• Síguenos

PIEDRA DEL LETRERO Abrigo de los Santos Mártires

Piedra del Letrero - Abrigo de los Santos Mártires

Piedra del Letrero – Abrigo de los Santos Mártires

El altiplano granadino, es una de las grandes zonas desconocidas de la provincia, y no digamos la parte situada más al norte de la misma. Huéscar, por ejemplo, cuenta con un gran patrimonio histórico, cultural y natural. Cada vez que visitamos esta localidad, descubrimos algo nuevo. Siempre tenemos la certeza de que regresaremos pronto, para seguir descubriendo sus encantos. Si te gusta la naturaleza y la historia a partes iguales, no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar la Piedra del Letrero, lugar conocido también como Abrigo de los Santos Mártires.

Piedra del Letrero / Abrigo de los Santos Mártires.

Entre los términos municipales de La Puebla de Don Fadrique y Huéscar, se encuentra La Piedra del Letrero. Es un abrigo natural extraplomado, fácil de ver, pues está justo en el camino que conecta Huéscar con la ermita de las Santas.

En este territorio, que ha sido asentamiento humano desde la prehistoria, dejó el hombre del neolítico su impronta a modo de pinturas rupestres. Cuestión esta (la de pintar en las rocas), que no es de extrañar, pues desde siempre la humanidad ha tenido una cierta atracción, por dejar en las piedras, algún testigo de su paso por este planeta. A su vez, es curioso comprobar la multitud de topónimos que hay en diversos lugares de España, que constatan esta relación entre el hombre y la roca. Entre ellos destacamos los de “Peña Escrita”, “Piedra Escrita”, “Tabla Escrita”, ”Cueva de Los Letreros”, “Poyo de los Letreros”, “Peña de los Letreros” o nuestra “Piedra del Letrero”. En fin…, que no somos muy originales dando nombre a los lugares. 

Abrigo de los Santos Mártires - Foto: Manuel Millán Herce Pagliai

Abrigo de los Santos Mártires – Foto: Manuel Millán Herce Pagliai

La roca donde se hayan las pinturas rupestres de la Piedra del Letrero, se encuentra dentro de un pequeño recinto vallado, a unos 10 kilómetros de Huéscar. No es excesivamente grande, apenas llega a los 6 metros de ancho, por unos 4,5 de alto, siendo su profundidad de 2,5 metros.

Todo el panel donde se localizan las pinturas rupestres parece tener una estructura triangular. Se divide en cinco sectores. 

Estos fenómenos plásticos rupestres pertenecen al tipo esquemático. Tienen unas estructuras iconográficas no realistas, y en ellas se representan la figura humana, los astros, y ciertos animales, como son los peces y posiblemente bóvidos. Estos últimos son los dibujos más singulares de la zona, pues parecen peines. 

En estas pinturas oscenses predomina el color rojo oscuro, siendo el tamaño medio de las figuras de entre 20 y 30 centímetros. Fueron realizadas en la Edad del Cobre. Cuentan con una cronología que va entre el VI y el V milenio antes de nuestra Era.

Piedra del Letrero - Abrigo de los Santos Mártires

Piedra del Letrero – Abrigo de los Santos Mártires –

Las pinturas de la Piedra del Letrero, tienen gran importancia en el estudio del arte rupestre esquemático de Granada. Fueron las primeras que se descubrieron en la provincia, en 1915, por Federico de Motos Fernández. 

Motos era farmacéutico, y a pesar de que era una persona respetada, en el ámbito de la arqueología, sus descubrimientos en el arte rupestre, fueron recogidos con recelo por parte de prehistoriadores e historiadores del Arte. Las pinturas no estaban dentro de lo que se consideraba, en la época, los cánones de “belleza” rupestre, como eran por ejemplo, las de Altamira.

Fue precisamente Federico de Motos, quien hizo de guía y acompañó, entre 1911 y 1915, al francés Henri Breuil, y a Juan Cabré, por buena parte del altiplano granadino, Murcia, Albacete y Almería, descubriendo cuevas y abrigos con arte rupestre denominado Levantino.

Sin embargo, fueron las investigaciones de Breuil, realizadas en 1935, sobre la Piedra del Letrero las que arrojaron más luz sobre este singular arte rupestre, que a día de hoy sigue teniendo muchas incógnitas. El francés realizó los calcos de las pinturas. Encontró similitudes con las pinturas rupestres de Vélez Blanco.

Piedra del Letrero - Abrigo de los Santos Mártires - Foto: Manuel Millán Herce Pagliai

Piedra del Letrero – Abrigo de los Santos Mártires – Foto: Manuel Millán Herce Pagliai

Como curiosidad comentar que, aunque las pinturas fueron “descubiertas” para el mundo científico, a principios del siglo XX. Lo cierto es que desde antaño se conocía la existencia de las mismas. El propio Henri Breuil, cuenta en su libro “Les peintures rupestres schématiques de la Peninsule Iberique”, que los lugareños creían que, estas pinturas, habían sido hechas con la sangre de las santas mártires, Alodia y Nunilón. 

Las pinturas y las paredes de la cavidad están muy mal conservadas. Esto es debido a que se ubican en el camino de las Santas, muy transitado, sobre todo, durante las procesiones de Santa Alodia y Santa Nunilón. También porque los desaprensivos mojaban las pinturas, incluso con Coca-cola, para verlas mejor.

No se han hallado restos arqueológicos, ni presencia de asentamiento humano, asociado al arte rupestre del Abrigo de la Piedra del Letrero.

Las pinturas rupestres de la Piedra del Letrero, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998.

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *