PALACIO DE LOS CONDES DE CASTILLEJO Una casa aristocrática cuya fachada data del siglo XVI

PALACIO DE LOS CONDES DE CASTILLEJO

PALACIO DE LOS CONDES DE CASTILLEJO

La plaza del Padre Suarez y sus alrededores, en el barrio del Realejo, aglutinan una buena cantidad de edificios y ornamentos históricos bien conservados, como son el Palacio del Marqués Villa Alegre, hoy convertido en Colegio de las Monjas Mercedarias, la Casa de Los Tiros, el monumento a Isidoro Máiquez , o el Pilar de Don Pedro. Sin embargo también cuenta con otros menos cuidados y de no menos valor histórico que los anteriores, entre ellos el palacio de Los Condes de Castillejo.

El Palacio de los Condes de Castillejo de Alazores se encuentra en la calle Ballesteros. Este edificio se construyó en el siglo XVI.

Su origen es poco conocido, aunque algunas fuentes atribuyen la portada del palacio, e incluso su trazado, al arquitecto Diego de Siloé o a su círculo cercano.

Este edificio ha pertenecido durante siglos a una dilatada estirpe nobiliaria, proveniente de los Varona, que se remonta al siglo séptimo de nuestra era. En 1691 el rey Carlos II de España concedió a Bartolomé Varona de Alarcón el título nobiliario de conde de Castillejo de Alazores, cuyo escudo aparece en la portada.

ESCUDO – PALACIO DE LOS CONDES DE CASTILLEJO

ESCUDO – PALACIO DE LOS CONDES DE CASTILLEJO

El edificio sufrió a lo largo de su dilatada historia numerosas reformas y ampliaciones. Algunas de ellas fueron realizadas a finales del siglo XIX, y otras en la segunda mitad del XX, pero aun conserva algunos elementos originales.

Del Palacio de los Condes de Castillejo, destaca su portada renacentista de piedra. La portada en esquina forma ángulo  con pilastras en las jambas, sobre las que se apoya un arco de medio punto, que se abre en chaflán, con dovelas muy marcadas.

En el tímpano de la portada aun conserva el escudo heráldico de la familia. Sobre esta pieza se abre un balcón en esquina, en la  que destaca una columna corintia estriada acanalada, con capitel compuesto y pedestal. Este elemento arquitectónico era habitual en las edificaciones nobiliarias castellanas. Las fachadas laterales presentan ventanas platerescas de escayola.

Del edificio, se conservan también, los sótanos abovedados en piedra, artesonados con vigas talladas, y un patio con columnas de mármol blanco, en cuyos capiteles se pueden ver los escudos heráldicos de la familia.

El Palacio de los Condes de Castillejo ha funcionado a lo largo de su historia como colegio, taller, oficinas, casa de ‘okupas’, e incluso la Universidad de Granada tuvo la intención de ubicar aquí un anexo al Centro de Lenguas Modernas, pero el proyecto no llegó a buen termino. Actualmente el edificio está en lamentable estado de abandono, aunque de sus fachadas cuelgan desde hace tiempo carteles del grupo Fortuny, anunciando su restauración.

Deja una respuesta

Tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario