MONUMENTO A MORAYMA – LOJA Un personaje de leyenda que el tiempo ha convertido en histórico

MONUMENTO A MORAYMA - LOJA

MONUMENTO A MORAYMA – LOJA

Después de visitar, en Loja, el monumento a Aliatar, nos acercamos al mirador de Morayma. Aquí podemos ver una escultura de una mujer con vestimenta morisca, en actitud triste, cabizbaja, con su antebrazo izquierdo apoyado en la frente.

Como en todos los miradores lojeños, realizados por la empresa CUAC Arquitectura, encontramos una cartela:

“Morayma. Fallecida en Andarax 1493.

Nombre literario atribuido por Washinton Irving a la esposa del rey Boabdil, hija del caudillo de Loja, Aliatar, en la Crónica de la conquista de Granada (1829).

Mujer de biografía desdichada, irremisiblemente vinculada a la incierta vida de su esposo.”

MONUMENTO A MORAYMA - LOJA

MONUMENTO A MORAYMA – LOJA

Morayma, un nombre ficticio.

Este es uno de esos casos, en los que las leyendas han calado tan hondamente en la cultura, que muchos piensan, a día de hoy, que Morayma era realmente el nombre de la esposa de Boabdil. Es más, hay quien se atreve hasta asignarle lugar y fecha de nacimiento. Pero como toda leyenda, la de Morayma también tiene su parte de realidad.

Antes de proseguir, queremos comentar que, no se ha encontrado o no se conserva, un solo documento histórico coetáneo a la vida del rey Boabdil, que le ponga nombre a la esposa del último rey nazarí. En todos se refiere a ella como: “la esposa de…”, “muger del…”, “sultana”, “reyna”, “reina mora”, “Zatín Horra”… Así que Morayma es un nombre tan válido como el de Umm al-Fath, Omalfata, o Mariquita, y este último no es broma. Mariquita fue uno de los nombres que barajó Seco de Lucena, para nombrar a la esposa de Boabdil. 

En el libro “De la conquista del reino de Granada por los Reyes Católicos, según los cronistas árabes, se puede leer, en relación a la batalla de Lucena donde murió Aliatar:

“Murieron en esta desastrosa jornada, según relación de los mismos prisioneros, los alcaides Yúsuf Abdilbar, Alguacil mayor de Granada, el Alatar, alcaide de Loja, señor de Sagra, cabecera mayor del reino y suegro de Boabdil, como casado con su hija Moraima ó Mariquita (la Horra ó sultana era hija de Mohammed el Ahnaf, como se lee en Hernando de Baeza)…

 

¿De dónde surge el nombre de Moraima / Morayma?

La primera vez que surge el nombre de Moraima en la literatura, es en el Romancero viejo, una serie de poemas anónimos de mediados del siglo XVI. 

Yo me era mora Moraima…

Yo me era mora Moraima,
morilla de un bel catar,
cristiano vino a mi puerta,
cuitada, por me engañar;
hablóme en algarabía, 5
como aquel que la bien sabe:
-Ábreme las puertas, mora,
sí Alá te guarde de mal.
-¿Cómo te abriré, mezquina,
que no sé quién te serás? 10
-Yo soy el moro Mazote,
hermano de la tu madre,
que un cristiano dejó muerto,
tras mí venía el alcalde.
Si no me abres tú, mi vida, 15
aquí me verás matar.
Cuando esto oí, cuitada,
comencéme a levantar,
vistiérame una almejía
no hallando mi brial, 20
fuérame para la puerta
y abrila de par en par.

En este poema una joven mora cede ante la insistencia de su tío, que disfrazado de cristiano, buscaba refugio tras haber asesinado a alguien. 

Ginés Pérez de Hita a finales del siglo XVI, escribió una novela con tintes históricos, en la que identificaba a Morayma como hermana de Boabdil. En esta novela, algo parecida al Quijote, sus protagonistas son casi todos árabes. 

Pérez de Hita contaba que tradujo los textos de Aben Hamín. Sin embargo, este tal Aben Hamín, es un personaje ficticio, y las fuentes de Pérez de Hita fueron, con toda probabilidad, diferentes romances fronterizos, romances moriscos, leyendas, tradiciones, y los escritos del Pulgar.

En la novela además de contar que Morayma era hermana de Boabdil, se decía que estaba casada con Albinhamad Abencerraje, y que, tras ser acusada de adulterio fue asesinada por el mismo Boabdil. 

Morayma hermana de Boabdil

Morayma hermana de Boabdil –

Morayma muerta a manos de Boabdil

Morayma muerta a manos de Boabdil

Y visto que no podía por fuerza ni por vía alguna defenderse della, lleno de enojo le dio dos mortales heridas por los pechos, de las cuales luego la hermosa Morayma cayó muerta en el suelo con sus hijos. El rey, viéndola ansí, le dijo:

—Allá irás con tu marido si tanto le amabas: que tan gran traidora eras tú como él.”

Muchos historiadores tomaron las palabras de Perez Hita como históricas.

Como eso de que una hermosa mujer fuese asesinada por el rey no quedaba muy bien, el escritor francés Jean-Pierre Claris de Florian, en el siglo XVIII, decidió que Moraima fuera una hija de los Abencerrajes, casada con un hermanastro de Boabdil.

El casamiento de mi hermano dio motivo a las fiestas. Largo tiempo había que el animoso Almanzor ardía por la hermosa Moraima, de la tribu de los Abencerrages. 

En las primeras décadas del siglo XIX llegó a Granada, el norteamericano Washington Irving. Irving recogió y transformó, a su gusto, los textos de Ginés Pérez de Hita, diciendo que era un manuscrito inédito de Fray Antonio Agapida. 

En el libro Crónicas de la Conquista de Granada, Washington Irving, retrata a Moraima como una mujer sensible y delicada, casada con Boabdil y cuyo padre es ̔Alī al- ̔Aṭṭār. 

Todo este periplo literario de Moraima, propio de las leyendas medievales, que incluso Francisco Martínez de la Rosa, retrató en su “Morayma, tragedia original en cinco actos”, no hubiera pasado a mayores sin las intervenciones de Miguel y Modesto Lafuente. Lafuente introdujo en la Historia General de España, publicada en 1852, a Moraima como reina de Granada, esposa de Boabdil e hija de Aliatar, que murió de pena cuando su esposo decidió marchar África. 

Modesto Lafuente, escribió en el tomo IX:

“La bella, la dulce y afectuosa Moraima sintió tal abatimiento y pesadumbre, que sucumbió de amargura y de dolor antes de emprender el viage”,

¿Significa que todo sea incierto, o qué Boabdil no estuviera casado con una hija de Aliatar?.

En absoluto, de hecho. Boabdil se casó y tuvo descendencia. Sin embargo no se conoce el nombre de su esposa ni de quién era hija.

Según dos escritos, la esposa de Boabdil, pudo ser hija de  ̔Alī al- ̔Aṭṭār, o bien, del rey Muḥammad X el Chiquito, sin que existan otros testimonios o documentos concluyentes al respecto. Veamos cuales son.

Uno de estos documentos es Anales de la Corona de Aragón, escrito por el cronista Jerónimo Zurita, en el siglo XVI:

Anales de la Corona de Aragón - Jerónimo Zurita,

Anales de la Corona de Aragón – Jerónimo Zurita,

“ (…) su suegro, que llamaban Hali y por otro nombre el Alhatar de Loxa, señalando el oficio que tenía de especiero, y era de noventa años, y por su gran valentía, y haber sido la mejor lanza de toda la morisma, fue entre todos tan preciado y estimado caballero, que el rey Boabdil casó con una hija suya y era el principal de su Consejo”.

El otro documento fue escrito por Hernando de Baeza, intérprete de Boabdil, y por lo tanto, una fuente bastante fiable. Contó que Boabdil, en torno a 1483, “se casó é hizo solepnes bodas con una hija del rrey que su padre había degollado”. Es decir que era hija de Muḥammad X el Chiquito.

De lo poco que se sabe de la mujer de Boabdil es, que murió en la localidad almeriense de Andarax, y que supuestamente fue enterrada cerca del castillo de Mondújar.

En el Libro de Apeo y Repartimiento de Mondújar se da buena nota, a través de testigos directos, que el cuerpo inerte de la esposa de Boabdil fue traída desde Andarax a Mondújar, en verano de 1493, para ser enterrada junto a otros reyes moros. 

“como cosa tan ynportante están trasladados al pie de la dicha fortaleza, en una haça que se llama la rrauda, todos los cuerpos de los rreyes de moros que fueron de Granada al tiempo que fue de moros y después la rreyna horra mora se truxo desde andarax, después de entregada la çibdad a los señores rreyes católicos, de gloriosa memoria, a enterrar a la dicha rauda, lo qual es cosa muy notoria e çierta, y la causa del trasladarse allí los dichos cuerpos fué pretender el rrey moro que se dezía el chiquito que se le diese la dicha fortaleza para su morada y aposento, (…)“

Otro de los documentos históricos donde aparece la mujer de Boabdil, es en la denuncia promovida por Francisco Chaves, contra Doña Guiomar Acuña y sus hijos, por apoderarse de las tierras de la esposa de Boabdil. En dicho juicio, de 1509, sale a la luz el testamento de la esposa de Boabdil:

MONUMENTO A MORAYMA - LOJA 3

MONUMENTO A MORAYMA – LOJA

la hazienda de la Reina mora, muger del Rey Chiquito, la qual murió en Andarax y está enterrada en Mondújar, la qual al tiempo de su fallecimiento los mandó que se hiziecen tres partes, la una para la dicha iglesia de Mondújar que a la sazón era mezquita, la otra para el alfaquí que avía de ir ciertas vezes a hazer la çalá al macaber, donde la dicha reina estava enterrada, la otra parte para ciertas personas que avían de tener algo de la dicha hazienda, e que la dicha memoria se cumpliese…”

Fernando Audulbiri, alguacil de Mondújar a principios del siglo XVI, dijo que él sabe el lugar donde fue sepultada, «Que si necesario es que mostrará la sepultura do está enterrada». Este cementerio de reyes nazaritas estaría por donde pasa actualmente la autovía de la costa. Pero, con los movimientos de tierras realizados en 1988, todo o gran parte del campo santo, desapareció, aumentando las leyendas de Morayma.

Bibliografía principal: 

  • Romancero Viejo 
  • Anales de la Corona de Aragón – Autor: Jerónimo Zurita.
  • Historia de los bandos de los Zegries y Abencerrajes, caballeros moros de Granada, de las civiles guerras que vio en ella, y batallas singulares que se dieron en la vega entre cristianos y moros, hasta que el rey don Fernando Quinto ganó ese Reino.  Autor: Ginés Pérez de Hita.
  • Boletín del Centro artístico de Granada – 2 de enero de 1892. 
  • Libro de Apeo y Repartimiento de Mondújar – Autores: Manuel Espinar y Carlos González.
  • El pleito por la tenencia de los bienes habices de la mezquita de Mondújar. Noticias sobre el cementerio real nazarí. Autora: María Aurora Molina Fajardo
  • Un documento granadino sobre los bienes de la mujer de Boabdil en Mondújar. Actas del I Congreso de Historia de Andalucía. Autora: Joaquina Albarracín Navarro.
  • Linajes y poder en la Loja islámica. Autor: Miguel Jiménez Puertas

 

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *