PLAZA DE LAS PASIEGAS Su nombre hace referencia a las mujeres cántabras que llegaron a Granada

PLAZA DE LAS PASIEGAS

PLAZA DE LAS PASIEGAS

Uno de los lugares con más tránsito de Granada es la Plaza de las Pasiegas. Una plaza de forma trapezoidal que queda entre las puertas de La Catedral y La Plaza de Bib-Rambla, y que desde sus inicios ha sido punto de encuentro.

La Plaza de las Pasiegas surge a finales del siglo XVII cuando se derriban los Colegios de San Miguel, dedicado a la educación de hijos de moriscos, y el de Santa Catalina, dedicado a los estudios preparatorios de las carreras universitaria y eclesiástica.

A este nuevo solar se le llamó Plaza de las Flores, en alusión al mercado de flores allí establecido.

En 1946 la plaza se pavimentó con grandes losas de piedra procedentes de Sierra Elvira y se construyeron las escalinatas, según el proyecto del ingeniero de Caminos José Pérez Pozuelo y del arquitecto municipal Luis Álvarez Cienfuegos.

Para el nombre de Plaza de las Pasiegas, instituido a principios del siglo XIX, hay dos posibles orígenes.

– Según algunos historiadores, como Gallego Burín, el nombre se debe a que varias mujeres de la comarca del Pas (Cantabria), instalaron allí sus comercios de tela.

PLAZA DE LAS PASIEGAS

PLAZA DE LAS PASIEGAS

– Según otros autores el nombre hace referencia a las nodrizas (también conocidas como amas de cría o amas de leche), procedentes del valle cántabro, que amamantaban a los hijos de los burgueses granadinos por este lugar, durante gran parte del siglo XIX.

Estas robustas mujeres, a veces llamadas “Normandas españolas”, abandonaban su hogar y su familia, después de haber parido y amamantado a su hijo durante unos meses. La mísera situación en la que vivían las arrastraba a ganarse la vida amamantando a los hijos de los burgueses y se dirigían a lugares, como Granada, Madrid, o Sevilla. Durante el trayecto, que duraba varias semanas, se llevaban un perrito recién nacido, al que daban de mamar durante toda la expedición, para que no se les cortara el flujo de leche. Una vez llegaban a Granada, se hacían ver por la Plaza de las Flores, donde  eran contratadas, por necesidad o por ‘capricho’, por las mujeres de la burguesía granadina a punto de ser madres. Las nodrizas debían pasar un reconocimiento médico y sin su aprobación no se les entregaba al bebe. Los niños en muchas ocasiones eran amamantados en la misma plaza. Las mujeres se sentaban en el suelo, o en las piedras que forman el borde de los portales.

Una vez finalizada la estancia de la nodriza pasiega en Granada, regresaba a su lugar de origen. Parte del dinero ahorrado servía para pagar a la nodriza que se había  quedado con su niño en el pueblo.

Casa Rural el Secreto del Olivo

Desde Rincones de Granada queremos hacer este reconocimiento a vendedores, comerciantes, nodrizas…, y a todas las personas que han formado parte durante siglos de la Plaza de las Pasiegas convirtiéndola en un punto de referencia de la capital granadina. Si te has quedado con ganas de saber más sobre la Plaza de las Pasiegas y sus alrededores, te animamos a que hagas el Paseo guiado: Historia de la transformación de Granada

Deja una respuesta

Tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to PLAZA DE LAS PASIEGAS Su nombre hace referencia a las mujeres cántabras que llegaron a Granada

  1. Pingback: CATEDRAL DE GRANADA - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario