MONUMENTO A WASHINGTON IRVING Se encuentra en el Bosque de la Alhambra

Monumento -- Washington Irving

Monumento — Washington Irving

Nada más atravesar la puerta de las Granadas se encuentran tres caminos, que dan acceso a diferentes puntos del recinto monumental de la Alhambra. El de la derecha, te llevará hasta el Carmen de Peñapartida y Torres Bermejas, el del centro te guiará hasta la puerta de entrada del Generalife, tras cruzar el Bosque de la Alhambra, y si subes por la senda de la izquierda, accederás a la Alcazaba de la Alhambra después de haber pasado por la Puerta de la Justicia. En este camino, se disponen varios elementos en los que merece la pena detenerse unos instantes. Destacamos Cruz del Artillero Leandro de Palencia , el Pilar de las Granadas, el pilar de Carlos V, y a mitad del camino, se alza desde diciembre de 2009 una escultura que rinde tributo al insigne escritor Washington Irving.

El Monumento a Washington Irving, se inuguró a finales de 2009 para conmemorar el 150 aniversario del fallecimiento del escritor neoyorquino.

La escultura es de estilo realista figurativo, muestra a un Washington Irving elegantemente vestido, con aire de unos de esos viajeros románticos que llegaron a Granada durante el siglo XIX.

La obra fue elaborada por el escultor Julio López Hernández, mide 2,15 metros de alto y se yergue sobre un pedestal de piedra. Está realizada en bronce fundido. Tiene un cierto tono verdoso que se mezcla con el verde natural del bosque, dando una sensación de conexión entre la escultura y el Bosque de la Alhambra

Monumento a Washington Irving

Monumento a Washington Irving

La figura de Washington Irving sostiene en su mano izquierda un cuaderno de notas, donde quedaban registradas las sensaciones durante los viajes del escritor. El literato queda flanqueado por elementos simbólicos como son un capitel nazarí, invertido, una valija de viaje y una carpeta de dibujos. A los pies Washington Irving aparece la inscripción ‘Hijo de la Alhambra’, como él se hizo llamar.

Julio López explicó que para realizar esta escultura se inspiró en el encuentro de dos mundos distintos. El de Irving, venido desde América, y el de Granada, con el que quedó “seducido”, además para López, fue un reto crear la escultura de este escritor, en cuya persona se unen realidad, y ficción, de cuya pluma salieron múltiples cuentos y leyendas ambientadas en la Alhambra, que posteriormente recorrieron el mundo entero.

Julio López presentó al Patronato de la Alhambra tres propuestas de esculturas de Irving “una es más complicada, otra, menos y otra, más elemental”. López realizó bocetos, tanto en papel como en escayola, de cómo creía que debía ser la obra. Una vez que tuvo claro. que obra se iba a realizar, la ejecuta en barro a tamaño natural. Cuando la figura estuvo terminada, se le construyó un forro de escayola y silicona. A partir de ese momento comenzó el trabajo de la Fundición Codina, que cuenta con una trayectoria de más de 130 años realizando obras para artistas. La escultura se desmontó por partes y se llevó a la fundición, convertida en bloques de escayola. De estos bloques se hizo un molde en negativo del resultado final. Se forró de cera que, al contacto con el cobre fundido, se derretiría dejando su sitio al metal, se reproducirá hasta su más ínfimo detalle. Una vez que el cobre se ha enfriado y solidificado de nuevo, las distintas partes de la escultura se sueldan, como si fuera un lego, se lijan las soldaduras y se le da un tratamiento de ácidos, la pátina, para que la obra obtenga el tono deseado por su creador.

Washington Irving (1783-1859)

Washington Irving nació, en 1783, en el seno de una familia de comerciantes neoyorquinos y era el menor de once hermanos.

Su padre le prohibía de acudir al teatro, aunque él se escapaba para verlo. Comenzó a estudiar leyes, algo que le aburría enormemente y de la que se evadía leyendo literatura.

Su trayectoria literaria comenzó con tan solo 19 años, publicando textos en la prensa. Al enfermar de tuberculosis sus padres lo enviaron a Inglaterra, país desde el que hizo algunos viajes a Europa durante dos años. En estos viajes anotaba todo lo que le llamaba la atención, perfeccionando así su estilo literario. En 1806 regresa a New York, donde comenzará su carrera como abogado, pero Irving se empeñaba en seguir escribiendo. Publicó en 1809 Historia de Nueva York donde cosecha un gran éxito de ventas y fama, siendo este el espaldarazo necesario para dedicarse y vivir de lo que escribía. A partir de 1824 comienza a escribir libros sobre personajes históricos españoles o relacionados con nuestro país. En 1829 llega a Granada como secretario de una delegación americana en España. En ese mismo año publica “Crónica de la conquista de Granada”, comienza “Leyendas de la conquista de España.” y “Cuentos de la Alhambra” que publicará en 1832. De este libro hay tres versiones, una publicada en 1832 en Estados Unidos e Inglaterra, otra editada en 1850, y una tercera póstuma impresa en 1863 que cuenta con nuevas historias de ficción.

Julio López Hernández

Julio López Hernández nació el 1 de febrero de 1930, en Madrid. Se inició muy joven en el estudio de la escultura, en el taller de orfebrería de su padre, fundado por su abuelo.

Tras la Guerra Civil inicia los estudios de Formación Profesional, Ingeniería Técnica, en la Escuela de Artes y Oficios. En 1949, entra en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, época en la que entabla una duradera amistad con los artistas Lucio Muñoz y Antonio López.

Desde los años 50 del pasado siglo participa en múltiples concursos, trabajando fundamentalmente con bronce.

Obtiene plaza de Profesor de Modelado de la Escuela de Artes y Oficios de Madrid en 1970, e ingresó como académico en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en 1986.

Fue Premio Nacional de Artes Plásticas de España en 1982. Entre sus esculturas se encuentran el “Monumento a Federico García Lorca” de la Plaza de Santa Ana (Madrid), la obra “Un pintor para el Prado”, ubicada en el entorno del Museo del Prado, y por su puesto el Monumento a Washington Irving situado en los Bosques de la Alhambra.

 

Apuntes sobre el proceso de creación  del Monumento a Washington Irving

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a MONUMENTO A WASHINGTON IRVING Se encuentra en el Bosque de la Alhambra

  1. Pingback: WASHINGTON IRVING - Almusafir - Blog

Deja un comentario