y, por extensión, un instrumento de concentración, de disciplina, de superación y de enriquecimiento personal, con el que se desarrollan los valores individuales y universales de quienes lo practican.

El fútbol, como actividad deportiva, expresa todos estos valores y los hace suyos en una afición que, como la del Granada Club de Futbol mantiene viva el espíritu de superación, de lucha constante, que se simboliza en esta obra escultórica.

 

Sin embargo, la placa que mejor representa el amor del aficionado a este octogenario club es el que tiene grabado el nombre de cada uno de los socios y aficionados que aportaron un mínimo de 35 € para erigir la escultura Monumento a la afición del Granada Club de Fútbol.

 

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario