OBSERVATORIO DEL MOHÓN DEL TRIGO Una ventana al Universo

OBSERVATORIO DEL MOHÓN DEL TRIGO

OBSERVATORIO DEL MOHÓN DEL TRIGO Foto: Julio Hernández

¿Alguna vez has ido a lugares apartados de las ciudades para observar las estrellas en la mejor compañía?, ¿Has disfrutado de ese infinito techo que nos cobija?. ¿Te has puesto a buscar, con mayor o menor fortuna las constelaciones más conocidas?. Si tus respuestas son afirmativas, entonces bienvenido al club de los románticos, a la sazón, del club de los que les gusta disfrutar de la filosofía y la ciencia. A todos ellos Rincones de Granada está apuntado. Si aún no lo has hecho, no dejes pasar mucho tiempo. Es una actividad sana que te enraíza a nuestro Planeta, te acerca más a ti mismo, y a tu persona especial.

La observación del cielo, las estrellas, los planetas y en general, todo lo relacionado con el Universo siempre ha llamado la atención a la humanidad. Queremos pensar que sensaciones parecidas y preguntas similares a las que nos hacemos nosotros ahora, tuvieron que aparecer en el hombre prehistórico, comenzando de esta manera el conocimiento astronómico. 

Mucho ha llovido desde entonces. La observación astronómica en Granada empezó hace siglos. Ya desde la dominación musulmana destacaron astrónomos granadinos importantísimos para el conocimiento de la ciencia en el Al-Andalus, entre ellos destacan Abi Abdalla Ben Abi Schaker, o Hasan y Ahmad Ibn Baso. Estos dos últimos padre e hijo, que desempeñaron su trabajo en la mezquita aljama de Granada, fascinantes historias que otro día contaremos.

Sin embargo, hoy nos remontamos en el tiempo unas pocas décadas, queremos contarte algo del Observatorio del Mohón del Trigo.

El Observatorio del Mohón del Trigo se encuentra en el mismo corazón de Sierra Nevada a más de 2.600 metros de altitud, muy cerca de la imagen de la Virgen de las Nieves, y de la puerta de entrada al Pico del Veleta.

Su antecesor estuvo en Granada Capital, fue el Observatorio de Cartuja, fundado en 1902 por la Compañía de Jesús, siendo el primero de los nuevos observatorios que surgieron en el siglo XX. 

OBSERVATORIO DEL MOHÓN DEL TRIGO Foto: Jebulon

OBSERVATORIO DEL MOHÓN DEL TRIGO Foto: Jebulon

Fue creado por la iniciativa y el empeño personal del Padre Juan de la Cruz Granero. Empezó a funcionar, esta ventana al Universo, con un Telescopio Ecuatorial Mailhat, que tenía una distancia focal de 5,35 metros, una abertura de 33 centímetros y era similar al de San Fernando. 

Con este telescopio estuvieron observando fundamentalmente manchas solares, hasta la década de los 60 del pasado siglo. 

En 1964, el Jesuita Teodoro Vives Soteras propuso la construcción de un observatorio alejado de las luces de la ciudad, y pidió ayuda al experto en localización de lugares de alta calidad astronómica, Dr. Jean Rösch, que por esa época era director del Observatorio de Pic du Midi en Francia. 

En 1965 se decide el nuevo emplazamiento, que estaría junto al Albergue Universitario de Sierra Nevada, lugar donde se empezaría a construir el Observatorio Mohón del Trigo.

 Roche eligió este lugar, sobre la capa de inversión, porque los puntos más altos no son los mejores para la observación astronómica, pues suelen presentar turbulencias y fenómenos locales de acumulación de polvo y nubes.

El nuevo observatorio de Cartuja se comenzó a levantar en 1965, aunque no se terminó hasta tres años más tarde. El telescopio que se instaló en el OMT (Observatorio del Mohón del Trigo) era un reflector Cassegrain de 32 cm de diámetro cuyo manejo era totalmente manual, obsequiado por la Universidad Jesuita de Georgetown a Vives. Este telescopio fue transportado desde Estados Unidos hasta la base de Rota, por la Sexta Flota Americana.

En los últimos años de los 60, ya se habían incorporado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y al Observatorio de Cartuja los investigadores, Manuel Merlo, José María Quintana y Ángel Rolland. 

En 1971 la Compañía de Jesús vendió los terrenos del Campus de Cartuja a la Universidad de Granada. El Observatorio de Cartuja fue cedido a la Universidad y pasó a llamarse Observatorio Universitario de Cartuja. El decano de Ciencias asumió el puesto de director, y José María Quintana el de secretario general. La Universidad de Granada adquirió los derechos de uso del observatorio, si bien la propiedad del mismo siguió siendo de la Compañía de Jesús.

En julio de 1975, se fundó el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) del CSIC, con su sede provisional en el Palacio de La Madraza, donde desarrollarían dos líneas básicas de investigación: Aeronomía y Física Estelar.

Tras varios años de uso ininterrumpido del telescopio Cassegrain de 32 cm, se comenzó a gestar la idea de construir un nuevo observatorio. El Observatorio del Mohón del Trigo no solo se había quedado pequeño, sino que mucha inversión se iba a las continuas reparaciones que había que hacerle. En junio de 1980 el vetusto telescopio dejó de funcionar debido a una rotura de la línea de tensión. Menos mal que Jose María Quintana y sus colaboradores, habían conseguido financiación para crear un nuevo observatorio astronómico, que se inauguraría en la Loma de Dílar, en 1981.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a OBSERVATORIO DEL MOHÓN DEL TRIGO Una ventana al Universo

  1. Pingback: Ver las estrellas - Osho Ver las estrellas - Osho Aprendizaje -

Deja un comentario