PALACIO DEL CUZCO Destaca en él su jardín y las pinturas murales

PORTADA - PALACIO DEL CUZCO

PORTADA – PALACIO DEL CUZCO

Los tesoros naturales culturales y arquitectónicos de los pueblos del cinturón granadino deberían de ser más conocidos. Hoy recorremos las calles de Víznar, un tranquilo pueblo a tan solo 6 kilómetros de la capital. En nuestro paseo hemos descubierto verdaderas joyas. Uno de los edificios que más nos han sorprendido, es el Palacio del Cuzco.

El palacio episcopal de Víznar, es más conocido como Palacio del Cuzco. Este nombre se lo debemos, al arzobispo peruano, Juan Manuel Moscoso y Peralta, que estuvo en Granada desde finales del XVIII hasta su muerte en 1811.

Juan Manuel Moscoso era un hombre rico, con poder y bien posicionado. Emparentado directamente con la nobleza criolla. Moscoso estudió filosofía, y ejercía como alférez Real de Cuzco. Se casó a los 24 años con Nicolasa, una mujer de alta alcurnia. Tras el fallecimiento de su esposa y su primogénito al poco tiempo, se sumergió en una gran depresión. Esto le hizo entrar en el curato de Moqueagua. Fue nombrado, en Perú, obispo en 1771, y arzobispo de Granada en 1789, donde le pusieron el apelativo del “Richelieu criollo”.

PALACIO DEL CUZCO

PALACIO DEL CUZCO

El Palacio de Cuzco es un inmueble anexo a la iglesia parroquial de Víznar. Fue tradicionalmente el lugar de veraneo de los arzobispos granadinos durante mucho tiempo. Este espacio era en principio, una pequeña y modesta casa que, a finales de siglo XVIII, sufrió una gran transformación. Se incorporaron al inmueble varios solares aledaños, para ampliar la casa, la huerta, y construir un pozo. El Consejo municipal a su vez cedió dos trozos de la vía pública para que se pudiera construir un jardín. Las mayores obras fueron realizadas entre 1792 y 1795 siendo arzobispo Juan Manuel Moscoso, que se ocupó de dirigirlas.

La fachada de acceso se encuentra a la derecha de la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar. Dos grandes pilastras de mármol sostienen el frontis, coronado con los símbolos del arzobispado y el escudo de armas de la familia Moscoso y Peralta. Se intuye que, en la parte alta de los muros exteriores, hubo pinturas murales. Al traspasar el pórtico, se alza ante nuestros ojos un espectacular jardín, y un gran edificio de una sola nave.

El inmueble es de dos plantas, con grandes salas y doble galería porticada.

Las paredes de las galerías son espectaculares conservan, aún, pinturas murales de diversos temas, que van desde los mitológicos, a los costumbristas, pastoriles y cortesanos. Incluso algunos de estos murales, ilustran pasajes del Quijote.

PINTURAS MURALES EN EL PALACIO DEL CUZCO

PINTURAS MURALES EN EL PALACIO DEL CUZCO

Los murales fueron pintados por diferentes artistas, destacando entre ellos, Nicolás Martín Tenllado, no por su calidad artística sino por su modus vivendi. Tenllado era un hombre célibe, que regentaba un lucrativo negocio de chamarilería. Fue juzgado por la Inquisición, y tuvo varios pleitos por blasfemia y los insultos a la religión, que hacía mientras realizaba sus obras, dentro de conventos e iglesias.

El jardín está dividido en cuatro parcelas, bordeadas por setos y flanqueadas por paseos laterales. En la intersección de dichos paseos, se encuentra una fuente de mármol. El jardín llegó a tener más de una veintena de esculturas, y una amplia vegetación, compuesta de magnolios, rosales, granados, cipreses y abetos. La parte trasera del edificio cuenta con otro bello jardín.

El edificio interiormente disponía de diferentes salas, una sala de juegos, secretaría, comedor, y dormitorios, todos ellos decorados con una gran colección de pinturas. Además el inmueble contaba con dos cocheras, bodega, almacén, habitaciones para el mayordomo y el jardinero.

Festival De Danza Oriental Y Copla Monachil

A la muerte de Moscoso el general Leval se incautó del palacio. Con la desamortización de Mendizabal en 1840, la finca pasó a manos privadas. En 1922 la Comisión Provincial de Monumentos de Granada declaró al Palacio del Cuzco como Monumento histórico. En 1994 se declara el Palacio del Cuzco Bien de Interés Cultural. Esta propiedad está actualmente en manos privadas, y sus propietarios lo han ofertado para la construcción de un hotel de lujo.

Deja una respuesta

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario