PALACIO DEL MARQUÉS DE PORTAGO

PALACIO DEL MARQUÉS DE PORTAGO

PALACIO DEL MARQUÉS DE PORTAGO

Entre el antiguo Convento de San Francisco Casa Grande y la Iglesia de San Matías, en el barrio del Realejo, encontramos el Palacio del Marqués de Portago. Este palacio del siglo XIX hace esquina con la calle San Rafael. Es de estilo neoclásico. Tiene una fachada sencilla y agradable, adolece de elementos decorativos. Cuenta con planta baja y dos alturas, además de numerosos huecos al exterior, lo que le aporta luminosidad a pesar de encontrarse en una calle estrecha.

Su principal mérito arquitectónico es una bella escalera monumental que asciende desde el patio principal hasta los pisos superiores. Uno de los patios tiene un pequeño y sencillo pilar adosado a una de sus paredes. El Palacio está rehabilitado y en perfecto estado, conservando su valor histórico.

El Palacio del Marqués de Portago ( o Portazgo) fue habitado durante muy poco tiempo.

D. Alfonso Antonio Vicente Eduardo Ángel Blas Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Leighton, marqués de Portago, conde de la Mejorada y Grande de España nació en Londres en 1928. Hijo de un aristócrata español y de una multimillonaria dama de origen irlandés, era ahijado de Alfonso XIII.

Desde bien joven destacó por su habilidad para los deportes, practicó natación, tenis, pelota vasca, boxeo, polo, esgrima, golf, aviación y bobsleigh, deporte en el que participó en los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebraron en 1956 en Cortina d’Ampezzo (Italia). Aunque su deporte favorito siempre fue la equitación y fue campeón de Francia de carrera con obstáculos en dos ocasiones.

Aunque a Alfonso Portago no le gustaba mucho conducir, siempre estaba a la búsqueda de nuevas sensaciones y quiso probar lo que era conducir un Fórmula 1. Su talante intrépido hizo que Enzo Ferrari se fijara en él, y después de tenerlo un tiempo a prueba lo convirtió en piloto oficial. Debutó en 1956 con muy buenos resultados. Su carrera, aunque exitosa fue muy corta, ya que falleció el 12 de mayo de 1957 mientras disputaba las Mil Millas de Brescia (Italia). Así acabó su carrera a los 28 años un pionero de la Formula 1, el primer piloto español que tuvo Ferrari y también el primero que consiguió un pódium.

El Palacio del Marqués de Portago, hoy convertido en hotel, conserva todo el encanto de tiempos pasados.

Como curiosidad destacar que la calle San Matías se llamo durante un breve periodo de tiempo calle Marqués de Portago.

 Visita Salobreña

Deja una respuesta

Tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario