PUENTE ROMANO DE COLOMERA Un viaducto construido probablemente durante el siglo II

PUENTE ROMANO DE COLOMERA

PUENTE ROMANO DE COLOMERA

Colomera es un pueblo que cuenta con casi dos mil años de existencia. Sus habitantes, han dejado a lo largo de su dilatada historia, huellas que hoy en día perduran, y que cada cultura ha ido adaptando a sus gustos y necesidades. El mismo topónimo del pueblo, nos vale de ejemplo. Colomera proviene de la palabra romana “Columbaira”, que se puede traducir como tierra de palomas. En el siglo X, los árabes la adaptaron y la llamaron Qulunbayra, y tras la conquista de Granada el nombre se castellanizó a Colomera.

Muchas de las construcciones también sufrieron la misma suerte. Algunas se modificaron y adaptaron según la cultura predominante de la época. Sin embargo, queda un elemento en Colomera, que ha pervivido inalterable casi desde su construcción, el Puente Romano de Colomera, que lleva en pie más de 1800 años.

Se ha extendido la idea de que el Puente de Colomera formaba parte de la Vía Agusta Romana, sin embargo, si atendemos a los libros y estudios arqueológicos que tratan el tema, no podríamos afirmar tal cosa, ni que formara  parte de otras calzadas de cierta importancia del imperio. Recordemos que la Vía Augusta era el eje fundamental, que unía las capitales de los cuatro conventos jurídicos (Gades, Hispalis, Corduba y Astigi) y resultaba estratégica para los movimientos militares, el comercio, la burocracia y el correo.

MOLINO HARINERO - PUENTE ROMANO DE COLOMERA

MOLINO HARINERO – PUENTE ROMANO DE COLOMERA

Esta villa se encuentra, como mínimo, a 2 leguas (unos 10 kilómetros) de la vía pecuaria “Vereda del Camino Real de Madrid”, y más distante aun de las villas de Calecula, cerca de Íllora, o Ilurco próximo a Pinos Puente, por donde sí pasaba la calzada romana.

Por lo tanto, esta parte de la Comarca de los Montes Orientales, disfrutó de una moderada tranquilidad desde la época romana hasta finales del siglo XIV. Eso sí, Colomera pudo tener en ciertas épocas, un importante tránsito de mercancías, comerciantes, soldados etc…

El Puente Romano de Colomera se encuentra a las afueras del pueblo, en dirección al embalse de la localidad, y  dentro en la Ruta de las Fortalezas. Esta ruta hace un estupendo recorrido desde el Castillo de Láchar hasta el Castillo de Colomera, pasando por la Torre de Romilla, las Torres de Santa Fe, la Torre de Albolote, y la Ermita de los Tres Juanes.

El viaducto se construyó, probablemente, durante el siglo II de nuestra era, para poder salvar el río Colomera, y acceder hasta la zona del asentamiento urbano. Está cimentado sobre la mismas rocas del río. Tiene una longitud total de 16 metros. Su tablero pavimentado con cantos rodados del río tiene una anchura de 3,80 metros. Presenta una bóveda escarzana realizada con rocas de sillería, que deja ver 12,50 metros de luz. Los Tímpanos y los estribos del puente son también de sillería, y sus pretiles alomados son de gran robustez.

Croquis del Puente Romano de Colomera

Croquis del Puente Romano de Colomera

A escasos metros del puente romano, en el cauce del río, se encuentran los restos de un antiguo molino harinero que abastecía de pan al pueblo. Pero no era este el único molino movido por las aguas del río, que tenía la villa. Colomera tuvo 3 molinos harineros y un molino de aceite cerca del lecho fluvial. Contaba además con otros dos molinos movidos por animales.

Frente a la calzada nos encontramos con la visión de espectaculares rocas calizas y margas de gran belleza. En estos relieves creados durante el Jurásico y el Cretácico podremos ver como las placas se levantaron y se doblaron sobre si mismas, hace millones de años.

PARQUE DE LAS CIENCIAS

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario