PALACIO DE PEÑAFLOR Uno de los edificios más señeros de Guadix

PALACIO DE PEÑAFLOR - PALACIO DE LOS BARRADAS

PALACIO DE PEÑAFLOR – PALACIO DE LOS BARRADAS

El Palacio de Peñaflor o de los Barradas, es uno de los edificios señoriales que podemos encontrar en nuestro recorrido por la Guadix histórica. Destaca por encima de otras construcciones por su estructura y sus balcones volados.

El Palacio de Peñaflor se sitúa en la parte alta de la ciudad. Fue levantado entre los siglos XVI y XVII por la familia de origen portugués, Pérez de Barradas, marqueses de Cortes y Graena, y que estuvieron primeramente al servicio de Enrique IV y después de Fernando el Católico.

Francisco Pérez de Barradas, regidor perpetuo de Guadix,  obtuvo permiso de Juana I de Castilla, al igual que otros nobles, para levantar el palacio en las murallas de la Alcazaba de Guadix. Desde un principio, se pensó que  se habían derribado parte de los muros de la fortaleza califal, pero según estudios arqueológicos, al parecer, se utilizaron partes de las murallas y una torre para construir el inmueble.

Del Palacio de Peñaflor, destacan su configuración y sus grandes dimensiones, que le hacen parecerse más una pequeña fortaleza que a un palacete nobiliario.

PALACIO DE PEÑAFLOR

PALACIO DE PEÑAFLOR

El palacio presenta al exterior dos imponentes fachadas. La principal, realizada de ladrillo con aparejo inglés antiguo, una solución arquitectónica única en la ciudad, da a la actual Calle Barradas, y tiene unos treinta y cuatro metros de longitud.

La fachada está configurada como los castillos, flanqueada por dos grandes torres y con una sola puerta de acceso. La característica diferenciadora es que en la parte superior se disponen galerías de arco sobre pilares ochavados, cubiertas con forjados de par y nudillo.

En la fachada principal del Palacio de Peñaflor se encuentra la puerta de acceso, que es adintelada y sin decoración. Sobre ella, se disponen tres ventanas enrejadas, coronadas por la cruz. Los únicos elementos decorativos en esta fachada son los escudos de armas, de las familias Saavedra, Barradas, Atuguía y Zúñiga.

La otra fachada, es la que da hacia la Plaza de Santiago, está construida sobre la muralla de la Alcazaba de Guadix. Es la más modificada, está realizada con cajones de mampostería y machones de ladrillo, elementos añadidos en época moderna y cuenta, además, con un espectacular balcón.

PALACIO DE PEÑAFLOR - GUADIX

PALACIO DE PEÑAFLOR – GUADIX

El balcón que se sitúa en esquina y en voladizo es lo más característico del inmueble, fue añadido seguramente en el siglo XVIII. Está constituido con forjados de arcos parecidos a los escarzanos, apoyados sobre columnas de madera y barandilla con balaustres también de madera. Debajo del balcón se dispone un arco de descarga, actualmente cegado, que posiblemente fuera un antiguo acceso.

El interior del palacio se articula en torno a un patio porticado, de planta rectangular. Las galerías están compuestas de modernos arcos deprimidos rectilíneos, que se asientan sobre finas columnas toscanas, realizadas en mármol. En las enjutas se colocan los escudos heráldicos de las familias Ponce de León, Atuguía, Barradas, Alarcón, Bazán o Portocarrero.

Desde el patio se accede a dos sótanos abovedados. Pasando el patio, en el lado opuesto a la puerta principal, se encuentra una escalera que da acceso a las galerías superiores. Es de estilo Barroco cubierta con cúpula elipsoidal, con adornos lineales en resalte.

Las estancias tienen múltiples restauraciones, que aunque, mal ejecutadas, conservan algunas techumbres mudéjares, forjados de madera, alfarjes de tipo de jaldetas y doble orden de vigas. En una de las estancias se encuentra  un forjado apeinazado con labor de estrella y aspa. En las dependencias, que se disponen en torno al balcón, tienen alfarjes con canes lobulados y adornos de blasones pintados. Destaca la armadura del salón principal, justo sobre la entrada. En él se mantiene el forjado de limas moamares con tres tirantes apeinazados, canes de tracería de tipo gótico, y el lema “El mundo y esta son de la misma condición”.

En 2006 el ayuntamiento de Guadix decidió restaurar el Palacio de Peñaflor, para albergar en su interior el museo de Guadix, los archivos municipales y de protocolos. Las obras de restauración comenzaron en 2016, pero el constructor decidió abandonar la obra en marzo de 2017, cuando llevaba realizado el 20 % del proyecto. Aunque actualmente las obras estén paradas, esperamos que se encuentre una solución, y que podamos disfrutar de una visita por el interior de este inmueble.

 

El Palacio de Peñaflor está Inscrito como Bien de Interés Cultural  (B.I.C.) desde marzo de 1982.

 

Si quieres descubrir Guadix puedes contratar aquí, una visita guiada realizada por especialistas en Historia del Arte acreditados como guías.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario