• Síguenos

PARROQUIA DE SAN ISIDRO – GRANADA Levantada en el siglo XVII

ERMITA DE SAN ISIDRO

ERMITA DE SAN ISIDRO

En  la Avenida de Madrid en la encrucijada que forma con la Avenida de Murcia y la Avenida de Pulianas, encontramos la pequeña ermita de San Isidro. El templo fue erigido a mediados del siglo XVII, en el lugar conocido como las Eras de Cristo.

Las Eras de Cristo es el espacio situado entre la ermita de San Isidro, el río Beiro y las carreteras de Pulianas y de Jaén. El nombre de “Eras de Cristo” proviene, por un lado de haber sido durante mucho tiempo un espacio agrícola, y por otro, por haber servido de cementerio durante las epidemias de peste que asolaron Granada, en el siglo XVI. Este lugar permaneció, casi deshabitado, desde la llegada de los Reyes Católicos a finales del siglo XV, hasta principios del siglo XX, época en la que se realizó el primer proyecto municipal de ensanche de la ciudad. Durante la Dictadura de Primo de Rivera, el alcalde Marqués de Casablanca, contempló construir en este área 400 viviendas, espacios y zonas libres para el descanso y el bienestar de la población.

 

CRUZ- ERMITA DE SAN ISIDRO

CRUZ- ERMITA DE SAN ISIDRO

La ermita de San Isidro, nombrada parroquia desde 1971 se levantó, entre los años 1650 y 1651. Estuvo desde un principio adscrita a la iglesia del Cristo de la Yedra. Se construyó, como la mayoría de las ermitas, gracias a las aportaciones de la población cercana. En esta ocasión fueron los labradores los que quisieron un lugar para dedicarle culto a su patrón. Se buscó un emplazamiento muy significativo para la época, frente a una imponente cruz de piedra conocida como la “Cruz de las Eras”, colocada allí en 1590, y que ya aparece en 1613, en la plataforma de Ambrosio de Vico.

La ermita de San Isidro, fue desde sus inicios un pequeño templo, sin embargo, la parroquia que hoy podemos contemplar, es el resultado de varias reformas realizadas en la iglesia durante el siglo XIX, y a mediados del siglo XX, presentando actualmente un aspecto muy distinto al original. Prieto Moreno en 1944 dirigió las obras de rehabilitación, puesto que había quedado en un lamentable estado de abandono tras la Segunda República y la posterior Guerra Civil.

Lo primero que nos llama la atención al acercarnos a la ermita-parroquia de San Isidro son sus colores blanco y rojo del exterior, su fábrica de ladrillo revestido, y la pequeña plazoleta que se desarrolla en torno a la puerta. En el centro de este espacio se levanta sobre una grada de piedra, una cruz de hierro forjado realizada en 1990, por Fernando Morales Arroyo y diseñada por Agustín Morales Alguacil.

INTERIOR - PARROQUIA DE SAN ISIDRO

INTERIOR – PARROQUIA DE SAN ISIDRO

La portada de la iglesia es sencilla. Un arco de medio punto, flanqueado por medias pilastras de base cuadradas, da acceso al interior del templo.

Sobre la puerta se dispone una cornisa, decorada con dos pináculos terminados con esferas.

Más arriba, se abre un vano en la fachada, a modo de arco de medio punto, que da luz al interior de la iglesia, y que sirve de apoyo estético al frontón triangular partido, que se dispone sobre él.

Se remata la fachada con una espadaña, que se presenta en un arco de medio punto entre sobresalientes pilastras, terminando en un frontón triangular, con bolas de piedra a los lados y una cruz central de metal coronando el templo. Gracias a que las dovelas del arco, las molduras de las pilastras y del frontón, están pintadas de rojo oscuro, resaltan sobre el blanco de la iglesia.

Al atravesar la puerta de la iglesia de San Isidro nos encontramos con un templo con planta de cruz latina, con cúpula sobre el crucero, capilla mayor diferenciada, y cuatro capillas laterales.

ALTAR MAYOR - ERMITA DE SAN ISIDRO

ALTAR MAYOR – ERMITA DE SAN ISIDRO

Las reformas que hizo Prieto Moreno, a mediados del siglo XX, en el interior son muy patentes. Para darle esbeltez a la nave central se remodeló. Ahora se compone de dos tramos de bóvedas de aristas, cada una de ellas descansa sobre arcos de medio punto.  En esa época se le adosaron a la nave central, las cuatro capillas laterales y se añadieron nuevos motivos ornamentales.

El altar mayor, de estilo barroco, está presidido por la imagen de un Cristo Cautivo, y a ambos lados se encuentran María de la Cabeza, y San Isidro.

En los años 40 del pasado siglo también se construyeron las viviendas para el capellán y el ermitaño. Se constituyó en esos años la Hermandad provincial de Labradores y Ganaderos, y comenzó una tradicional procesión, que procesional la imagen de San Isidro junto a la de Santa María de la Cabeza, subidas en una carroza decorada con flores y tirada por dos yuntas de bueyes. Se acompañaban  por caballistas y amazonas, vestidos con trajes de campesinos y estandartes de la Hermandad.

Las mujeres, llevaban cestas con las ofrendas al Santo y solía acompañar esta romería una representación de la Hermandad del Huerto de los Olivos. Después de la procesión se sorteaba un novillo entre los labradores y ganaderos de la hermandad y se repartía pan entre los más necesitados.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario