PLACETA TORRES MOLINA

PLACETA TORRES MOLINA

PLACETA TORRES MOLINA

La placeta que homenajea al fotógrafo Manuel Torres Molina, se encuentra en pleno barrio del Albaicín. Está custodiada por uno de los torreones de la muralla zirí, la Iglesia de San Juan de los Reyes y su alminar, construido en el siglo XIII. 

Este espacio público, cuenta con una cartela realizada de azulejos de Fajalauza, e instalada en la puerta de lo que fue su vivienda, el carmen de la Purificación de Ntra. Señora, en la que se puede leer:

Homenaje de los poetas y artistas granadinos a D. Manuel Torres Molina. 

El mejor cantor gráfico de los cármenes.

Primavera 1968.

PLACA - PLACETA TORRES MOLINA

PLACA – PLACETA TORRES MOLINA

Manuel Torres Molina

Manuel Torres Molina, fue uno de los principales fotógrafos documentalistas, de Granada, en la primera mitad del siglo XX. Sin su aportación, hubiera sido muy difícil comprender los acontecimientos políticos, sociales y culturales de la época, los daños sufridos en Granada, durante la Guerra Civil, y como eran muchos de los cármenes del Albaicín.

Manuel Torres Molina, nació en septiembre de 1883 y murió en 1967, a los ochenta y cuatro años. Pertenecía a una familia de fotógrafos. Su tío, J. Torres García, era propietario de un estudio fotográfico, donde el joven Torres Molina se inició en el apasionante mundo de la fotografía. 

Con tan solo 22 años consiguió su primer premio con una medalla de oro, en la Exposición de Bellas Artes.

En 1907, Manuel Torres Molina, se estableció por su cuenta, abriendo un “Photo Studio”, en la Acera del Casino nº 7. El local contaba con un laboratorio donde preparaba, él mismo, las emulsiones de su material fotográfico. 

ANUNCIO - PHOTO STUDIO

ANUNCIO – PHOTO STUDIO

En 1916 fundó la primera Escuela Oficial de Fotografía de España, asociada a la Escuela de Artes y Oficios. En ella dio clases de fotografía artística hasta su jubilación, en 1953.

Además de dedicarse a la docencia se encargó de los trabajos que salían en el estudio fotográfico. También trabajó como fotógrafo de periódicos locales, en el Defensor de Granada, Granada Gráfica, Noticiero Granadino, Hoja del Lunes e Ideal, y con otros nacionales como el ABC, Mundo Gráfico, La Vanguardia, La Unión Ilustrada, y El Sol.

INCENDIO DEL PERIÓDICO IDEAL

INCENDIO DEL PERIÓDICO IDEAL

Manuel Torres Molina, desde sus inicios, colaboró con un sinfín de revistas. Entre ellas queremos destacar; la revista Granada, un magazine mensual e ilustrado para el fomento del turismo, que salió en 1915, La Esfera en 1916, y la revista Reflejos, en 1924.

El hecho de que Torres Molina fuera un personaje conocido por su profesión, facilitó que se le abrieran las puertas de muchos cármenes privados, cuyos interiores fotografió. Francisco Prieto-Moreno echó mano de las magníficas imágenes de Torres Molina, para ilustrar su libro Jardines de Granada.

También colaboró junto con el pintor Wynne Apperley, para que el escritor Simón García Martín del Val, publicara su libro “La cuatrería en el campo andaluz”.

Entre las inquietudes artísticas de Torres Molina se encontraba la iluminación. A él se le encargó, en 1928, la iluminación y la fotografía de la obra teatral “El gran teatro del mundo”, que se representó en la plaza de los Aljibes, como colofón final de las fiestas del Corpus de ese año. Manuel de Falla y Ángel Barrios fueron los responsables de la ilustración musical del acto.

Antes de la Guerra Civil, Torres Molina, fotografió y documentó la mayoría de los monumentos de Granada, inmuebles que serían vueltos a fotografiar durante la Guerra Civil. Este trabajo sirvió para que se pudieran restaurar muchos monumentos de la capital. Con dichas fotos, el Servicio Artístico de Vanguardia, del bando franquista, inauguró el 2 de Enero de 1938,  -en plena contienda bélica- una exposición titulada “Imágenes y obras de arte destrozadas por los rojos”.

 

GUERRA CIVIL - LA ALPUJARRA 2

GUERRA CIVIL – LA ALPUJARRA

En 1940 el arquitecto y conservador de la Alhambra, Leopoldo Torres Balbás, encargó a Torres Molina que fotografiase todas las intervenciones que se estaban llevando a cabo en la Alhambra. Esto dio como resultado una magnífica serie documentada que abarca trece años de trabajo del arquitecto, dotando a Granada de un extenso archivo fotográfico de gran valor histórico y científico. Torres Molina no solo documentó las intervenciones de la Alhambra, sino también las realizadas en la ciudad, entre ellas en la casa del Chapiz, Corral del Carbón, Bañuelo, Puente del Cadi, la demolición del colegio de San Fernando, etc.

El 30 de noviembre de 1949 el Gobierno español le concedió la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, y la corporación municipal granadina le dio su nombre a una calle. También le fue concedida la medalla de oro al Mérito al Trabajo.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *